Para qué sirven las células madre

A pesar de no ser especializadas, las células madre cuentan con una característica bastante particular, permitiéndoles dividirse para crear más células iguales o desarrollarse con la finalidad de convertirse en otras células, tales como: musculares, cardiacas, renales y hasta en glóbulos rojos.

Gracias a dicha acción, nuestro cuerpo puede contar con células nuevas de manera constante, lo cual es esencial en caso de que seamos afectados por alguna enfermedad o lesión. En caso de ser la segunda, entonces se pueden reponer las células que han muerto o se han dañado, lo que implica que órganos y tejidos se estarán reparando.

Tipos de células madres

La célula madre la podemos encontrar en varias partes de nuestro cuerpo, tales como la médula ósea, grasa, cerebro y hasta el cordón umbilical de los bebés. Sin embargo, para clasificar los tipos de células madres, es necesario hacerlo según su potencia en:

  • Células Totipotente: Estas cuentan con la capacidad de desarrollarse para formar un organismo por completo, tales como los componentes embrionarios y extraembrionarios.
  • Células pluripotentes: Las podemos encontrar en el cordón umbilical, y pueden llegar a generar varios tipos de tejidos o células del organismo, además de dividirse de manera continua, aunque sin llegar al punto de formar un embrión.
  • Células Multipotentes: Como lo dice su nombre, son capaces de producir una gran cantidad de células de su propia capa embrionaria de origen. De esta manera, puede regenerar, reparar y poner en funcionamiento un determinado órgano o tejido de nuestro cuerpo.
  • Células Oligopotentes: Se diversifican en pocas células, razón por la cual solo pueden generar ciertos tejidos específicos de un órgano.
  • Células unipotentes: Son capaces de producir o diferenciarse en un solo tipo de célula.

¿Cómo se obtienen las células madres?

La única manera de obtener células madre, bien sea de tejido del cuerpo como el cordón umbilical; o la médula ósea y sangre, solo es posible por medio de donantes vivos o cadavéricos.

En caso de ser un donante cadavérico, es necesario que este sea puesto en un proceso de congelación, debido a que las células solo llegan a sobrevivir unas 20 horas luego de la muerte.

Para obtener las células madres bajo estas dos condiciones, se requiere del uso de un método especifico de localización y extracción, destacándose la utilización de una máquina de aféresis terapéutica, punición de la médula ósea o uso de embriones crioconservados.

Beneficios del uso de las células madres

Las células madres no solo juegan un papel de gran importancia para nuestra salud propia, sino también en el ámbito de la ciencia. Debido a que previenen el envejecimiento y contribuyen a la salud, las células madres también son empleadas de múltiples formas:

  1. A pesar de ser un método polémico y prohibido en ciertos países, las células madres pueden ser utilizadas en la clonación terapéutica y clonación transgenización.
  2. Dentro de la terapia celular en la medicina regenerativa, la cual tiene como finalidad el tratamiento de enfermedades autoinmunes y degenerativas, tales como diabetes, lesión de medula espinal, enfermedades cardiacas, leucemia, quemaduras y otras más.
  3. Por medio de la experimentación con las células madres, se pueden obtener resultados que traigan importantes beneficios, como la producción de nuevos medicamentos.
  4. Con la ayuda de las células madres, se pueden detectar los niveles de toxicidad que se encuentren presentes en algunos fármacos. Este proceso se hace antes de que sean desarrollados clínicamente.
  5. Evaluar los efectos que puede traer la modificación de un gen en el desarrollo de las células.

Propiedades de las células madre

La razón por la que se le dan a las células madres diversos usos dentro del área de la salud, se debe principalmente a las propiedades que guardan:

Pueden dividirse y renovarse

A pesar de que las células no pueden replicarse, tienen la capacidad de proliferar de manera repetida y en varias ocasiones. Esto implica que tienen una habilidad especial que les permite dividirse y renovarse dentro de largos periodos de tiempo. En pocas palabras, las células madres pueden producir copias de sí misma en ocasiones repetidas.

Si existe un mayor entendimiento sobre la razón por la cual las células madres se dividen y renuevan, los científicos pueden descubrir qué es lo que ocurre exactamente durante la división celular disfuncional, siendo esta la causante de células cancerosas.

No son especializadas

Como se hizo mención anteriormente, las células madres no tienen un carácter especializado, debido a que carecen de partes específicas que les permiten realizar funciones especializadas en el cuerpo.

Pueden dar lugar a células especializadas

A pesar de no ser especializadas, las células madres tienen la capacidad de dar lugar a células especializadas. Aunque no se tiene información oficial, se cree que los genes de una célula ofrecen señales internas que desencadenan dicho proceso.

Gracias a sus atributos especiales, las células madre tienen un gran potencial para el tratamiento de numerosas enfermedades, por lo que pueden llegar a salvar la vida de muchos pacientes.

tags:

Un comentario

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *