Para Qué Sirve la Serotonina?

Es posible que hayas oído hablar de la serotonina y, posiblemente, incluso saber que de alguna manera está vinculada a la depresión; pero ¿sabe exactamente para qué sirve la serotonina? Ahora es momento de averiguarlo.

¿Te encuentras siempre mirando el lado negativo de las cosas? Tus días no parecen brillantes, nada te causa emoción. Las tareas diarias normales son insoportablemente difíciles de lograr. Quizás ciertas cosas que una vez te trajeron alegría ya no despiertan ningún interés. Podría ser culpa de la serotonina.

¿Qué es exactamente la serotonina y cuáles son los signos de una deficiencia de serotonina? Es un poco más complejo de lo que parece.  En ocasiones, la vida se siente más oscura, nos sentimos agobiados por la depresión, la ira o una completa pérdida de interés en la vida. Como se mencionó arriba, si experimentas constantemente sentimientos de tristeza y ansiedad, podrías estar afectado por una deficiencia de serotonina.

La serotonina es un químico en el cerebro que transmite señales entre sus neuronas, que son las células cerebrales, y regula la intensidad de esta señal. La serotonina se fabrica en el cerebro y los intestinos; y es la encargada de conservar un estado de ánimo positivo.

Aunque la serotonina se conoce como un señalizador cerebral, el 80-90% de este químico se encuentra realmente en el tracto gastrointestinal, o en palabras más simples, el intestino. Es curioso, ¿verdad?

Mientras que la serotonina también se puede encontrar en otros lugares del cuerpo como el sistema nervioso central y en las plaquetas de la sangre, la serotonina producida en el cerebro debe permanecer allí; ya que no puede cruzar la barrera hematoencefálica.

Qué hace la Serotonina

La serotonina es ampliamente conocida como una defensora del estado de ánimo positivo. También puede afectar su comportamiento, apetito, digestión, memoria, sueño e incluso excitación sexual.

Como el 80-90% de la serotonina en nuestro cuerpo se encuentra en su tracto gastrointestinal, podemos imaginarnos que juega un papel muy importante en nuestra función digestiva y nuestros desechos intestinales. Desempeña un papel tan importante que las deficiencias de serotonina están relacionadas con trastornos gastrointestinales; como sucede en el síndrome del intestino irritable.

Importancia de la Serotonina

Durante mucho tiempo se ha asociado la serotonina con la depresión. Aún se desconoce qué sucede lo primero; si la baja de serotonina o la depresión.

La baja de serotonina también se ha relacionado con otros trastornos importantes, como el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH); el trastorno bipolar; la esquizofrenia y los trastornos del sueño.

La función de la serotonina en nuestro organismo es mantener el cerebro y el intestino en equilibrio. Si nuestros niveles de serotonina se ven comprometidos, tendremos problemas con nuestra función intestinal y nuestro cerebro. Esta pequeña sustancia química tiene un poderoso poder sobre nosotros; debido a su capacidad de afectar cómo nos comportamos y cómo funciona nuestro cuerpo.

Papel de la Serotonina en el organismo

La Serotonina y los coágulos de sangre

La serotonina tiene una posición esencial en lo que es la producción de coágulos de sangre. Las plaquetas de la sangre liberan este químico cuando estás herido. Esto produce un estrechamiento de las arterias pequeñas, también conocidas como arteriolas, y ayuda a reducir el flujo sanguíneo y forma coágulos de sangre. No sabía que la serotonina podría ser una pequeña sustancia química que salvó vidas.

La Serotonina y las náuseas

Cuando comes algo que irrita tu sistema digestivo, se produce serotonina en tu intestino para acelerar el tiempo de transmisión y finalmente liberar la sustancia, en forma de diarrea.

Por ello, la próxima vez que tenga problemas de diarrea, no se preocupe; pues quiere decir que su cuerpo está funcionando correctamente para eliminar los desechos tóxicos.

Serotonina y Densidad Ósea

De nuevo, como con todo en la vida, la moderación es la clave. En los casos en que los niveles de serotonina en los huesos son demasiado altos, esto puede conllevar a una densidad ósea deficiente; y, en última instancia, osteoporosis.

Serotonina y la función sexual

Tal y como nos podríamos imaginar, asegurarnos de que nuestros niveles de serotonina estén bajo control es esencial para una buena salud y la felicidad. Esto también se aplica a la salud sexual; ya que la serotonina es un químico clave para controlar el placer sexual y la libido.

Es por esta razón que las tabletas antidepresivas que alteran los niveles de serotonina a menudo pueden provocar disfunción eréctil o incapacidad para alcanzar el orgasmo.

Signos de la deficiencia de Serotonina

La mejor manera de saber si tenemos una deficiencia de serotonina es visitar un médico para que nos haga un diagnóstico. Sin embargo, hay formas de tener una idea previa antes de acudir a un profesional.

Existen varias formas en las que unos niveles bajos de serotonina pueden afectar nuestra mente y cuerpo. Estos comienzan como signos aparentemente insignificantes, tales como insomnio o antojos de azúcar; hasta efectos más graves, como depresión o pensamientos de suicidio.

Ser consciente de nuestros estados de ánimo, nuestras emociones, hábitos y antojos puede ser de gran ayuda para tratar de determinar si nuestros niveles de serotonina son bajos.

Insomnio

Así es, los bajos niveles de serotonina pueden estar relacionados con la dificultad para dormir. Si se despierta varias veces por la noche; no puede volver a dormirse o necesita probar diferentes posiciones para sentirse cómodo, es posible que tenga insomnio.

Se dice que un desequilibrio en la serotonina produce un sueño inquieto; durante el cual el sujeto se despierta con frecuencia. Esto lleva a la falta de sueño por la noche y al deseo de dormir durante el día.

Depresión

Aunque los niveles bajos de serotonina a menudo se correlacionan con la depresión, no toda la depresión es causada por la baja de serotonina. Sin embargo, cuando las personas aumentan sus niveles de serotonina, de forma natural o mediante medicamentos; sus sentimientos de depresión pueden disminuir.

Por supuesto, dado que la serotonina puede afectar nuestro estado de ánimo, no resulta sorprendente que tenga un efecto sobre nuestro estado mental y nuestra felicidad.

Antojos de azúcar

Una deficiencia de serotonina puede hacer que busquemos otras formas de equilibrar los químicos en nuestro cerebro. Por ejemplo, si experimentamos niveles bajos de serotonina, nuestro cerebro podría indicarnos que busquemos sustancias como el azúcar; que pueden elevar nuestros niveles de serotonina.

Lamentablemente, después de un período de tiempo suficientemente largo, nos volvemos insensibles al círculo vicioso del azúcar. Esto significa que una cantidad normal de azúcar no funciona y ansiamos más. Si alguna vez ha pasado por una fase en la que está comiendo una dieta rica en azúcar, recordará bien los cambios de humor.

Baja autoestima

Si experimenta con frecuencia sentimientos de baja autoestima, podría estar luchando con una deficiencia de serotonina. Se dice que muchas personas que toman antidepresivos serotoninérgicos se vuelven más seguras y sociables.

Tratamientos convencionales para la deficiencia de serotonina

A menudo, la primera solución de las personas a la deficiencia de serotonina es tomar medicamentos. Hay muchos en el mercado que su profesional de la salud puede proporcionar si es necesario.

Estos medicamentos incluyen algunos como Zoloft, Prozac, Paxil, Celexa y Lexapro. El uso de estos medicamentos ha ayudado a millones al aumentar sus niveles de serotonina; así como aliviar sus síntomas de depresión.

Por el contrario, si eres de los que prefieren probar algo natural antes de recurrir a la medicación; puedes estar seguro de que hay muchas formas alternativas que pueden ayudar a elevar la serotonina a niveles más saludables.

Cómo aumentar los niveles de serotonina de forma natural

Obtener una buena dosis diaria de vitamina D es increíblemente beneficioso para nuestros niveles de serotonina. Incluso, la vitamina D en sí misma es conocida por aliviar los síntomas de la depresión. La luz solar, en especial al aire libre, sirve para levantar el ánimo a cualquiera.

Si trabajas en el interior o vives en un lugar con luz solar mínima, definitivamente deberías consultar acerca de diversas opciones de terapia de luz.

Mantente en movimiento

El ejercicio es un gran contribuyente a que los niveles de serotonina sean más equilibrados. Asimismo, es bien sabido que el ejercicio disminuye el estrés; alivia la depresión y acrecienta la felicidad y la resistencia.

Es posible que los antidepresivos tengan ciertos efectos secundarios indeseados bastante serios. El ejercicio no tiene más que efectos secundarios positivos para la salud de nuestro cerebro y nuestro cuerpo. Por supuesto, si no ha hecho mucho ejercicio en el pasado, querrá obtener autorización de su médico antes de comenzar un nuevo programa de ejercicios.

Hay muchos estudios que demuestran que el ejercicio es eficaz para aumentar los niveles de serotonina en el cerebro. Es por eso que las personas pueden volverse adictas al ejercicio tan fácilmente; porque las hace sentir tan bien. Nuevamente, recordemos que, como con cualquier cosa, la moderación es la clave.

Participar entre 3 a 5 sesiones de ejercicio de intensidad moderada por semana es una buena meta para empezar. Si nos tomamos de 30 minutos a una hora de nuestro tiempo cada día para movernos un poco, esto aumentará los químicos del cerebro de manera significativa.

Mejora tu dieta

Cabe destacar que la serotonina se crea a partir del aminoácido triptófano. Hay muchos alimentos que contienen este aminoácido; por lo que las personas creen que comer alimentos con alto contenido de este compuesto puede aumentar los niveles de serotonina. Sin embargo, este no es realmente el caso.

El problema en este caso, es que el triptófano tiene que competir con otros aminoácidos en los alimentos que ingerimos. Por ejemplo, si comemos con frecuencia alimentos ricos en proteínas, vitamina B6 y riboflavina, la gran cantidad de aminoácidos que estamos consumiendo compiten con el triptófano; por lo que este último podría verse rezagado y no ser absorbido en proporciones significativas.

Un supuesto truco para esta situación es comer carbohidratos. Los carbohidratos liberan insulina en su sistema que promueve la absorción de aminoácidos en nuestros órganos, músculos y corazón. Esto le da al triptófano una mejor oportunidad de atravesar la barrera de nuestro cerebro.

Comer alimentos con alto contenido de triptófano junto con carbohidratos saludables como pan de grano integral o avena, nos dará una mejor oportunidad de aumentar nuestros niveles de serotonina. Los alimentos altos en triptófano son: Huevos, queso, piña, tofu, salmón, nueces y semillas.

Un cambio de consciencia puede aumentar la serotonina

Ser conscientes y agradecidos a diario puede crear un efecto mariposa en nuestro cerebro. Se han realizado muchos estudios que demuestran que una práctica constante de gratitud puede mejorar su estado de ánimo y nuestra visión de la vida.

Practicar la gratitud y escribir lo que se conoce como un “Diario de Gratitud” se ha comprobado que puede ser un excelente método de ayudarnos, de forma diaria o semanal, a mejorar nuestra relación con nosotros mismos y todo el que nos rodea; así como a mantener el optimismo.

 

Si combinamos esta práctica de gratitud con una mejora en la calidad del sueño, esto también puede afectar positivamente los síntomas de ansiedad y depresión.

Con toda esta información, hemos aprendido que la serotonina es un neurotransmisor en el cerebro que se dice que tiene un gran efecto en nuestro estado de ánimo, salud mental y, sorprendentemente, nuestro intestino. ¿Alguna vez has experimentado signos de deficiencia de serotonina? ¿Qué métodos usaste para aumentar esos niveles? ¡Puedes contarnos tu historia y ayudarnos a ayudar a otros!

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.