Para Qué Sirve la Sal?

La sal, también conocida como sal de mesa o sal de roca, es un mineral natural compuesto de cristales blancos en forma de cubo; compuestos de sodio y cloro. En esencia, se trata de un compuesto químico: cloruro de sodio; que tiene como fórmula química NaCl. Formada por 40% de sodio y 60% cloro, pocos saben para qué sirve la sal además de ser un condimento; y que se encuentra naturalmente en el agua de mar; representando alrededor del 3.% de los océanos del mundo.

¿Cómo se produce la sal?

Cuando se encierra un área de agua de mar, el agua se evapora dejando grandes cristales de sal. Originalmente, estos cristales translúcidos son inodoros e incoloros, con un sabor característico y distintivo. Pero la presencia de impurezas y minerales le imparte diferentes colores; como blanco, rosa, gris, rojo, marrón y negro.

La sal se obtiene por dos métodos principales, la evaporación del agua de mar y la extracción de sal de la tierra. Las sales de mesa y las sales utilizadas con fines industriales se obtienen a través de la extracción; mientras que las sales gourmet se obtienen mediante la evaporación del agua de mar.

Para qué sirve la sal – Usos de la Sal

La sal es uno de los condimentos alimenticios más antiguos, así como un método importante de conservación de alimentos. La sal que empleamos para el consumo doméstico es generalmente la sal de mesa común o sal refinada, la sal marina o sal no refinada, y la sal yodada.

La sal también se utiliza para otros fines además de los culinarios, como el curtido, el teñido, el blanqueado; el acristalamiento de cerámica; la fabricación de jabón y la fabricación inicial de cloro. Hoy en día se usa comúnmente en la industria química para ablandar el agua.

Tipos de Sal

Existen muchas variedades de sal, cada una con diferentes tipos de cristales y usos. El tamaño de sus cristales y color varía según la presencia de diferentes minerales. Algunas de las variedades comunes de sal son las siguientes.

Sal yodada

Esta es básicamente una sal de mesa con aditivos como el yodo;  la cual se considera beneficiosa para los pacientes con problemas de tiroides. Como es una sal para uso diario, tiene gránulos finos y se usa principalmente para el consumo doméstico. También se usa como agente antiaglomerante para evitar la formación de bultos.

Sal kosher

Esta es una sal de grano grueso libre de aditivos, fabricada compactando la sal granular. A menudo se prefiere para cocinar ya que tiene un sabor más suave que la sal de mesa. Se aplica frecuentemente en carne picada; ya que los copos grandes de forma irregular pueden cortar el paladar fácilmente.

Sal negra

A este tipo de sal también se le llama ‘kala namak’ o ‘sanchal’. Se trata de un tipo de sal curtida muy fuerte que semeja a un sabor sulfúrico; debido a la adición de lava purificada. En la India, se encuentra en forma de tierra, así como grumos y se emplea en muchos casos como sal decapada.

Sel Gris

Esta es una sal gris originaria de Francia, fabricada de un subproducto llamado flor de sel; el cual se forma cuando sel gris florece en forma de cristales en las cuencas de evaporación.

Sal marina Maldon

Es una sal de acabado británica, que es similar a la flor de sel, y se obtiene hirviendo agua de mar. Se compone de delicados cristales piramidales y tiene un sabor ligero y delicado.

Sal de roca

Esta sal tiene cristales discretos y se usa para deshielo. A menudo se usa en helados ya que baja el punto de congelación.

Beneficios de sal

A pesar de la creencia popular, la sal puede traer muchos beneficios, tanto para nuestra salud general, piel y cabello. Sucede que muchas veces se abusa del uso de la sal, por lo cual puede resultar perjudicial. Como dice el refrán: Todo en exceso es malo.

La sal es necesaria para el cuerpo humano ya que controla el equilibrio de líquidos y el funcionamiento de los músculos y los nervios. El cuerpo automáticamente regula la presencia de sal y sodio. Sentirnos excesivamente sedientos indica altos niveles de sal, la cual se elimina a través de los riñones.

La sal de mar generalmente se considera más beneficiosa que su contraparte procesada, la sal de mesa. Algunos de los beneficios para la salud de la sal se detallan a continuación.

Produce una digestión adecuada

La sal del mar ayuda en el proceso digestivo estimulando las glándulas salivales y ayudando al cuerpo a crear jugos digestivos; lo cual facilita una digestión rápida y la absorción de partículas de alimentos a través del tracto intestinal.

Es beneficiosa para problemas respiratorios

La sal puede ser de gran ayuda en caso de problemas respiratorios como asma, bronquitis y fiebre del heno; reduciendo la inflamación en el sistema respiratorio. Esto disminuye la producción de flema, para permitirle respirar más fácilmente. Tomar media cucharadita de sal en un vaso de agua puede ayudar a despejar la congestión nasal y bronquial.

Es buena para la diabetes

La sal marina es beneficiosa para los diabéticos o propensos a la diabetes, ya que puede reducir la necesidad de insulina al ayudar a mantener los niveles adecuados de azúcar en la sangre en el cuerpo.

Ayuda a conciliar el sueño y tratar la depresión

La sal del mar cura la depresión al producir las dos hormonas, la serotonina y la melatonina; cuya deficiencia se encuentra asociadas con el estrés, lo que lo hace relajarse y dormir mejor por la noche.

Sistema inmune fuerte

La sal marina es el antibiótico más antiguo del mundo con propiedades antivirales. Por lo tanto, puede ser un gran sustituto de los antibióticos; sin padecer de sus secundarios. Fortalece nuestro sistema inmunológico, lo que le permite combatir el virus del resfrío, la fiebre, la gripe y las enfermedades autoinmunes; así como mantener a raya las alergias.

Ayuda a perder peso

Aunque la sal de mesa no es muy beneficiosa en lo que a esto respecta, la sal marina en realidad puede ayudarnos a perder peso; evitando la retención de agua y ayudando a la digestión mediante la creación de jugos digestivos. Esto evita la acumulación en el tracto digestivo que puede causar estreñimiento y aumento de peso.

Previene la Osteoporosis

La sal es necesaria para mantener los huesos sanos, y casi ¼ de la sal en su cuerpo se almacena en los huesos. La deficiencia de sal y agua hace que el cuerpo extraiga sodio de los huesos, lo que provoca osteoporosis. Por lo tanto, beber mucha agua y consumir sal con moderación ayuda a prevenir la osteoporosis.

Previene espasmos musculares

La sal marina contiene pequeñas cantidades de potasio, que es vital para el correcto funcionamiento de los músculos; y ayuda a prevenir dolores musculares, espasmos y calambres.

Buena para el corazón

Aunque la sal, en general, se considera dañina en este sentido, la sal marina mezclada con agua puede reducir los niveles altos de colesterol, la presión arterial alta y regular los latidos cardíacos irregulares.

Salud dental

La sal juega un papel importante en la salud dental y se usa a menudo como un ingrediente en las pastas dentales.

Mejora la salud mental

Los baños de agua salada, además de mejorar la salud física, también ayudan a mejorar la salud mental. Después de bañarte en agua salada, estarás más tranquilo, feliz y relajado; pues las sales de baño actúan como maravillosos eliminadores del estrés.

Mantiene la presión arterial

Tal y como se acotó con anterioridad, la micción ocasiona una pérdida no solo de agua, sino también de sal. Así, al mismo tiempo que el cuerpo intenta retener la sal y el agua, la presión arterial asciende. Por ende, una pizca de sal con agua, sin excederse con la cantidad de sal, puede llegar a revertir los efectos de la micción, y a la vez servir para conservar la constancia en la presión sanguínea.

Disminuye el apetito

Beber agua salada puede ayudarnos a ponernos en forma. ¿Cómo? Bueno, para empezar, cuando no recibimos la cantidad necesaria de sal en nuestra comida, tendemos a comer comida chatarra, tentempiés y promovemos todo tipo de indulgencias poco saludables. Por ende, beber un poco de agua salada puede estabilizar los niveles de sal; lo cual ayuda a evitar el alto contenido en colesterol de la comida chatarra.

Beneficios de la sal para la piel

El uso de la sal marina en jabones, máscaras, tónicos y productos de limpieza para tratar el acné es cada vez más difundido. El azufre ayuda a sintetizar oxígeno, mientras que el potasio mantiene el equilibrio hídrico para el metabolismo celular; lo que permite la absorción de nutrientes para eliminar las impurezas. El calcio limpia nuestros tus poros, haciendo que nuestras membranas celulares sean más fuertes; mientras que el magnesio elimina la suciedad y las toxinas de la piel.

Asimismo, la sal sirve de exfoliante. Podemos masajear nuestra piel mezclando 1 cucharadita de sal de grano fino y 1 cucharadita de aceite de oliva.

Beneficios de la sal para el cabello

La sal marina agrega suavidad y cuerpo a nuestro cabello. Debido a la presencia de minerales esenciales, le da brillo al cabello y lo hidrata, además de repararlo y protegerlo. Tiene grandes cualidades curativas debido a que puede sanar el cabello dañado.

Asimismo, ayuda a deshacernos de la caspa, mediante la aplicación de sal marina triturada en el cuero cabelludo antes de mojar el cabello. Esto aflojará los copos y permitirá una mejor penetración del tratamiento del cuero cabelludo.

Por último, para eliminar el exceso de sudor, aplique sal pulverizada sobre las raíces humedecidas y deje que se seque. Esto absorberá el sudor o el aceite durante todo el día; ya que la sal puede absorber la humedad.

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.