Para Qué Sirve la Oxitocina?

La oxitocina es una hormona poderosa que actúa como un neurotransmisor en el cerebro. Pero ¿qué quiere decir esto y para qué sirve la oxitocina? La oxitocina Regula la interacción social y la reproducción sexual, desempeñando un papel en el comportamiento; desde el vínculo materno-infantil y la liberación de la leche hasta la empatía, la generosidad y el orgasmo.

Cuando abrazamos o besamos a un ser querido, los niveles de oxitocina aumentan; por lo tanto, la oxitocina a menudo se llama “la hormona del amor”.

De hecho, la hormona juega un papel muy importante en todos los enlaces de pareja. La hormona se estimula mucho durante el sexo, el nacimiento y la lactancia. La oxitocina es la hormona que subyace en la confianza. También es un antídoto contra los sentimientos depresivos.

La oxitocina se produce en el hipotálamo, una parte del cerebro. Las mujeres generalmente tienen niveles más altos que los hombres.

Sin embargo, a pesar de su positividad, la oxitocina tiene un lado oscuro. O, más exactamente, juega un papel más complejo en el comportamiento humano de lo que comúnmente se piensa.

Como facilitadora de los lazos entre quienes comparten características similares, la hormona fomenta las distinciones entre los miembros dentro y fuera del grupo, y pone en movimiento el favoritismo hacia los miembros dentro del grupo y los prejuicios contra aquellos en grupos externos.

La investigación en curso sobre la hormona es un potente recordatorio de la complejidad de los sistemas biológicos y psicológicos.

¿Qué es y para qué sirve la oxitocina?

La oxitocina es un neurotransmisor y una hormona que se produce en el hipotálamo. A partir de ahí, es transportado y secretado por la glándula pituitaria, en la base del cerebro.

Desempeña un papel en las funciones reproductivas femeninas, desde la actividad sexual hasta el parto y la lactancia. La estimulación de los pezones desencadena su liberación.

Durante el trabajo de parto, la oxitocina aumenta la motilidad uterina, causando contracciones en los músculos del útero. A medida que el cuello uterino y la vagina comienzan a ampliarse para el parto, se libera oxitocina. Este ensanchamiento aumenta a medida que ocurren contracciones adicionales.

La oxitocina también tiene funciones sociales. Impacta el comportamiento de vinculación, la creación de recuerdos grupales, el reconocimiento social y otras funciones sociales.

La oxitocina como droga

La oxitocina se usa como medicamento recetado bajo la marca Pitocin. Bajo supervisión médica, a veces se usa una inyección de oxitocina para comenzar las contracciones del parto o fortalecerlas durante el parto; y ayuda a reducir el sangrado después del parto. Los efectos secundarios incluyen un latido cardíaco rápido y sangrado inusual.

Si se administra demasiada oxitocina con demasiada rapidez, puede provocar la ruptura del útero.

La oxitocina también se puede administrar para hacer que el útero se contraiga y controlar el sangrado después de un parto o una interrupción.

Se puede usar médicamente para inducir una terminación o completar un aborto espontáneo.

¿Cómo afecta la oxitocina a las emociones?

La oxitocina desempeña un importante papel en la interacción social y las relaciones entre los seres humanos.

En este sentido, cuando la oxitocina ingresa al torrente sanguíneo, afecta el útero y la lactancia, pero cuando se libera en ciertas partes del cerebro; puede afectar las conductas emocionales, y socio-cognitivas.

Una investigación sobre la oxitocina indica que el impacto de la hormona en los “comportamientos pro-sociales” y las respuestas emocionales contribuye a la relajación, la confianza y la estabilidad psicológica.

La oxitocina cerebral también parece reducir las respuestas al estrés, incluida la ansiedad. Estos efectos se han visto en varias especies.

La hormona ha sido descrita como “un componente importante de un complejo sistema neuroquímico que permite al cuerpo adaptarse a situaciones altamente emotivas”.

La Oxitocina como terapia psiquiátrica

La oxitocina se ha propuesto como tratamiento para la fobia social, el autismo y la depresión posparto.

Los científicos han podido ayudar a mejorar el bienestar interpersonal e individual; y reportan que podría tener aplicaciones para personas con algunos trastornos neuropsiquiátricos.

Se cree que la oxitocina puede ayudar a las personas que evitan la interacción social; que experimentan el miedo persistente y la incapacidad de confiar en los demás.

Los niños con autismo podrían beneficiarse de la oxitocina, dicen algunos investigadores. De hecho, en 2013, un pequeño estudio sugirió que los niveles de oxitocina en el cerebro afectaban a la forma en que 17 niños percibían una serie de imágenes sociales y sociales.

La oxitocina también puede tener participación en el manejo de la ira. La investigación ha indicado que ciertos polimorfismos del gen del receptor de oxitocina (OXTR) se asocian con una tendencia mayor a reacción con el enojo ante las situaciones.

En particular, las diferencias en la expresión del gen OXTR afectan la regulación de la relación entre el alcohol y el comportamiento agresivo.

Efectos negativos de la oxitocina

El papel de la oxitocina es complejo y no es fácil de precisar. En este sentido, si bien parece mejorar los lazos y la formación de comunidades; también puede alentar la formación de “grupos” y “grupos externos”. Eso genera envidia, prejuicios y posiblemente agresión.

Los participantes en un estudio de 2014 demostraron tener más probabilidades de mentir en beneficio de otros en el mismo grupo después de recibir oxitocina. Los hallazgos, dijeron los investigadores, podrían ayudar con “proporcionar información sobre cuándo y por qué la colaboración se convierte en corrupción”.

Aun así, se necesita más investigación para comprender la complejidad de la oxitocina y sus efectos. Por lo demás, es una hormona muy importante para el ser humano en su estado natural y hace más fáciles muchas tareas emocionalmente complejas.

Reacciones adversas de la oxitocina

Aunque pueda ser raro, algunas personas pueden tener efectos secundarios muy graves y, en ocasiones, mortales al tomar un medicamento. Es correcto informarse con el médiarco o bus atención médica de inmediato si tiene alguno de los siguientes signos o síntomas que pueden estar relacionados con un efecto secundario muy grave:

Signos de una reacción alérgica: Se puede tener síntomas como erupción; urticaria; comezón; piel roja, hinchada, ampollada o descamada con o sin fiebre; sibilancias; opresión en el pecho o la garganta; dificultad para respirar o hablar; ronquera inusual; o hinchazón de la boca, cara, labios, lengua o garganta.

  • Signos de presión arterial alta como dolor de cabeza muy fuerte o mareos, desmayos o cambios en la vista.
  • Sangrado abundante.
  • Latido lento del corazón
  • Palpitaciones anormales.
  • Problemas para orinar
  • Muy mal dolor de vientre
  • Convulsiones
  • Debilidad en un lado del cuerpo, problemas para hablar o pensar, cambio de equilibrio, caída de un lado de la cara o visión borrosa.

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.