Para qué sirve el signo de admiración

Nuestro vocabulario está lleno de diferentes signos de puntuación, siendo estos los que le dan el sentido a un texto u oración. Por medio de ellos, podemos realizar pausas cortas o largas, así como también otras que se encargan de agregar una entonación mayor a una palabra, como lo sería el caso del signo de admiración, siendo este del que hablaremos.

También conocido con el nombre de signo de exclamación, el signo de admiración se utiliza en la escritura, indicando una pausa similar a la de un punto. Este signo normalmente se coloca después de una interjección o exclamación, para informarnos la presencia de un tono que enfatice, una sorpresa o sentimientos que quieran ser representados con una mayor fuerza.

Lo podemos encontrar presente al final de la frase que se desea enfatizar, como, por ejemplo: ¡Advertencia!

Usos que se le dan a los signos de admiración

Utilización en la cultura

Si has tenido la oportunidad de leer una novela o cómic, lo más probable es que te hayas topados con más de un signo de admiración. La razón por la que están presentes en ambos, se debe a que se utilizan al final de las frases o palabras luego de expresar sorpresa, incredulidad, alegría, dolor, excitación a la amenaza.

A pesar de ello, en la actualidad se evita un poco el uso del signo de exclamación, ya que este es considerado como excesivamente enfático y redundante. Esto se aplica tanto en la literatura como artículos de prensa y en la crónica.

Lo más común, es que podamos ver la presencia del signo de admiración en obras y publicaciones para niños.

Por otro lado, en la internet podemos toparnos con una gran cantidad de signos de exclamación, los cuales se utilizan con mayor frecuencia en los blogs. La razón por la que aparecen con abundancia, se debe a que añaden expresividad a los textos escritos.

En algunos nombres propios de juegos, programas de televisión, entre otros

Es muy común que las compañías añadan el signo de interrogación al final de un nombre que le den a algún tipo de plataforma, servicio o juego, ya que esto le añade un toque más expresivo. Entre algunos de los más populares, tenemos a Yahoo! Y el juego de Jeporady!

En las señales de advertencia

Aunque no lo parezca, el uso del signo de exclamación en una advertencia, tiene mucho más impacto. Cuando se quiere resaltar algún tipo de amenaza o advertencia, se suele utilizar este signo gráfico para que llame la atención.

Un claro ejemplo de ello son las señales de advertencia y las de tráfico. Cuando vamos por la carretera y vemos con símbolo de exclamación en un cartel, automáticamente lo relacionamos con que se trata de una advertencia. Para reforzar la comprensión de la persona, también se suele añadir una imagen.

Uso lingüístico

El uso del signo de exclamación no podía faltar en esta sección. Podemos ver que se emplea bastante en interjecciones, sintagmas interjectivos y oraciones interjectivas. Estas interjecciones pueden ser de varios tipos:

  • Apelativas: ¡eh!, ¡pst!
  • Expresivas: ¡oh!, ¡ay!
  • Representativas: ¡paf!, ¡pum!
  • Onomatopeyas: ¡guau!, ¡tuturú!
  • En oraciones exclamativas, parciales o totales
  • Como un indicativo de ironía o sorpresa
  • En retórica

Indicaciones sobre la escritura del signo de exclamación

Utilizar los signos de exclamación no es algo tan complicado, aunque si se debe de tener conocimiento sobre la manera en que se hace:

  • Cuando se utilizan los signos de exclamación en un enunciado, es obligatorio que estos se coloquen al comienzo y final del mismo. En el español es una regla, aunque hay otros idiomas en donde es correcto colocar solo el signo de cierre (como el inglés).
  • Cuando se desea enfatizar una palabra, primero se debe de colocar el signo de apertura de la exclamación, que vendía siendo con el punto hacía arriba. Por otro lado, para cerrar se debe de colocar dicho punto hacia abajo. Si no se sigue esta norma, se considera una falta de ortografía.
  • Aquellas palabras que van antes o después de una frase que se encuentra encerrada en los signos de exclamación, deben de tener un espacio.
  • Cuando hay reduplicaciones en una exclamación, el signo de apertura debe de ponerse antes de la primera. Por otro lado, el de cierre debe de ser después de la última.
  • Para dar un mayor énfasis a la exclamación, en algunos textos o sobre-expresivos está permitido el uso de dos o más signos de exclamación al principio y final de un determinado enunciado.

A pesar de no ser un signo de puntuación de la misma importancia que la coma o el punto, el de exclamación sigue siendo de gran valor, debido a que es el que se encarga de dar al contexto el sentido adecuado, aunque en la actualidad no es considerado como propio de la escritura.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *