Saltar al contenido

Para Qué Sirve la Testosterona?

¿Qué hace hombre a un hombre? Podríamos preguntar a 100 personas y obtendrás 100 respuestas diferentes. Muchos te dirán que la forma en cómo trata a los demás; mientras que otros te hablarán de fuerza y ​​resistencia. Pues es aquí donde entra el significado biológico de para qué sirve la testosterona, y es que es la hormona que le da a un hombre los rasgos físicos y comportamientos asociados a este género.

Los rasgos masculinos más importantes empiezan a aparecer desde la adolescencia, con el surgimiento del el vello facial y corporal, mayor musculatura, e incluso el incremento de la altura. Todos estos rasgos son provocados por el aumento en la producción de esta hormona llamada testosterona.

¿Qué es y para qué sirve la testosterona?

La testosterona es lo que llamamos una hormona sexual; lo que significa exactamente lo que estas pensando que es (e incluso más). Tiene mucho que ver con las cosas que hacen definir la “masculinidad” como un elemento visible y que ocasiona distinción entre ambos sexos. Asimismo, también tiene mucho que ver con el acto sexual.

También conocida como la hormona masculina, la testosterona comienza a aumentar en los varones cuando entran en la pubertad. Hace que los órganos sexuales masculinos, el pene y los testículos, maduren. Gracias a la testosterona, los hombres jóvenes comienzan a crecerles el vello corporal y sus voces se vuelven más profundas.

Cualquier madre de un chico adolescente le dirá que se ha vuelto más alto, a veces aparentemente creciendo durante la noche. Y es que, tanto los huesos como los músculos se fortalecen gracias a la testosterona.

Además de madurar los órganos sexuales masculinos, los niveles adecuados de testosterona ayudan a los hombres a producir esperma. Esto hace que la testosterona sea un elemento vital para el órgano sexual masculino, sin importar la definición que use.

Los niveles de esta hormona aumentan durante la niñez y alcanzan su máximo durante los 20 años. Pero después de la edad de alrededor de 30 a 35, los niveles de testosterona comienzan a disminuir, lentamente.

La disminución de la hormona masculina puede asociarse con muchas cosas consideradas “envejecimiento normal” en los hombres. Cosas como la reducción de la libido y la reducción de la masa muscular están relacionadas con la disminución de los niveles de testosterona.

Por otro lado, la conexión entre la pérdida de cabello y la testosterona es complicada, pero no se ve realmente afectada por la disminución de la hormona causada por la edad.

Aun así,  el hecho de que la testosterona disminuya en todos los hombres a lo largo del tiempo, no quiere decir que este descenso sea constante; o que, a veces, no ocurra una disminución mayor de lo que debería ser.

¿Cuáles son los signos de baja testosterona?

Tal y como podría imaginar, los síntomas de niveles bajos de testosterona reflejan exactamente lo contrario de los signos de aumento de los niveles de la hormona. Aunque, curiosamente, los síntomas van más allá de esos rasgos. Por ello, aquí les detallamos cuáles son los signos de baja testosterona:

Fatiga

Con los niveles de testosterona reducidos, muchos hombres se quejan de sentirse cansados ​​todo el tiempo; apenas teniendo la energía para su día a día, y mucho menos las actividades que disfrutan. Si te sientes cansado todo el tiempo y tienes poca energía, a pesar de haber dormido lo suficiente, es posible que estés experimentando los efectos de la baja testosterona.

Libido significativamente reducida

Mientras que muchos hombres experimentan disminución del deseo sexual a medida que envejecen; los hombres que sufren de niveles significativamente reducidos de la hormona masculina casi no tienen ningún impulso. La testosterona es un componente clave en la estimulación del impulso sexual; por lo que no es sorprendente que cuando los niveles de la hormona desciendan, también baje la libido.

Disfunción eréctil

Al igual que su influencia en la libido, la testosterona juega un papel importante en el logro y mantenimiento de la erección. Si bien la hormona no es directamente responsable de las erecciones, sí estimula las partes del cerebro que las desencadenan.

Debilidad

Como vimos anteriormente, la testosterona es lo que ayuda a los hombres jóvenes a ganar masa muscular a medida que avanzan en la pubertad. La falta de la hormona puede tener el efecto opuesto. Lo que es peor, si los niveles son lo suficientemente bajos, incluso el asistir religiosamente al gimnasio y el entrenamiento con pesas pueden tener resultados limitados.

Depresión

Debido a que la testosterona influye en muchas funciones del cuerpo, los hombres pueden sentir síntomas anímicos diversos; incluidos los cambios de humor, similares a los que experimentan las mujeres que atraviesan la menopausia.

Dificultad para concentrarse y tomar decisiones

Esto va de la mano con el punto anterior. La capacidad de un hombre para concentrarse en las tareas a realizar puede verse desafiada ante los niveles significativamente bajos de la hormona. Junto con eso, pueden experimentar lo que algunos describen como una incapacidad para concentrarse o para tomar decisiones, tal y como alguna vez les pasó siendo más jóvenes.

Uno de los mayores desafíos que enfrentan los hombres que experimentan estos síntomas es llegar al fondo del problema; es decir, descubrir que su problema se centra en la disminución de la testosterona. Esto, debido a que muchos de estos síntomas también pueden estar presentes con una serie de otros problemas de salud, como diabetes, presión arterial alta y enfermedad coronaria.

¿Qué hacer ante la sospecha de niveles bajos de testosterona?

Si experimenta alguno de los síntomas anteriores, es importante llegar al fondo de lo que está causando. En primer lugar, debe hacer una cita con su médico. Una simple prueba de sangre puede ayudar a determinar si el problema viene de niveles de testosterona baja; o si existe otro problema que está causando los síntomas que está experimentando.

También podría haber una afección subyacente, como efectos secundarios de medicamentos, alguna que otra infección; inicio de diabetes o  de alguna enfermedad hepática que esté causando dicha disminución en los niveles de testosterona. Si ese es el caso, querrá abordar la causa del problema, tanto como los niveles bajos de esta hormona tan importante para su organismo.

tags: