Para Qué Sirve la Vitamina C?

¿Cuántas veces nos han dicho dijeron nuestros padres: “Bebe tu jugo de naranja, necesitas más vitamina C”? Pero, ¿es esto realmente cierto? ¿Para qué sirve la vitamina C?

Es probable que hayamos ido a la escuela y hayamos escuchado mucho acerca de los beneficios de la vitamina C en la clase de salud. Pero, en realidad ¿qué hace la vitamina C por nosotros a diario? En este artículo, se compartirán abiertamente algunos de los beneficios respaldados científicamente de este nutriente esencial, así como algunos posibles beneficios de los cuales los científicos aún no están totalmente seguros.

Pero primero, conozcamos más acerca de la vitamina C en sí misma.

¿Qué es la vitamina C?

Denominada también como “ácido ascórbico”, la vitamina D es un nutriente soluble en agua disponible en muchos alimentos diferentes.

Es un increíble antioxidante que protege nuestro cuerpo del daño de los radicales libres; los cuales s libres juegan un rol clave en el proceso de envejecimiento, por lo que consumir mucha vitamina C puede proteger su salud ahora y en los años venideros.

La vitamina C, a la que también se le conoce como ácido ascórbico, es copiosa en frutas y vegetales. Como vitamina soluble en agua y eficaz agente antioxidante que ayuda al cuerpo a formar y mantener el tejido conectivo, incluidos los huesos, los vasos sanguíneos y la piel.

Beneficios de vitamina C

La vitamina C sirve para reparar y restablecer los tejidos, resguarda contra las enfermedades cardíacas, y contribuye a la absorción de hierro; también previene el escorbuto y disminuye el colesterol total y el LDL (“malo”) y los triglicéridos.

Las investigaciones indican que la vitamina C puede ayudar a proteger contra una variedad de cánceres al combatir los radicales libres y ayudar a neutralizar los efectos de los nitritos; que son conservantes hallados en algunos alimentos envasados ​​cuyo contenido puede incrementar el riesgo de diversas formas de cáncer.

La vitamina C suplementaria también puede disminuir la duración y los síntomas de un resfriado común, ayudar a retrasar o prevenir las cataratas y respaldar las funciones inmunológicas sanas.

Signos de una deficiencia de vitamina C

Los síntomas de deficiencia incluyen fatiga, debilidad muscular, dolores articulares y musculares, encías sangrantes y erupciones en las piernas. La deficiencia prolongada puede causar escorbuto, una enfermedad rara pero potencialmente grave.

Cantidades recomendadas de Vitamina C

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud (NIH), la cantidad diaria recomendada de vitamina C (RDA) para adultos mayores de 19 años es:

  • Hombres, 90 mg por día
  • Mujeres, 75 mg por día
  • Mujeres embarazadas, 85 mg por día
  • Mujeres lactantes, 120 mg por día.

Los fumadores pueden beneficiarse de una mayor ingesta. El Dr. Weil recomienda tomar 250 mg de vitamina C por día.

Se recomiendan las siguientes cantidades como ingestas adecuadas para infantes:

  • Bebés de 0-6 meses de edad, 40 mg por día
  • Bebés de 7-12 meses de edad, 50 mg por día.

La cantidad de vitamina C para adolescentes y niños son:

  • Niños de 1 a 3 años, se recomienda la cantidad de 15 mg por día
  • Niños de 4 a 8 años, se recomienda la cantidad de 25 mg por día
  • Niños de 9 a 13 años, se recomienda la cantidad de 45 mg por día
  • Adolescentes masculinos 14-18 años, se recomienda la cantidad de 75 mg por día
  • Mujeres adolescentes de se recomienda la cantidad de 14-18 años, 65 mg por día

Alimentos que contienen vitamina C

La vitamina C es fácil de ingerir con los alimentos, ya que muchas frutas y verduras contienen vitamina C. En este sentido, algunas buenas fuentes son: manzanas, espárragos, bayas, brócoli, repollo, melón (melón, melón dulce, sandía), coliflor, cítricos (limones, limas y naranjas), kiwi; así como alimentos fortificados, como panes, granos y cereales.

Asimismo, verduras de hoja verde como la col rizada, las espinacas; pimientos (especialmente pimientos rojos, que tienen uno de los más altos contenidos de vitamina C por porción), papas y tomates.

Riesgos asociados con exceso de vitamina C

Cuando se obtiene de fuentes alimenticias y suplementos en las dosis recomendadas, la vitamina C se considera generalmente segura. Los efectos secundarios rara vez se informan, pero incluyen diarrea, náuseas, calambres abdominales y otros síntomas gastrointestinales.

Para la mayoría de las personas sanas, el cuerpo solo puede contener y usar aproximadamente 200 a 250 mg de vitamina C por día, y cualquier exceso se pierde a través de la orina. En momentos de enfermedad, durante la recuperación de una lesión o en condiciones de mayor estrés oxidativo (incluido el tabaquismo), el cuerpo puede usar cantidades mayores. Las dosis altas de vitamina C (más de 2,000 mg al día) pueden contribuir a la formación de cálculos renales, así como causar diarrea severa, náuseas y gastritis.

Consideraciones especiales de la Vitamina C

Pueden ocurrir efectos adversos entre la vitamina C y los medicamentos anticoagulantes como la warfarina, disminuyendo su acción. Los productos de nicotina, los anticonceptivos orales / estrógenos, las tetraciclinas, los barbitúricos y la aspirina pueden disminuir los niveles de vitamina C.

La vitamina C puede incrementar la permeabilidad del hierro y la luteína. Aunque algunas pruebas sugieren que dosis superiores de vitamina C complementaria pueden interferir con la absorción y el metabolismo de la vitamina B12 que se encuentra en los alimentos, otros estudios no han obtenido estos efectos.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *