Para Qué Sirve la Vitamina D?

A pesar de que las vitaminas C y E siguen siendo las favoritas de muchos amantes de los suplementos, estas vitaminas están siendo forzadas a compartir su trono con la extensamente olvidada vitamina D, que finalmente está recibiendo la atención que siempre ha merecido. ¿Sabes para qué sirve la vitamina D?

La vitamina D a veces se le conoce también como “vitamina del sol” porque se produce en la piel en respuesta a la luz solar. Es una vitamina liposoluble que forma parte de una familia de compuestos que incluye las vitaminas D-1, D-2 y D-3.

Como se dijo anteriormente, el cuerpo humano produce vitamina D naturalmente cuando se expone directamente a la luz solar; aunque también puede conseguirse gracias a determinados alimentos y suplementos que buscan proveer niveles apropiados de la vitamina en la sangre.

Funciones de la Vitamina D

Probablemente ya conozcas cual es el papel de la vitamina D en la promoción de huesos saludables, en gran medida promoviendo la absorción de calcio. Si se padece de una deficiencia de vitamina D, particularmente en años anteriores, esto puede provocar osteoporosis u osteomalacia, que es un ablandamiento óseo.

Sin embargo, existe evidencia reciente y creciente que relaciona los bajos niveles de la vitamina con un mayor riesgo de diabetes tipo 1, dolor muscular y óseo; y, quizás más graves, como cáncer de mama, colon, próstata, ovarios, esófago y sistema linfático. .

Si deseas reducir tu presión arterial, la vitamina D puede ser exactamente lo que te recetó el médico. Asimismo, si estás tratando de reducir el riesgo de diabetes o reducir las posibilidades de ataques cardíacos, artritis reumatoide o esclerosis múltiple, entonces la vitamina D debe estar en la delantera en una dieta diaria adecuada de suplementos.

La vitamina D tiene varias funciones importantes. Quizás los más vitales son la regulación de la absorción de calcio y fósforo y la función normal del sistema inmunitario. Obtener una cantidad suficiente de vitamina D es trascendental para el crecimiento y el desarrollo normal de los huesos y los dientes, así como para mejorar la resistencia contra ciertas enfermedades.

Beneficios de la Vitamina D

Aquí se comparten tres de los beneficios más extraordinarios de la vitamina D.

Lucha contra las enfermedades

Además de sus principales beneficios, la investigación sugiere que la vitamina D también puede tener un papel fundamental en:

  • La reducción del riesgo de esclerosis múltiple
  • La disminución de la probabilidad de padecer enfermedades del corazón
  • Ayuda en la reducción de la probabilidad de desarrollar la gripe
  • La vitamina D activada es uno de los inhibidores más potentes del crecimiento de células cancerígenas
  • Estimula el páncreas para producir insulina.
  • Regula el sistema inmunológico

La Vitamina D reduce la depresión

La investigación ha descubierto que la vitamina D podría tener un rol significativo en la regulación del estado anímico y prevenir la depresión. En un estudio, los científicos encontraron que las personas con depresión que recibieron suplementos de vitamina D notaron una mejoría en sus síntomas.

Incluso, en un estudio de personas con fibromialgia, los investigadores descubrieron que la deficiencia de vitamina D era más común en aquellos que también experimentaban depresión y ansiedad.

La vitamina D impulsa la pérdida de peso

Considere agregar suplementos de vitamina D a su dieta si está tratando de perder peso o prevenir enfermedades cardíacas.

En un estudio, las personas que toman un suplemento diario de calcio y vitamina D pudieron perder más peso que los sujetos que tomaron un suplemento de placebo. Los científicos alegaron que el calcio y la vitamina D adicionales tenían un efecto supresor del apetito.

En otro estudio, las personas con sobrepeso que tomaron un suplemento diario de vitamina D incluso mejoraron sus marcadores de riesgo de enfermedad cardíaca.

Deficiencia de Vitamina D

Muchos factores pueden afectar su capacidad de obtener cantidades suficientes de vitamina D únicamente gracias al sol. Estos factores incluyen:

  • Estar en un área con alta contaminación
  • El uso de protector solar
  • Pasar más tiempo en el interior
  • Vivir en grandes ciudades donde los edificios bloquean la luz solar
  • Tener una piel más oscura. (Cuantos más altos sean los niveles de melanina, menos vitamina D puede absorber la piel).

Estos factores inducen a la insuficiencia de vitamina D en una gran cantidad de personas. Es por ello que resulta de vital importancia conseguir cierto grado de nuestra vitamina D a través de otras fuentes además de la luz solar.

Síntomas de la deficiencia de Vitamina D

Los síntomas de una deficiencia de vitamina D en adultos incluyen:

  • Cansancio, dolores y dolores, y una sensación general de no sentirse bien
  • Dolor o debilidad muscular o ósea severa que puede causar dificultad para subir escaleras, y levantarse del piso o una silla baja.
  • Fracturas por estrés, especialmente en las piernas, la pelvis y las caderas

Los médicos pueden diagnosticar una deficiencia de vitamina D realizando una simple prueba de sangre. Si tiene una deficiencia, su médico puede ordenar radiografías para verificar la fortaleza de sus huesos.

Si su cuerpo no obtiene suficiente vitamina D, corre el riesgo de desarrollar anomalías óseas, como huesos blandos (osteomalacia) o huesos frágiles (osteoporosis).

Si le diagnostican una insuficiencia de vitamina D, es probable que su doctor le recomiende tomar suplementos diarios de vitamina D. En su lugar, si padece una deficiencia grave, este puede recomendarle tabletas o líquidos con dosis altas de vitamina D. Las personas también tienen que tener por segura su forma de obtención de vitamina D a través de la luz solar y los alimentos que se consume.

Fuentes alimenticias de Vitamina D

No muchos alimentos contienen vitamina D de forma natural. Es precisamente debido a esto, que algunos alimentos se encuentran sometidos a un proceso de fortificado. Esto da a entender que se les ha añadido vitamina D. Los alimentos que contienen vitamina D incluyen:

  • Salmón
  • Sardinas
  • Yema
  • Camarón
  • Leche (fortificada)
  • Cereal (fortificado)
  • Yogur (fortificado)
  • Jugo de naranja (fortificado)

Puede ser difícil obtener suficiente vitamina D cada día mediante la exposición al os rayos del sol y la comida por si mismos; por lo que puede ser de utilidad tomar suplementos de vitamina D.

Cuánta vitamina D se necesita

Ha habido cierta controversia sobre la cantidad de vitamina D necesaria para un funcionamiento saludable. Investigaciones recientes indican que se necesita más vitamina D de lo que se pensaba. Los niveles normales de suero sanguíneo van de 50 a 100 microgramos por decilitro. Dependiendo del nivel de sangre, es posible que se necesite más vitamina D.

El Instituto de Ciencias Agrícolas y Alimentarias ha informado las nuevas recomendaciones basadas en unidades internacionales (IU) por día. Las IU son un tipo estándar de medición para medicamentos y vitaminas. Las IU ayudan a los expertos a determinar la dosis recomendada, la toxicidad y los niveles de deficiencia para cada persona.

Una IU no es igual para cada tipo de vitamina. Una IU está determinada por la cantidad de sustancia que produce un efecto en el cuerpo. Las UI recomendadas para la vitamina D son:

  • Niños y adolescentes: 600 UI
  • Adultos hasta 70 años: 600 UI
  • Adultos mayores de 70 años: 800 UI
  • Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia: 600 UI

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.