Para Qué Sirve la Menta?

La popular y refrescante hierba conocida como Menta tiene incontables beneficios. ¿Pero conoces para qué sirve la Menta en realidad? Sus ventajas más notables incluyen la digestión adecuada y la pérdida de peso, el alivio de las náuseas, depresión, fatiga y dolor de cabeza. Se utiliza en el tratamiento del asma, la pérdida de memoria, y los problemas de cuidado de la piel.

Este conocido ambientador del aliento es científicamente conocido como Menta y tiene más de dos docenas de especies y cientos de variedades. Es una hierba que ha sido empleada generación tras generación, debido a sus notables propiedades medicinales.

Para qué sirve la Menta – Usos de la Menta

Algunos tipos de hojas de menta como la Mentha piperita L, Mentha arvensis L y Menta spicata (menta verde) se cultivan a menudo para producir aceites esenciales que se utilizan con el propósito de abastecer la industria de licores y confitería; especias; la producción de perfumes y como fragancia y saborizante.

Además de ser muy útil para este fin, las hojas de menta también se pueden utilizar como repelente de insectos; ya que contiene aceites esenciales que son sustancias no favorecidas por los insectos. La familia de la menta consiste en cerca de 4000 especies, que se han propagado casi por todo el mundo.

Propiedades de la Menta

Los aceites esenciales y extractos de las hojas de menta son fuentes naturales de antioxidantes y compuestos biológicamente activos. Los aceites esenciales y extractos contienen gran cantidad de fitosterona, ácidos fenólicos, triterpenos, flavonoides, antocianinas, saponinas y carotenoides.

Al aceite esencial contenido en las hojas de menta se le llama aceite de menta. Las hojas de menta han sido utilizadas por la raza humana por un período que sobrepasa los dos mil años.

El mercado está lleno de productos como pastas dentífricas, gomas de mascar, purificadores de aliento, dulces e inhaladores que tienen menta como su elemento base.

Beneficios para la salud de las hojas de menta

Muchas personas alrededor del mundo nos encontramos habituados con los usos de la menta como agente refrescante; pero tiene mucho más para ofrecer que solo eso. Los beneficios para la salud de la menta incluyen lo siguiente:

Ayuda en la digestión

La menta es un aperitivo bastante fresco y que sirve para limpiar el paladar, al mismo tiempo que fomenta el proceso digestivo. Asimismo, provee alivio el estómago en caso de indigestión o inflamación. Cuando el estómago se siente enfermo, beber una taza de té de menta puede darle alivio. Además, es de gran ayuda para personas que viajan extensas distancias a través de avión o de barco; puesto que el aceite de mentol puede ser calmante no solo para las náuseas sino también para el mareo relacionado a estos viajes.

Incluso, el perfume de la menta precipita las glándulas salivales en la boca, así como aquellas glándulas que producen las enzimas digestivas; proporcionando así facilidades para la digestión. Estos atributos son la razón trascendental por la cual se usa la menta tan ampliamente en las artes culinarias. Son numerosos los países que introducen la menta como parte de sus aperitivos o como parte de los limpiadores de paladar, los cuales se degustan antes de probar el plato principal, para así poder digerir la comida cómodamente.

Trata las náuseas y el dolor de cabeza

Las hojas de menta, especialmente aquellas recién trituradas ayudan a lidiar con las náuseas y el dolor de cabeza. La fragancia enérgica y fresca de la menta es un remedio fulminante y poderoso contra las náuseas. Si se utiliza el aceite de menta o cualquier otro producto que tenga un sabor a menta, se puede tener por seguro que los problemas de estómago se verán, en cierta medida, aliviados.

Inclusive, son muchas las personas que poseen aceite de mentol o productos con sabor a menta con ellos a su alcance rápido para evadir las náuseas. Al mismo tiempo, los bálsamos fabricados a base de menta o aceite de menta pueden frotarse en la frente y la nariz para ofrecer un alivio eficaz si padecemos un dolor de cabeza. Por si fuera poco, esta hierba es un calmante natural, por lo que es posible encontrar un gran alivio a la inflamación y el incremento de temperatura que a menudo tiene relación con dolores de cabeza y migrañas.

Previene los Trastornos Respiratorios

La mente posee un aroma fuerte y sumamente eficiente a la hora de aclarar la congestion nasal, de garganta, bronquial y de los pulmones; motivo por el cual ayuda al alivio de los trastornos respiratorios que suelen aparecer a causa del asma y del resfriado común.

Mientras la menta se va enfriando y produce el alivio de no solo la garganta, sino también de la nariz y otros canales respiratorios, alivia igualmente la irritación que ocasiona la tos crónica; motivo por el cual existen muchos bálsamos basados en la menta. Esto cambia en los inhaladores, que se basan en aerosoles, considerandose los de menta como componente fundamental los más eficaces y amigables con el medio ambiente.

Trata el asma

El uso habitual de la menta es muy provechoso para aquellos que padecen de asma, ya que es un gran relajante y alivia la congestión. Dicho esto, el uso excesivo de la menta para este fin también puede irritar la nariz y la garganta.

Ayuda en la lactancia materna

Para muchas mujeres, la lactancia materna es una parte hermosa de criar a un niño, pero este proceso puede lastimar sus senos y pezones. Ciertos estudios han confirmado que el aceite de menta puede minimizar las grietas y aplacar la dolencia de los pezones que a menudo acompañan a la lactancia materna.

Reduce la Depresión y la Fatiga

La menta es un estimulante natural y tan solo su olor puede ser suficiente para cargar la persona de energía y conseguir que su cerebro funcione a un nivel óptimo de nuevo.

Si tienes la sensación de lentitud, ansiedad, depresión o bien te encuentras agotado, el aceite esencial y la misma menta podrían ofrecerte alivio; ya que puedes ingerirlo o aplicarlo de forma tópica como bálsamo, o inhalarlo como vapores.

Una forma popular de obtener buenos resultados de una manera fácil es poner unas gotas de aceite esencial de menta o aceite de mentol en la almohada por las noches; y dejarle trabajar en el cuerpo y mente mientras se duerme.

Protección de la piel

Mientras que el aceite de menta es un buen material antiséptico y antiprurítico, el jugo obtenido de la menta es un excelente limpiador de la piel; puesto que la calma y le ayuda a curar las infecciones y picazón.

No solo es un buen agente para calmar las espinillas, sino que puede incluso aplacar algunos de los síntomas del acné. Sus propiedades anti-pruriginosas pueden utilizarse para tratar picaduras de insectos como las de mosquitos, abejas, avispones, avispas y mosquitos. La sensación de enfriamiento le aliviará de la irritación y la constante necesidad de rascarse; y la naturaleza anti-inflamatoria de la menta reducirá la hinchazón.

De esta misma manera, el aceite de menta es a menudo un compuesto primordial de los insecticidas y repelentes de insectos, como las velas de citronela; porque el aroma fuerte es poco atractivo para la mayoría de los insectos.

Previene la pérdida de memoria

Un estudio reciente exploró los efectos que la menta tiene sobre el estado de alerta, la retención y la función cognitiva. Se descubrió que las personas que consumen con frecuencia la goma de mascar, en la que el ingrediente activo principal es la menta, tenían mayores niveles de retención de la memoria y estado de alerta mental que aquellos que no lo hicieron. Las cualidades estimulantes de la menta, una vez más, han demostrado una razón más por la cual masticar goma cuando estamos distraídos.

Contribuye a la pérdida de peso

Aparte de todos los otros beneficios para la salud de la menta, también puede ayudar en el proceso para perder peso de una manera saludable. La menta es un estimulante, como ya se ha indicado, pero además estimula las enzimas digestivas que absorben los factores nutritivos de los alimentos y consumen grasa; convirtiéndola de esa forma en energía aprovechable.

Por lo tanto, mediante la adición de menta a la dieta, se aumenta la cantidad de grasa que se consume y se pone en uso; en lugar de ser almacenada y contribuir al aumento de peso.

Mejora la esterilidad

Existen diversas opiniones con respecto al papel de la menta en el tratamiento de la esterilidad. Ciertos estudios dicen que usar el mentol de forma prolongada puede ocasionar esterilidad, debido a que interfiere con la producción de los óvulos y se deshace de los gametos, dificultando las probabilidades de concebir. Esto ocurre debido a las propiedades germicidas e insecticidas que posee esta hierba; las cuales resultan muy beneficiosas para diversos problemas de salud.

En lo que a esto respecta, otras investigaciones han indicado que los hombres que fuman cigarrillos mentolados tienen más probabilidades de padecer impotencia que los que fuman cigarrillos normales. No se sabe si esto tiene que ver únicamente con el tabaco o si el hecho de que sean mentolados tiene algo que ver.

Otras investigaciones sugieren que la menta puede emplearse también para el tratamiento de la esterilidad en las mujeres. Es importante recalcar que todavía hay mucha investigación pendiente acerca de los verdaderos efectos de la menta; tanto en la impotencia masculina como en la esterilidad femenina.

Cuidado bucal

En vista de que la menta posee cualidades germicidas y refresca el aliento de forma rápida, también apoya la salud bucal mediante la inhibición del crecimiento bacteriano dañino dentro de la boca, al mismo tiempo que limpia la lengua y los dientes.

Es por ello que la menta solía ser frotada sobre los dientes y las encías de forma directa con el objeto de refrescar la boca y deshacerse de formas peligrosas de crecimiento. Por esta misma razón, en la actualidad la menta es uno de los elementos más comunes en pasta de dientes, enjuagues bucales, y otros productos de higiene dental. Desde luego, la forma más sencilla de obtener estos resultados es simplemente masticar las hojas.

Cura Alergias y la fiebre del heno

Las alergias estacionales y la fiebre del heno, que también se le conoce como rinitis, afectan a un sinfín de personas alrededor del mundo. Se ha demostrado incluso que los extractos de hojas de menta inhiben la liberación de ciertos productos químicos, que se conoce que agravan los síntomas nasales más fuertes; que están vinculados con la fiebre del heno, así como las alergias estacionales.

Previene el Cáncer

Existe investigación que actualmente ha probado que determinadas enzimas pueden encontrarse en la menta y ser de ayuda en la prevención y tratamiento del cáncer.

Otros beneficios de la Menta

Sin mencionar su amplio uso industrial en dulces, helados y chocolates, así como en bebidas alcohólicas y no alcohólicas; cosméticos; medicamentos; inhaladores y ambientadores, la menta también se utiliza como condimento y elemento decorativo en la preparación culinaria en todo el mundo. Las bebidas y los alimentos que contienen la menta son altamente refrescantes en el verano; y se incluyen a menudo en los cocteles para una explosión de sabor. Asimismo, es también un excelente relajante.

Otra propiedad bastante peculiar de la menta que no parece ir en la misma linea de ideas que sus típicos efectos refrescantes y calmantes es que induce a la sudoración si se consume durante la fiebre; deshaciendose de ella y haciendo más rápido el tiempo de recuperación.

El jugo de menta también se puede aplicar para sanar y calmar las quemaduras. También es provechoso en el tratamiento del reumatismo. Además, se dice que la hierba mejora la actividad del cerebro; aunque la investigación legítima y consistente sobre su impacto neurológico es incompleta.

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.