Para Qué Sirve la Semilla de Aguacate?

Los aguacates son frutos que se encuentran en tendencia actualmente y causan fascinación a nivel mundial. Y es que, desde luego, son una comida maravillosamente rica en nutrientes; así como una grasa versátil y saludable para el corazón. Pero hay más para ellos que solo la deliciosa pulpa que todos conocemos y amamos; y es su semilla. Hoy echaremos un vistazo a un tema bastante importante y debatido, que es para qué sirve la semilla de aguacate.

El aguacate es el ingrediente principal en el popular guacamole de la gastronomía mexicana; y con frecuencia también se puede agregar a ensaladas y sándwiches. Por lo general, solo la pulpa del aguacate se usa en la preparación de alimentos.

Pero la semilla de aguacate es rica en factores nutritivos; y tiene una larga historia de uso medicinal en la cultura tradicional. Puede moler una semilla de aguacate en una licuadora de alta potencia o procesador de alimentos para usar en batidos y otros alimentos.

Incluso los más fervientes fans de aguacate podrían no saber que la semilla de aguacate se ha utilizado en la medicina durante generaciones. En América del Sur, por ejemplo, la semilla de aguacate se emplea como tratamiento para la inflamación, la diabetes y la hipertensión. Este elemento de la fruta que no se usa en su mayoría contiene compuestos fenólicos; que se sabe que previenen el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y otras enfermedades degenerativas.

¿Cómo consumir la semilla de aguacate?

Además de ser la parte del árbol necesaria para dar vida a una nueva planta de aguacate, ciertas partes de la semilla pueden ser comestibles. Sin embargo, existen algunas indicaciones de que no todo en una semilla de aguacate es apto para el consumo humano.

Si bien la investigación ha descubierto que la semilla de aguacate en dosis bajas no es tóxica, se dice que no existe suficiente investigación sobre los efectos negativos o positivos de la misma.

Por lo tanto, es posible que desee consultar a un experto de confianza en primer lugar, si desea probar comer la semilla. Normalmente, es posible combinar fácilmente la semilla de aguacate con otros ingredientes para preparar un jugo o batido verde saludable.

Secar y pulverizar la semilla de aguacate

El método más versátil para hacer que la semilla sea comestible es secarla y pulverizarla en un procesador de alimentos.

Después de extraer la semilla del aguacate, colóquela en un horno a 250 grados F por dos horas. Sáquela, quita la piel exterior y colóquela en un mesón. Presione la semilla seca con la parte posterior de la hoja de un cuchillo grueso; con lo que la semilla se dividirá en dos. Corte las mitades de la semilla; y luego colóquelas en una licuadora de alta potencia y póngala en marcha hasta que se convierta en polvo.

Si su licuadora no es lo suficientemente fuerte como para manipular la semilla de aguacate, se puede usar un rallador de queso, un mortero pesado o un molinillo de especias una vez que la semilla se haya partido.

Por último, guarde la semilla pulverizada en un recipiente hermético en el refrigerador.

Parta la semilla de aguacate en trozos

Si no tiene tiempo para secarla y pulverizarla, otro método para hacer comestible la semilla de aguacate es conservarla en trozos. Coloque la semilla en una bolsa de plástico resistente. A continuación, coloque una toalla sobre la bolsa y golpee con un martillo o mazo. Después de varios golpes, estará en pedazos lo suficientemente pequeños como para que un procesador de alimentos pueda manejarlo.

Haga los smoothies más saludables

Por desgracia, no hay forma de evitar que los taninos en la semilla de aguacate pulverizada impartan un sabor amargo al polvo de la semilla. Sin embargo, si es de aquellos que toman batidos verdes o smoothies con el desayuno, es probable que ya esté acostumbrado a beber sabores ligeramente ácidos. En ese caso, agregar una semilla a la mezcla no cambiará nada.

Es por ello que se ha vuelto popular el combinarla con frutas dulces y otros complementos saludables de un batido. De hecho, puede intentar agregar también una rebanada de aguacate para hacer más cremoso el jugo verde amargo. También agregará algo de peso al jugo y lo hará sentir más como una comida.

Para hacer esto, tras de exprimir los vegetales, vierta el líquido en una licuadora, luego agregue el aguacate y el hoyo pulverizado, y ponga la licuadora en marcha.

Se recomienda utilizar usar ingredientes con sabores fuertes para combinar en el smoothie; como la piña, los plátanos o incluso el cacao, rico en antioxidantes. También se aconseja colocar algunas cucharadas de pulpa de aguacate en su batido para acercarse un paso más a una gran nutrición.

Propiedades de la Semilla de Aguacate

Propiedades antitumorales de la semilla de aguacate

Si bien los estudios en humanos aún necesitan confirmar este beneficio, las pruebas en ratas y ratones indican que los compuestos en la semilla de aguacate tienen propiedades antitumorales.

Según la Enciclopedia de los ingredientes naturales comunes utilizados en los alimentos, las drogas y los cosméticos, las semillas de aguacate poseen un flavonol condensado que es responsable de esta propiedad.

Propiedades antioxidantes de la semilla de aguacate

Los aguacates se encuentran entre un grupo de frutas que brindan fuertes beneficios antioxidantes a partir de sus semillas. Un estudio de 2003 en la Universidad Nacional de Singapur concluyó que las semillas de aguacate, entre otras semillas de frutas como el mango, el tamarindo y la jaca, tienen un nivel aún mayor de actividad antioxidante que las partes de las frutas que se consumen más comúnmente.

En este sentido, las semillas pueden contener más del 70% de los antioxidantes que se encuentran en toda la fruta.

Remedios digestivos a base de semilla de aguacate

La semilla de aguacate tiene un lugar importante en la medicina tradicional india americana. La disentería es un trastorno del tracto digestivo que produce inflamación del colon y del intestino. A menudo causa diarrea y problemas más serios. Los indios americanos usaron semillas de aguacate para tratar tanto la disentería como la diarrea. Este es un posible beneficio para la salud de la semilla.

La semilla de aguacate contiene fibra soluble

La semilla de aguacate se encuentra entre las fuentes naturales más altas de fibra soluble. Esta forma de fibra es importante para los pacientes con enfermedades cardíacas, ya que ayuda a reducir los niveles de colesterol. Si bien la avena es una de las fuentes más importantes de fibra soluble en una dieta convencional, se conoce que la semilla de aguacate tiene considerablemente mayor cantidad de este compuesto importante.

Es alta en potasio

Se ha descubierto que la semilla de aguacate es muy rica en potasio. Sin embargo, el nivel de potasio disminuye a medida que la fruta madura. Por lo tanto, si busca semillas de aguacate por su potasio, use frutas que aún no estén maduras. Los niveles significativos de fósforo también están presentes en la semilla, pero no tanto como el potasio.

Cultiva tu propia planta a partir de la semilla de aguacate

Paso 1: Retire y limpie la semilla de aguacate

Se debe comenzar quitando cuidadosamente la semilla de aguacate (sin cortarla), y luego lavándola. A menudo, ayuda a remojarla en agua por unos minutos y luego enjuagarle todo el residuo. Tenga cuidado de no quitar la piel marrón de la semilla, es decir, su cubierta.

Paso 2: Localice la parte superior e inferior de la semilla

Algunas semillas de aguacate son ligeramente oblongas, mientras que otras tienen forma casi esférica perfecta; sin embargo, todas las semillas de aguacate tienen una parte inferior (donde crecen las raíces) y una parte superior (de donde brotará la plantita).

El extremo ligeramente puntiagudo es la parte superior, y el extremo plano es la parte inferior. Para que brote su aguacate, deberá colocar el extremo inferior de la raíz en agua. Es por ello que es muy importante determinar cuál es el la parte superior e inferior antes de proseguir al siguiente paso.

 Paso 3: Perfore cuatro puntos con mondadientes

Tome cuatro palillos de dientes y péguelos en un ligero ángulo hacia abajo en la semilla de aguacate; espaciados uniformemente alrededor de la circunferencia de la misma. Estos mondadientes son el andamio, que permitirá descansar la mitad inferior del aguacate en el agua; por lo tanto, los mondadientes deben estar firmemente encajados. Se recomienda pegarlos en un ligero ángulo (apuntando hacia abajo), de modo que una mayor cantidad de su base de aguacate descanse en el agua cuando se coloque sobre un vaso.

Paso 4: Sumerja la mitad de la semilla de aguacate en un recipiente de agua

Tras sumergir la mitad de la semilla en agua, coloque en un lugar donde su semilla pueda recibir luz natural del sol. Lo más recomendable es utilizar un vaso o recipiente de cristal transparente para poder ver fácilmente cuándo comienzan a crecer las raíces; y también cuándo es necesario cambiar el agua.

Muchas guías recomiendan cambiar el agua todos los días, pero a través de prueba y error, se ha descubierto que es mejor cambiar el agua entre cada cinco días a una semana, aproximadamente.

Debe asegurarse de cambiar el agua con regularidad para evitar el crecimiento de moho, bacterias y hongos, que pueden condenar a su pequeño brote de aguacate.

Paso 5: Espere que su semilla de aguacate brote

Muchas guías dicen que la germinación puede tomar de 2 a 4 semanas, pero, generalmente puede tomar hasta 8 semanas para brotar, así que tenga paciencia. El proceso de brote ocurre de la siguiente manera:

  • La parte superior de la semilla de aguacate se secará y formará una grieta; y la piel exterior de la semilla marrón se desprenderá.
  • La grieta se extenderá hasta el fondo de la semilla de aguacate; y a través de la grieta en la parte inferior, una pequeña raíz comenzará a emerger.
  • La raíz primaria crecerá más y más (y puede ramificarse). Eventualmente un pequeño brote asomará por la parte superior de la semilla de aguacate.
  • No permita que su raíz primaria se seque sin que se haya ramificado nunca. Si sucede, ocurrirá la muerte de su planta.

Paso 6: Plante en una maceta cuando el tallo mida entre 6 a 7 pulgadas

Cuando el tallo mide 6 a 7 pulgadas de largo, córtalo hasta que vuelva a tener unas 3 pulgadas, esto fomentará un nuevo brote. Cuando vuelva a tener entre 6 a 7 pulgadas, colóquelo en una tierra rica en humus en una maceta de 8 a 10 pulgadas de diámetro; dejando expuesta la mitad superior de la semilla. Colóquelo en un lugar soleado de la casa. Los aguacates aman el sol; por lo que cuanto más sol, mejor.

Paso 7: Riéguela y mire su planta crecer

Dale riegos frecuentes con una gran cantidad de agua ocasional. El suelo siempre debe estar húmedo, pero no saturado. Las hojas amarillas son un signo de exceso de riego; así que deberás dejar que la planta se seque por unos días.

Paso 8: Corte las hojas superiores para fomentar el crecimiento de más hojas

Cuando el tallo alcance los 12 centímetros de altura, corte los dos conjuntos superiores de hojas. Esto alentará a la planta a que produzca brotes laterales y más hojas, lo que le hará más arbustiva. Cada vez que la planta crezca otras 6 pulgadas, retire los 2 juegos más nuevos de hojas en la parte superior.

¿Cuándo dará frutos mi planta de aguacate?

Esto es algo difícil de saber. Algunas veces, las plantas de aguacate comenzarán a producir fruta después de los 3 o 4 años, otras tardan más de 15 años en producir fruta; mientras que otras, nunca lo hacen. Es por ello que es importante tener varios árboles de aguacate creciendo juntos para que se ayuden con la polinización. Sin embargo, no espere que la fruta sea como el aguacate del cual plantó su semilla. Los aguacates comerciales se cultivan a partir de ramas injertadas para controlar el resultado de la fruta; por lo que un aguacate cultivado naturalmente puede ser muy diferente al de su planta madre.

tags:

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *