Para qué sirve una carta

Introducción

En años anteriores, escribir una carta a mano suponía un tema de gran interés, además de que esto tenía un valor muy alto. Se utilizaban para cualquier cosa, desde pedir una cita romántica, hasta para pedir matrimonio si esto era necesario. Redactar y firmar una carta era sinónimo de elegancia, importancia y fe, sobretodo porque una persona estaba plasmando con su puño y letra, en tinta, palabras que quedarán registradas en la mente y en el papel durante muchos años después.

Siempre que un enamorado quería adorar a su flechazo, este le escribía carta todos los días, incluso si ambos se encontraban a kilómetros de distancia, lo cual es curioso ya que existían carteros que enviaban las cartas a cualquier lugar del mundo, aunque tardaban mucho tiempo en llegar. Lo que para nosotros ahorita supone un retraso en el mundo, gracias a nuestra tecnología, en realidad es magia.

El amor se volvía más puro, los tratos verbales se fortalecían con cartas y cualquier situación era transmitida a través de una carta. Sin embargo, a pesar de que la globalización es algo bueno para nosotros y nos ha facilitado la vida de forma oportuna, esto le ha arrebatado importancia a la carta, y su poder sigue siendo tal, que aún se utilizan, aunque para fines distintos. Lo cual está bien, ya que los tiempos cambian y todo debe amoldarse a los nuevos tiempos.

Hoy en día, lo que antes se realizaba a mano y con pluma, se escribe mediante un correo electrónico que no tarda más que algunos minutos en llegar a su destino, lo cual si bien es curioso y magnífico, supone tan sólo la evolución de una carta común en épocas antiguas. El correo no existe de la misma forma que antes, ya nadie envía cartas a través e él por las mismas razones pero existen ocasiones en donde se necesitan, y esto es lo que nos demuestra que aunque el Internet es el mejor invento del mundo, esto no le resta importancia o interés a lo que supone escribir una carta a mano.

Lo que intentamos decir, es que a pesar de todo los avances tecnológicos que nos engloban, la carta es un elemento que sigue contando con un gran valor, tanto legal, como sentimental. Mediante esta se transmite información de cualquier tipo, y la misma se quedará plasmada en el papel a través de los años y puede llegar a su destino, sin importar distancias. A través de estas palabras son capaces de crear acuerdos, hacer trámites, pedir acuerdos y mantener vigente un cuadro de comunicación con otra persona.

Para definir la carta de forma más específica y adecuando el término a nuestros tiempos, se dice que este es un medio por el cual se transmite información formal o informal, escrita por una persona que lleva el nombre de emisor, la cual será enviada a un destinatario. Por lo general, las cartas hoy en día se utilizan para enviar información de un lugar a otro que se encuentra lejano.

¿Para qué sirve una carta?

Para seguir hablando de forma más específica sobre este grandioso elemento, hemos de establecer una serie de usos magníficos, en donde el principal es expresar pensamientos, ideas, noticias, historias y cualquier tipo de información que se desee, de una persona a otra, o más. Esto genera que una carta fomente el desarrollo de relaciones de cualquier tipo, desde amistades y romances, hasta negociaciones importantes.

Esto ocurre gracias a que una carta sirve para cualquier tipo de tema, dependiendo del tipo de carta que sea y del destinatario que la recibirá, ya que es importante establecer la diferencia entre una carta de negociaciones, de una carta sentimental. Hoy por hoy, la carta se sigue utilizando en cuestiones de gobiernos y diplomacias, por lo que su toque no se pierde conforme pasan los años. Partiendo de todos estos detalles, se dice que el contenido de una carta es importante en todos los aspecto, por lo que en la mayoría de las ocasiones la misma debe ser redactada de forma correcta, siguiendo algunos parámetros y evitando errores ortográficos.

Por otro lado, están las cartas informales, las cuales se realizan para enviar información a personas cercanas, como familiares y amigos, por lo que si bien también se debe tener cuidado con la ortografía, el lenguaje es mucho más fresco y relajado que en las cartas informales.

Partes de una carta

De forma común, estableciendo el hecho de que hablamos de una carta formal dirigida a personas importantes, la carta debe estar conformada por cuatro partes, los cuales son el encabezado, el desarrollo, la despedida y la firma. Es de suma importancia que cualquier tipo de carta se encuentre firmada, a menos de que la misma deba ser anónima por motivos personales. Si se desea, se puede anexar una posdata una vez haya finalizado el desarrollo de la carta.

Para explicarlo con más detalle, a continuación establecemos las partes de una carta formal:

  1. El encabezado. Este debe observarse en la parte superior de la carta y debe contener información personal del destinatario, como nombres, apellidos y dirección. Además, la fecha debe encontrarse en esta zona.
  2. El saludo. El saludo sigue después del encabezado y debe ser consolidado de forma breve y formal hacia la persona que recibirá la carta.
  3. El desarrollo. En esta parte se deberá exponer con letra prolija y excelente ortografía, todos los puntos a tratar.
  4. La despedida. En esta parte el remitente deberá colocar una breve despedida y colocar su nombre. En ocasiones la despedida tan sólo está compuesta por el nombre del remitente.
  5. La firma. Ninguna carta formal deberá ser enviada sin una firma. Esta deberá ser escrita de forma clara y concisa.

Por otro lado, a pesar de no formar parte obligatoria de una carta, en muchas ocasiones se anexa un sobre junto con la misma, sobretodo porque debe ser protegida por el mismo y a través de este viajará hacia su destinatario. De enviarse junto a un sobre, en el mismo deberá colocarse información del destinatario y su dirección.

Estilos de la carta

Hemos estado mencionando el hecho de que existen distintos tipos de cartas, que en sí se diferencian gracias al estilo con el cual ha sido escrita. Los estilos generales de las cartas, son los siguientes:

  1. Estilo formal. Por medio de este estilo se busca redactar una carta en donde se habla sobre asuntos importantes como empresas, personas, asuntos gubernamentales o asuntos privados, dependiendo del tipo de información que lleve la carta. De forma común, este tipo de cartas suele ser breve y precisa, por lo que no existe ningún tipo de información informal como un saludo amistoso.
  2. Estilo informal. Por otro lado, este e el estilo que se utiliza cuando la carta va dirigida hacia personas cercanas, como amigos, familiares y parejas, en donde se establece una carta sin tantas partes, con saludos y despedidas más flexibles y amistosas. Se le conoce como una carta informal ya que se envía ha personas con las cuales se tienen acuerdos amistosos.
  3. Estilo familiar. Hablando específicamente de la familia, existe este tipo de estilo, en el cual se observa cómo se dirigen entre sí padres, hijos, tíos, abuelos, sobrinos, nietos y demás. Tiende a ser un tipo de carta extensa.
  4. Estilo extremadamente formal. Este estilo es aquel que se utiliza para enviar cartas a diferentes países y a personas importantes, por lo que se debe establecer un desarrollo preciso y delicado, además de que se utilizan ambos nombres y ambos apellidos, tanto del remitente como del destinatario.

Ventajas y desventajas de las cartas

Ahora bien, entrando de nuevo en nuestra época y en cómo funcionan las cartas hoy en día, hemos de establecer una lista de ventajas y desventajas de las cartas, ya que si bien las mismas son importantes, no son completamente perfectas.

Ventajas de escribir una carta

Una carta ayuda considerablemente con el hecho de volver al pasado y ofrecer una conversación delicada a través de lápiz y papel, sobretodo porque ayuda a que muchas personas ofrezcan a los destinatarios sus emociones y pensamientos sin problemas. Se ha comprobado que cuando un individuo expresa ideas y sentimientos a mano y en papel, estos tienden a ser más profundos. Además, esto también ayuda a que muchas personas evadan inconscientemente emociones complicadas, buscando entenderlas.

Por otro lado, escribir una carta supone un gran trabajo, ya que se necesita de energía y tiempo para ello, por lo que se considera una actividad importante en todo momento. Hoy en día escribir una carta no requiere de demasiado tiempo ya que se realiza a través del Internet, por lo que cuando se realiza a la antigua, la importancia aumenta.

Además, cuando redactas una carta de cualquier tipo, a mano, esto supone un momento íntimo en donde nadie te interrumpirá si tú así lo deseas, y generará que el destinatario comprenda palabra por palabra, con delicadeza, y digiera todas sus palabras. Cuando la carta contiene emociones y sentimientos fuertes, los mismos pueden sentirse incluso en la escritura del emisor, por lo que esto ayuda a entender aún mejor la información.

Desventajas de escribir una carta

Lamentablemente, a pesar de que aún existen muchas personas que prefieren escribir una carta como se hacía antes, esto supone un tiempo de destino muy amplio en ocasiones, por lo que resulta difícil elegir este medio para establecer una conversación, al menos no en este siglo, cuando se puede observar y hablar con personas que se encuentran en el otro extremo del mundo.

Por otro lado, la carta pierde ventaja frente a un correo electrónica, ya que la escritura de muchas personas tiende a ser difícil de comprender, por lo que esto genera una lectura tediosa y lenta, y la comprensión del contenido tarda en llegar. Además, enviar información importante a través de una carta, existiendo hoy en día el Internet, puede suponer un acto de desconfianza en algunos individuos.

Y por último, si se utiliza una carta para evadir momentos de tristeza o molestia con algún conocido, esto generará discusiones y la prolongación de un debate importante para resolverlo.

Beneficios de una carta

A pesar de lo dicho anteriormente, escribir una carta sigue contando con grandiosas ventajas y en múltiples ocasiones funciona de maravilla. Si bien enviar un correo en mucho más rápido, escribir una carta supone un acto impresionante e íntimo. Por otro lado, la evolución ha aumentando tanto, que incluso para tomar notas las personas han dejado de utilizar papel y lápiz y basta tan sólo con sus teléfonos celulares, lo cual si bien es eficiente, pierde valor de lo importante.

Escribir es importante, y escribir cartas lo es aún más. A continuación hablamos sobre los principales beneficios de una carta:

  • Ayuda a mostrar más interés. Si bien enviar un correo electrónico no resta importancia a los asuntos, cuando esto se logra a través de una carta, genera expectativa e interés, lo que atrae al lector de forma inmediata. Además, esto supone un acto importante que significará cosas muy especiales para el destinatario, sobretodo si el mismo es una persona de confianza.
  • Como decíamos, genera expectativa. Este sentimiento es importante, ya que al recibir una carta, el sólo hecho de tenerla entre las manos y no sabes qué contiene, es impresionante y expectación puede ser muy alta.
  • Lo hace todo más personal. Cuando se trata de una carta informal para algún familiar o persona especial, este acto supone algo importante e íntimo, sobretodo porque es personal y lo recibe tan sólo una persona. Es importante que sepas lo que deseas plasmar en la carta y ofrecer tus ideas, emociones y pensamientos sin escudos. El remitente sabrá valorarlo.
  • Te permite ser creativo. Por supuesto, mediante un correo electrónico también puedes serlo, pero no se trata tan sólo de ser creativo con palabras, sino también con otros factores. Dibuja lo que quieras, colorea, añade corazones y hasta un beso. Esto genera tanta emoción en un remitente contento, que incluso puede que recibas otra carta en respuesta.

Y por último, las cartas son especiales porque son capaces de perdurar en el tiempo, por lo que puedes regalar una y la misma aparecer muchos años después, quizás desgastada, pero legible y la misma emoción con la cual la has escrito, seguirá plasmada en ella y eso, en definitiva, la hará especial.

Fuente| Wikipedia

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.