Para Qué Sirve la Tiamina?

La tiamina es un nutriente esencial que todos los tejidos del cuerpo necesitan para funcionar correctamente. La tiamina fue la primera vitamina B que los científicos descubrieron. Es por eso que su nombre lleva el número 1. ¿Y para qué sirve la tiamina? Al igual que las otras vitaminas B, la tiamina es soluble en agua y sirve para ayudar al cuerpo a convertir los alimentos en energía.

El cuerpo necesita tiamina para producir adenosintrifosfato (ATP); la cual es una molécula que transporta energía dentro de las células.

Consecuencias de la deficiencia de Tiamina

Una deficiencia de tiamina puede afectar muchas funciones diferentes de nuestro cuerpo, incluido el Sistema nervioso, el corazón, y el cerebro.

La deficiencia de la tiamina puede llegar a ocasionar debilidad, fatiga, psicosis y, en peor instancia, daño neurológico. Esto suele suceder más en personas alcohólicas; puesto que consumir demasiado alcohol imposibilita que el cuerpo realice una apropiada absorción de la tiamina presente en los alimentos.

Personas más propensas a padecer deficiencia de Tiamina

Afortunadamente, la deficiencia de tiamina es poco común en el mundo desarrollado. La deficiencia de tiamina es rara en adultos sanos. Es más común en personas con condiciones médicas específicas. Las condiciones que pueden afectar los niveles de tiamina incluyen:

  • Alcoholismo
  • Enfermedad de Crohn
  • Anorexia

Las personas que se someten a diálisis o toman diuréticos de asa también están en riesgo de padecer deficiencia de tiamina.

Los diuréticos de asa se prescriben para personas con insuficiencia cardíaca congestiva.  Estos pueden eliminar la tiamina del cuerpo, posiblemente cancelando cualquier beneficio para la salud. El corazón depende de la tiamina para funcionar correctamente. Las personas que toman digoxina y fenitoína también deben tener cuidado con sus niveles de tiamina.

La deficiencia de tiamina puede provocar dos problemas de salud importantes: el beriberi y el síndrome de Wernicke-Korsakoff. El Beriberi afecta la respiración, los movimientos oculares, la función cardíaca y el estado de alerta. Es causada por una acumulación de ácido pirúvico en el torrente sanguíneo; el cual es un efecto secundario que ocasiona que nuestro cuerpo no pueda convertir los alimentos en combustible.

El síndrome de Wernicke-Korsakoff técnicamente son dos trastornos diferentes. La enfermedad de Wernicke afecta el sistema nervioso y causa problemas visuales, falta de coordinación muscular y deterioro mental.

Si la enfermedad de Wernicke no es tratada, puede provocar el síndrome de Korsakoff. El síndrome de Korsakoff afecta permanentemente las funciones de memoria en el cerebro.

Cualquiera de estas dos enfermedades se puede tratar con inyecciones o suplementos de tiamina. Esto puede ayudar con la visión y las dificultades musculares. Sin embargo, la tiamina no puede reparar el daño permanente de memoria causado por el síndrome de Korsakoff.

Alimentos que contienen Tiamina

La mayoría de las personas pueden conseguir toda la tiamina necesaria de los alimentos. No existen factores de riesgo realmente importantes que estén asociados con el consumo de tiamina. Puedes encontrar tiamina en:

  • Cerdo
  • Aves de corral
  • Chícharos
  • Nueces
  • Frijoles secos
  • Soja
  • Cereales de grano entero
  • Lentejas
  • Legumbres
  • Pan de molde
  • Arroz
  • Levadura

Muchos productos de granos enteros se encuentran fortificados con tiamina, como por ejemplo:

  • Cereal
  • Pan de molde
  • Arroz
  • Pastas

Ciertos alimentos y prácticas dietéticas pueden cancelar la forma en que el cuerpo hace uso de la tiamina y conducir a la deficiencia. Éstas incluyen:

  • Tomar demasiado café o té, incluso el descafeinado
  • Masticar hojas de té y nueces de betel
  • Comer pescado crudo y mariscos regularmente

Asegúrese de consultar a su médico antes de comenzar un régimen vitamínico, especialmente si la tiamina es utilizada para tratar una deficiencia. Para mantener un equilibrio de vitaminas B en nuestro sistema, los médicos a menudo sugieren la ingesta vitaminas del complejo B como una mejor opción que los suplementos B individuales para adultos sanos.

Todos los tejidos del cuerpo necesitan tiamina para funcionar correctamente. Si bien la mayoría de las personas extrae suficiente cantidad tiamina de los alimentos; ciertas condiciones médicas y prácticas dietéticas pueden reducir el uso del cuerpo de tiamina. Estas condiciones pueden llevar a las personas a padecer una deficiencia.

En dichos casos, los suplementos pueden llegar a ser necesarios. Es importante hablar con nuestro médico antes de tomar cualquier suplemento de tiamina; pues es clave para garantizar que tengamos el equilibrio adecuado de vitaminas B en nuestro cuerpo.

Signos de exceso de Tiamina

La toxicidad por vitamina B1 no es muy común; sin embargo, su exceso puede ocasionar los mismos síntomas que produce la deficiencia de Vitamina B6; es decir, anemia, neuropatía, lesiones cutáneas parecidas a la seborrea.

La vitamina B6, también conocida como piridoxina, protege al organismo frente a los efectos tóxicos de la tiamina.

La tiamina tiene efectos directos en la prevención de daños cerebrales, al regular la conducción neuronal. Se cree que sirve para aumentar la capacidad mental de los estudiantes, debido a que afecta la interacción de la serotonina.

La absorción de la tiamina, también se ve afectada cuando se consumen café o té, pues se considera que disminuye su absorción tal y como sucede con el alcohol ya mencionado arriba, pero en un grado mucho menor.

En pocas palabras, la tiamina puede tener muchos efectos positivos en nuestro organismo, pero su uso en exceso podría acarrear síntomas desagradables y difíciles de tratar. Aun así, es una vitamina fundamental para el cuerpo,  y su deficiencia debe ser diagnosticada y tratada por un facultativo.

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.