Para Qué Sirve la Miel?

De seguro, al menos una vez en tu vida has probado la miel. Sea en remedios caseros, untada en alguna comida o como parte de alguna receta. Su sabor dulce y su textura impregnan el paladar como muy pocas sustancias lo hacen, pero ¿acaso sabes para qué sirve la miel?

La miel es un alimento que posee infinitas bondades y propiedades, de eso no existe duda. No solo tiene aplicaciones medicinales y cosméticas, sino que su inconfundible sabor aporta dulzura a incontables recetas de cocina de todas las culturas a nivel mundial.

Si eres de aquellas personas que tienen un consumo habitual de esta, entonces puede que ya sepas para qué sirve la miel. No obstante, estos beneficios van mucho más allá de lo que cualquier creencia popular pueda aseverar. Debido a la cantidad de aplicaciones de la miel tan variadas, resulta conveniente enumerar algunas de estas para que sean de conocimiento público; y así cada vez más personas puedan beneficiarse de sus excelentes cualidades.

Beneficios de la miel para la salud

Desde épocas ancestrales, como durante el antiguo Egipto, en la Grecia clásica y en el Imperio Romano, se consideraba la miel un tesoro en términos de alimentación y de belleza. Por lo tanto, a lo largo de los siglos, la miel ha resultado beneficiosa para gran cantidad de dolores y padecimientos; que van desde resfriados, dolores dentales, úlceras, problemas dérmicos, alergias y furúnculos.

Tratamiento contra resfriados

La miel puede resultar tremendamente efectiva para aliviar los resfriados o interrumpirlos cuando empiezan a aparecer los primeros síntomas. Algunas personas aconsejan, como remedio de la abuela, tomar miel con leche en las noches donde empezamos a sentirnos un tanto constipados o con malestar de garganta. Se dice que al día siguiente, amaneceremos sin rastros de estos síntomas tan característicos.

La miel es un remedio universal

Sin importar el lugar donde vayas, la miel es un remedio infalible y que puedes encontrar en cualquier lugar sin mayores problemas. Quizás la marca de tu fármaco no la consigas en otro país, pero ten por seguro que la miel estará en todos lados sin mayor complicación.

La miel es un antibiótico natural

Se dice que la miel, además de aliviar la garganta si tomamos una cucharada cada cierta cantidad de horas; también sirve para destruir los microorganismos dañinos que se posan en nuestra garganta, haciendo que se calme la tos y el ardor.

La miel es un endulzante muy nutritivo

Si nunca has probado endulzar algún té o infusión con miel, entonces tienes que empezar a hacerlo ahora. No solo vuelve dulce tu bebida, sino que también le da uns sabor característico inigualable y delicioso. No solo le dará un toque más sabroso a tu bebida sino que también aportará propiedades más nutritivas que el azúcar; puesto que la miel contiene numerosas vitaminas y minerales.

Asimismo, la miel está dotada de fuertes poderes antioxidantes que hacen posible combatir el envejecimiento; en especial si se consume en el té, cuyas propiedades como antioxidante son ampliamente conocidas para combatir el envejecimiento.

El amplio contenido en sales minerales como el hierro, fósforo, calcio y vitaminas, además de ser antioxidante y depurativa; hace a la miel de abejas un alimento nutritivo altamente recomendado en las distintas etapas del crecimiento de niños y adolescentes. En especial, destaca su papel para el fortalecimiento de huesos y como parte de la dieta de atletas y deportistas.

La miel como tratamiento ante heridas dérmicas

La miel puede ayudarnos a tratar quemaduras o heridas en la piel. Sus poderes como agente antimicrobiano hacen posible combatir bacterias y microorganismos causantes de infecciones. Asimismo, hacen posible que el medio se vuelva esteril ante la presencia de bacterias, lo cual evita las infecciones en primer lugar. Los pdoeres antibacterianos de la miel provienen de su alto contenido en azúcar, sus bajas concentraciones de la humedad, su fortalecido tenor ácido y el peróxido de hidrógeno. Estos factores, además, reducen la inflamación.

Asimismo, se puede emplear la miel para el tratamiento de erupciones cutáneas o el tratamiento de forúnculos.

Uso de la miel para aliviar molestias de la dentición

Tanto en bebés como en personas afectadas por los dolores del nacimiento de una nueva dentición, se puede frotar las encías con miel para aliviar las zonas enrojecitas y adoloridas por este malestar.

La miel ayuda al corazón

El consumo de la miel proporciona beneficios en el sistema cardíaco. La miel beneficia la producción de fosfatos orgánicos; cuya función principal es la regulación del ritmo cardíaco, así como la estimulación de la irrigación en las arterias coronarias.

Usos cosméticos de la miel

La miel no solo tiene aplicaciones medicinales entre su amplia cantidad de usos. La miel también cuenta con aplicaciones cosméticas. Cuenta con propiedades que hacen posible mantener piel radiante, brillante y libre de grasa.

Los usos cosméticos de la miel vienen ampliamente difundidos mediante cremas, geles y mascarillas de belleza; así como también jabones e incluso shampoos.

Su labor en la piel viene gracias a su poder estimulante de las células, cumpliendo también con su trabajo como antiséptico; y como nutriente para la piel.

En el cabello, la miel puede ser de gran utilidad para mantener su salud; proporcionandole brillo e hidratación, en especial durante el verano o en los países donde la exposición a los rayos UV es prolongada. Asimismo, ayuda a rehabilitar cabellos que son expuestos habitualmente a agentes dañinos como el cloro y el agua salada; mediante el uso de mascarillas y productos hidratantes a base de miel.

Por si fuera poco, la miel también puede ser empleada para fabricar cela depilatoria casera para arrancar el vello no deseado. Una mezcla casera de miel, cera y jugo de limón puede arrancar al entibiarse, los vellos molestos en ciertas zonas del cuerpo; obteniendo resultados verdaderamente fabulosos.

Los labios también se benefician de las increíbles propiedades de la miel. Sea en el caluroso verano o el frio invierno, la miel tiene poderes revitalizantes que permiten a los labios volver a tener una textura tersa. Mezcle miel, azúcar y aceite de olivo y vea los cambios casi mágicos que obtendrá en la apariencia de sus labios.

Propiedades de las diferentes variedades de miel

Actualmente, existen en el mercado gran variedad de plantas y flores en base a las cuales se puede fabricar miel; las cuales resultan beneficiosas por si solas o acompañadas con leche, jugos, bebidas, cereales, yogurts, té e infusiones.

  • Miel de acacia: Sirve para calmar, reconstituir y regular la flora intestinal.
  • Miel de espino blanco: Es ampliamente reconocida por su poder antiespasmódico, predilecto para mitigar calambres y contracturas musculares.
  • Miel de bourdaine: Esta miel tiene propiedades laxantes, debido a sus enzimas amilasa e invertasa; que además, logran ser estimulantes del apetito.
  • Existen algunas otras clases, como la miel de brezo, la miel de colza, miel de castaño, de eucalipto, carrascal, lavanda, romero, hiedra, naranjo, pino, tomillo y tilo. Todos los tipos de miel que existen poseen propiedades que proporcionan beneficios a la salud del ser humano.

Sin duda alguna, estos beneficios harán que salgas corriendo a la tienda de suministros alimentarios más cercana y adquieras un frasco de este delicioso y nutritivo elixir. Ahora que sabes para qué sirve la miel, solo te resta poner en práctica estos consejos que te hemos dado para mantener tu salud y tu belleza en estado óptimo.

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.