Para Qué Sirve la Lupa?

Existen infinitas cantidades de objetos difíciles de captar por el ojo humano. El tamaño máximo angular que una persona puede captar con sus ojos aumenta cuando acercamos el objeto en cuestión al ojo; ¿pero qué pasa cuando esto no es posible? ¿Qué función cumple y para qué sirve la lupa?

La palabra Lupa -lente de aumento-, proviene del término francés Loupe. A principios del siglo XIV, este término significaba Piedra preciosa de transparencia imperfecta.

Como concepto general, una lupa es fabricada con la función de aumentar visualmente el tamaño del objeto que se mire a través de ella. Pues bien, la lupa es una herramienta óptica compuesta de una lente convergente de enfoque corto; que se encuentra dotada de una montura especialmente adaptada al fin para el cual sea utilizada. Dependiendo del contexto, puede variar el uso y funciones de la lupa.

¿Cómo funciona la lupa?

La mencionada lente convergente provoca un desvío de la luz incidente; de manera que esta forma una imagen virtual magnificada del objeto ubicado detrás de la misma. A la imagen aumentada que produce la lupa se le llama virtual puesto que los rayos que parecen venir de la misma no atraviesan realmente la lupa.

En vista de que la principal función de la lupa es la de proporcionar a las personas una visión ampliada de un objeto.

Aun así, el ojo del cuerpo humano no puede enfocar distancias excesivamente cercanas. Es en este momento donde interviene la lupa, la cual simplemente superponiéndose al ojo puede enfocar y acercar el ojo al objeto propiamente hablando.

Asimismo, existen distintos tipos de lupa de acuerdo a su potencial de aumento y diversas curvaturas. En este caso, las lupas más potentes son las que mantienen un diámetro mayor, puesto que hacen posible una mayor curvatura de las superficies. Por ende, el cristal es más estrecho en el área periférica y más grueso en el centro.

En la mayor cantidad de casos, las lupas se encuentran encajadas en un soporte circular que puede o no estar dotado de un mango que facilita su manejo y agarre.

En estos casos, también interviene el factor de qué uso y aplicación se le dará a la lupa; sea para lectura, para relojería, y la filatelia, por ejemplo.

También existe la denominada lupa eléctrica o electro-lupa, cuyo uso se destaca en la ingeniería moderna; como en la ingeniería naval, aeronáutica, y nuclear desde los comienzos del siglo XX.

En usos más rudimentarios, la lupa puede ser utilizada para encender fuego. Esto es posible logrando que la luz solar atraviese la lupa en un ángulo preciso. Es una forma económica y además simple de hacer una fogata, puesto que una lupa no sufre de mayores desgastes como otros instrumentos o combustibles; y solo necesitarás una buena ubicación y abundante luz solar.

Historia de la Lupa

La lupa no surgió simplemente porque sí. La historia de la lupa se remonta a 1266, cuando el filósofo, teólogo y fraile franciscano, Roger Bacon, talló las primeras lentes en forma de lenteja. Lo siguiente que hizo fue enmarcar las lentes en una armazón, años después, entre 1285 y el año 1300.

Más adelante, otros decidieron que era buena idea colocarles otros tipos de marcos o bordes, en materiales como madera, hierro, cuero o plomo. Para esa época, se empleó la lupa por personas con trabajos rigurosos y minuciosos como los relojeros, joyeros, y mercaderes  de tejidos.

En un inicio, los lentes o gafas fueron diseñados basándose en el principio fundamental de las lupas. Los primeros lentes fueron hchos de cuarzo y aguamarina. Sin embargo, a medida que la demanda fue incrementándose, se hizo primordial fabricar vidrio óptico; aunque este resultaba sumamente peligroso pues se quebraba fácilmente. Fue a partir de entonces cuando los anteojos comenzaron a evolucionar según creían las necesidades de la sociedad en cuestión.

Fue así como surgieron, a finales del siglo XIII, las primeras lentes convergentes al norte de Italia; donde las tecnologías de pulido de los cristales eran muy sofisticadas.

En principio, gracias a la invención de las lupas también se dio el origen a los microscopios, binoculares, telescopios y catalejos.

Usos de la Lupa

La Lupa como herramienta médica y científica

Las lupas pueden ser usadas para encajar en microscopios usados por científicos químicos y biólogos como herramienta para realizar investigaciones de vanguardia. Asimismo, la investigación médica y bioanalista también amerita el uso del microscopio para el análisis de sangre, otros fluidos y tejidos corporales. Los lentes de un microscopio, por supuesto, son mucho más potentes que los lentes de lupas comunes, aumentando miles de veces el tamaño de los objetos; con lo que es posible visualizar distintos elementos y organismos imposibles de captar por el ojo humano. Inclusive, ahora existen algunos microscopios con cámaras integradas capaces de grabar las imágenes captadas.

La Lupa como herramienta profesional

En algunos ámbitos profesionales, como es el caso de la joyería y la fotografía, se usan lupas para hacer ciertas labores. Por ejemplo, en el caso de los joyeros,  se necesitan lupas para analizar las piedras preciosas. Este tipo especial de lupa están fabricadas con tres lentes de aumento diferentes enmarcados en un cilindro plástico. Al ver las impurezas e imperfecciones de las joyas, se puede verificar el valor de diversas piedras preciosas. Los fotógrafos, por su parte, mayormente en el pasado, usaban las lupas para editar y revisa las fotos; así como visualizar el grano de la fotografía y predecir su grado de nitidez al aumentarla.

Las lupas de uso doméstico

No es extraño ver personas usar lupas en el hogar para resolver pasatiempos, hacer manualidades y confecciones y de apoyo en diversas actividades. Son ampliamente usadas por coleccionistas de monedas para detectar detalles y grabados en las mismas.

Los coleccionistas de estampillas usan las lupas para revisar las condiciones y el grado de autenticidad de las mismas. Asimismo, las costureras utilizan lupas para ayudarse en sus bordados, costuras y tejidos. Por último, las lupas también son usadas para detallar mapas y leer letras pequeñas en documentos de carácter legal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *