Para qué sirve la leche de soya

Como su nombre lo dice, la leche de soya es una bebida de origen vegetal, la cual se obtiene por medio de las semillas o granos de soya. Estas semillas deben de ser remojadas en agua, para luego molerlas y filtrarlas, dando como resultado una bebida de color blanquecino.

Al ser un excelente sustituto para la leche común, la de soya se ha convertido en una de las bebidas vegetales más populares en todo el mundo. Esto también conlleva a que la podemos adquirir de manera fácil en cualquier supermercado, aunque también podemos hacerla por nuestra cuenta si así lo deseamos.

En ciertos casos, dentro de los mercados la podemos encontrar elaborada a partir de otras semillas, tales como cereales o frutos secos. Independientemente de los ingredientes, lo que destaca de esta bebida basada en vegetales, es las ventajas que ofrece a nuestro organismo, las cuales estaremos destacando posteriormente.

Propiedades de la leche de soya

Como se hizo mención anteriormente, esta bebida se produce a base de soya, y no necesita de gran esfuerzo para poder producirse desde la comodidad de nuestros hogares y con utensilios básicos.

Los elementos que más destacan en la leche de soya, son sus cualidades dietéticas, las cuales explicaremos a continuación:

  • Contiene una baja cantidad de grasas, siendo estas más saludables que la de la leche de vaca, debido a que son insaturadas
  • Sus calorías son pocas y llegan a ser la mitad de las que contiene la leche de vaca
  • Aporta aminoácidos
  • No contiene colesterol malo
  • Brinda un excelente aporte de vitaminas, tales como la B1, B2, B6 y ácido fólico-B9
  • Su consumo es para cualquier persona, incluso las que cuentan con intolerancia a la lactosa
  • Carece de gluten
  • Contiene unas hormonas vegetales que reciben el nombre de fitoestrógenos

Beneficios que obtendrás al ingerir la leche de soya

La leche de soya cuenta con una amplia cantidad de beneficios que pueden brindar a la persona, entre los cuales tenemos los siguientes:

Rebaja el colesterol LDL y aumenta el HDL

Según los estudios científicos que se llevaron a cabo de la mano de investigadores canadienses, se pudo determinar que un 70% de las personas que consumen al menos tres vasos de leche de soya, lograron disminuir en un 10% el colesterol malo, conocido también como LDL. Por otro lado, también lograron aumentar el colesterol bueno (HDL).

Fortalece las paredes de los vasos sanguíneos

La leche de soya cuenta con fitonutrientes y antioxidantes, dos elementos que se adhieren a los revestimientos de las paredes de los vasos sanguíneos, protegiendo a las células de los ataques de los radicales libres y los depósitos de colesterol. En pocas palabras, es gran ayuda para la protección de los vasos sanguíneos de lesiones y hemorragias.

Promueve la pérdida de peso

Probablemente sea un beneficio más apreciado por las mujeres. Al contar con un contenido bajo de azúcares, la leche de soya es mucho más baja en calorías. Por otro lado, las grasas monoinsaturadas inhiben la absorción de la grasa por parte del intestino, trayendo una gran ventaja para la pérdida de peso.

Gracias a la dosis extra de fibra que tiene esta bebida, la persona que la ingiere puede llegar a sentir una sensación de saciedad durante periodos más largos.

Previene el cáncer de próstata

El fitoestrógeno es un componente que se encuentra en la leche de soya. Este ayuda a inhibir la producción de testosterona en los hombres, lo cual puede reducir de manera significativa el riesgo de cáncer de próstata.

Esto se logró demostrar a través de algunos estudios, en donde se llegó a la conclusión de que los hombres que tienen una dieta rica en soya, tienden a ser menos propensos a desarrollar cáncer de próstata.

Previene síndromes de la postmenopausia

Cuando una mujer pasa por la menopausia, significa que la producción natural de estrógenos se reduce, creando ciertos problemas en la salud, llegando a ser estos de mayor riesgo en aquellas que se encuentran en la postmenopausia, debido a que pueden desarrollar enfermedades cardiacas, diabetes obesidad.

Un excelente sustituto para la falta de la producción de estrógeno, son los fitoestrógenos que se encuentran presentes en la leche de soya, siendo una bebida ideal para prevenir y aliviar los síntomas postmenopausales.

Previene la osteoporosis

La edad de las personas y sus hormonas, se relacionan con la osteoporosis. A pesar de que la soya no tiene grandes cantidades de calcio, sus fitoestrógenos ayudan a acelerar la absorción de los mismos en el cuerpo, lo cual ayuda a prevenir la pérdida de masa ósea.

No tiene lactosa

Una buena parte de la población mundial tiene intolerancia a la lactosa, siendo algunos casos mucho más graves que otros. La leche de soya puede llegar a ser una gran alternativa ante la leche de vaca, sin contar que la primera ofrece algunos beneficios adicionales, como dos azúcares llamados refinosa y estaquiosa. Estos ayudan a mejorar el sistema inmunológico y a eliminar sustancia tóxica en el cuerpo.

Tiene efectos beneficiosos sobre el cabello y la piel

Esta bebida cuenta con una gran presencia de isoflavonas y vitaminas. Ambos componentes ayudan a estimular la formación de células nuevas. Por esta razón, la leche de soya trae efectos positivos a las personas que sufren de problemas de acné, en especial cuando dichas manifestaciones cutáneas son ocasionadas por desórdenes hormonales.

Consecuencias del consumo excesivo de la leche de soya

Ya habiendo señalado todos los beneficios de la leche de soya, lo más probable es que tengas considerado en adoptar esta bebida como la principal en tu dieta, llegando al punto de ingerirla en grandes cantidades para obtener mejores resultados.

Sin embargo, esto puede llegar a ser lo contrario. Numerosos estudios afirman que ciertos niveles de consumo de soya, pueden llegar a producir ciertos efectos negativos en el organismo, trayendo como consecuencia algunos contras que explicaremos.

La leche de soya tiene muy poco calcio

Está claro que la leche de soya aporta ciertas ventajas extras si la comparamos con la leche de vaca. A pesar de ello, si llega a ser un sustituto definitivo, pueden no ser tan beneficioso, debido a que tiene un bajo contenido de calcio y vitamina D.

Antinutrientes

Ciertos expertos están de acuerdo en que la soya es el alimento más rico en anti-nutrientes. Esto no es bueno precisamente, debido a que tiene un alto contenido de ácido fítico, siendo el causante en reducir la absorción de minerales esenciales para nuestra salud, tales como el calcio, magnesio, hierro y zinc.

Transgénico

Una gran parte de la soya se produce para ser comercializada por medio de cultivos transgénicos. Los estudios de alimentos que son modificados genéticamente, apenas son recientes, por lo que no se ha llegado a una conclusión clara.

En el caso de la soya, esta podría llegar a causa problemas graves a la salud, tales como la infertilidad, cáncer, osteoporosis, depresión y problemas cardiacos. Por otro lado, se ha logrado comprobar que la soya es uno de los alimentos que más causa alergias en los niños de siete años, cuyos síntomas pueden ser una simple picazón hasta un shock anafiláctico, siendo este el peor de los casos.

Desordenes digestivos

La soya tiene inhibidores de la tripsina, siendo esta una de las principales enzimas digestivas producidas por el páncreas. Por esta razón, puede llegar a provocar hinchazón en el estómago, flatulencia y diarrea.

tags:

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *