Para qué sirve el Yoga

Existen muchas maneras en las que podemos encontrar la codiciada paz interior. El hecho de poner nuestra mente en blanco, puede llegar a ser algo imposible para nosotros, y más si no realizamos algún tipo de actividad que nos ayude a lograrlo.

En varias generaciones pasados, se vino practicando el Yoga, una tradición física, mental y espiritual que se originó en la India, pero que en la actualidad es practicada por personas de todo el mundo como un método para aliviar el estrés o realizar actividad física.

No es un secreto que practicar Yoga trae grandes beneficios a la salud, y es una de las razones principales por la que se practica por aquellas personas que están involucradas con la actividad física, siendo las mujeres las que más acuden al Yoga, aunque los hombres también pueden practicarlo.

Beneficios de practicar Yoga

Fortalece los huesos

Los movimientos que se realizan durante los ejercicios de yoga, aumentan la densidad ósea, lo que implica que fortalece los juegos. Algunas posturas que se realizan con los pies, son excelentes para los huesos de las piernas y caderas.

Por otro lado, también se conoce que el yoga ayuda a prevenir algunas enfermedades óseas, como lo es el caso de la osteoporosis y la degeneración de los huegos.

Dormirás mejor

El Instituto Nacional del Cáncer en Estados Unidos realizó un estudio con respecto a las personas que sobrevivieron al cáncer. Estas tenían problemas para conciliar el sueño como consecuencia de los tratamientos de la enfermedad.

En dicho estudio, se determinó que estas personas, lograron dormir de manera profunda cada noche y luego de haber tomado un programa de yoga suave. A demás de dormir mejor, también utilizaron menos medicamentos.

Agiliza la mente

Los ejercicios físicos como el yoga, no solo cumplen la función de fortalecer los músculos: también lo hacen con nuestra mente. Si realizas esta actividad física, podrás aportar excelentes beneficios para el cerebro y sistema nervioso central, debido a que engrosa las capas de la corteza cerebral.

Combate el estrés

En tu vida cotidiana puedes estar sometido a una serie de labores o problemas que pueden llegar a causar estrés. Sin embargo, con tan solo tomar una clase de yoga, podrás notar cómo entrarás en un estado de relajación y tranquilidad. Siendo esto lo que necesitas para mejorar el estado de ánimo.

Con la ayuda de la respiración profunda y los ejercicios que se realizan durante el yoga, puedes alcanzar la paz mental y emocional, combatiendo de esta manera el estrés y la ansiedad.

Tendrás mayor flexibilidad y movilidad articular

El yoga y sus posturas son de gran utilidad para aumentar la flexibilidad de los músculos, ligamentos, tendones y fascias. Según varios estudios, se ha logrado determinar que practicar yoga durante ocho semanas puede mejorar la flexibilidad y movilidad articular en un 35%.

Protege el corazón

Practicando yoga se puede disminuir los niveles de colesterol malo y triglicéridos, además de la presión arterial. Con esto, se ayudan a prevenir las enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares.

Mejora los síntomas de la artrosis

Cunado las personas que sufren de artrosis (una enfermedad que desgasta los cartílagos) practican el yoga, pueden obtener una gran mejora en la tensión e hinchazón de sus articulaciones.

Cuida la silueta

Si lo comparamos con otras actividades físicas como correr, es probable que la quema de calorías que ofrece el yoga no sea tan significativa. Sin embargo, se ha determinado que las personas que lo practican, tienen la capacidad de mantener o bajar de peso sin llegar a recuperarlo.

Mejora el sexo

Debido a que nos ayuda a relajarnos y liberar las tensiones de manera rápida, el yoga es una gran herramienta que nos ayudará a mejorar la vida sexual tanto en hombres como mujeres.

Te aporta una sensación de felicidad

Al ejercitarnos con el yoga, se estimula la liberación de endorfinas, siendo estas sustancias que se producen naturalmente en el cerebro, y que nos dan una sensación de bienestar y placer.

Consejos para practicar yoga

Realizar yogas requiere de cierto nivel de conocimiento. Además de ello, debes de tener en cuenta algunos consejos fundamentales:

  • El yoga debe de ser tomado con calma, por lo que se necesita de paciencia para realizar los ejercicios. Un gran error que puedes cometer, será el querer realizar todo de la manera más rápida.
  • Centra tu mente en la respiración para lograr alcanzar un nivel de concentración.
  • Si tienes algún tipo de lesión, es recomendable que busques las maneras de tomar posturas adecuadas para no involucrar la zona afectada.
  • Evade cualquier tipo de por medio de la respiración. Hay que acostumbrarse a respirar por la nariz y de manera pausada.
  • Antes de empezar con sesiones más bruscas, primero es necesario adoptar algunas posturas iniciales que te ayudarán a calentar o prepararte.

Siguiendo estos consejos, tus sesiones de yoga serán mucho más productivas y libres de cualquier factor que pudiera causarte problemas.

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.