Para qué sirve un ensayo

A diferencia de otros tipos de textos como las monografías, los resúmenes, y otros más, el ensayo nos brinda la oportunidad de poder desarrollar un tema de manera libre. Esto implica que podemos manifestar nuestras propias opiniones o ideas, y sin tener ninguna preocupación al no estar siguiente una estructura rígida de redacción.

Partes de un ensayo

Como se hizo mención anteriormente, los ensayos no se caracterizan por ser muy rígidos en cuanto a la redacción. Por esta razón, las partes en que se divide un ensayo dependen exclusivamente del autor. A pesar de ello, existe una tendencia marcada por las siguientes etapas:

  • Introducción:Principalmente nos expone el tema, objetivo y además de la forma en la que el autor abordará el texto. Esta sección es de gran importancia dentro de un ensayo, puesto a que se puede dar a conocer la opinión propia o teoría que más adelante se estará demostrando.
  • Desarrollo: Es la segunda parte del ensayo, siendo el segmento donde el autor expone los argumentos y sus análisis según el tema que esté tocando. También puede sustentar dicha información al citar diferentes fuentes provenientes de libros, entrevistas o de la internet.
  • Conclusión: Siempre se mantiene paralela a la introducción, aunque en la conclusión se busca profundizar el tema de los planteamientos y argumentos que fueron tratados en el desarrollo. En pocas palabras, esta fase final del texto se basa en realizar un resumen claro de las ideas que fueron expuestas al principio.

Características del ensayo

Para que un ensayo pueda ser considerado como tal dentro del género literario, debe de tener algunos aspectos que son muy característicos y deben de ser tomados en cuenta. En primera instancia, es necesario seleccionar un tema, para luego buscar toda la información necesaria que permite organizar ideas y redactar de acuerdo al orden que se ha determinado.

Podemos decir que algunas de las características del ensayo son las siguientes:

  • Los temas que son expuestos siempre se hacen desde la perspectiva subjetiva, lo que quiere decir que se basan más en el punto de vista del escritor, quien debe de utilizar un lenguaje muy coloquial.
  • Debido a que tiene la facilidad de poder realizarse en base a cualquier tema, hace de esta herramienta un gran instrumento para la divulgación cultural, tecnológica o científica.
  • A pesar de que el escritor o ensayista no tiene un límite de palabras, los textos que se escriben en un ensayo no suelen ser muy extensos.
  • La exposición del contenido por parte del autor no debe de seguir un orden determinado. Por esta razón, un ensayo puede carecer de subtítulos y tampoco requiere que todas las ideas expuestas se encuentren acompañadas de una cita bibliográfica.
  • Los argumentos forman una parte importante del ensayo, puesto a que es la forma que tiene el escritor para expresar sus ideas con respecto a un tema.
  • Debe se sugerir algo o estimular una reflexión, además de causar interés. Si se logra cambiar la perspectiva del lector con respecto al tema que se está abordando, querrá decir que el ensayo será exitoso.

Tipos de ensayos

Dependiendo de la temática que elija el autor, el enfoque y estilo que se utilice para escribir un ensayo, los podemos clasificar en:

  • Ensayo científico: Como su nombre lo dice, son aquellos ensayos en donde el escritor se encarga de exponer algún tema científico, el cual debe de explicar con sus propias palabras de una manera que pueda ser entendido por los lectores, quienes no tienen una información o amplio conocimiento científico.
  • Ensayo literario: Los temas que se pueden abordar en este tipo de ensayos son muy variados, además de que son más directos y sencillos, puesto a que el autor busca la manera de dar a conocer su propia visión sobre temas históricos, filosóficos, políticos, entre otros más.
  • Ensayo expositivo: A través de la información investigada con respecto al tema a tratar, el autor puede dar opiniones o explicaciones de dicho tema y utilizando sus propias palabras.
  • Ensayo argumentativo: Parten principalmente de la exposición de ideas por parte del autor, quien también hace uso de las mismas para justificar algún tipo de desacuerdo que tenga con respecto al tema, con la finalidad de convencer al lector también.
  • Ensayo critico: Cuando el autor se instruye con la documentación o información necesaria, este puede utilizar el ensayo critico para cuestionar ciertas ideas o hechos, dándole las herramientas necesarias para expresar opiniones basadas en datos que son demostrables.
  • Ensayo filosófico: Diferentes temas de carácter religioso, moral o ético, son lo que se suelen tratar dentro de un ensayo filosófico.
  • Ensayo bibliográfico: Está enfocado principalmente en la vida el propio autor, dándole la libertad suficiente para expresar opiniones de si mismo o darse una valoración.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *