Para qué sirven las proteínas

Si hay algo que no puede faltar dentro del organismo de cualquier persona, son las proteínas. Estas son moléculas complejas que se forman a partir de varios aminoácidos, los cuales están compuestos de oxígeno, hidrogeno, nitrógeno y carbono.

Para el correcto funcionamiento de nuestros tejidos, músculos y órganos, necesitamos de un consumo de proteínas diario, el cual podemos encontrar en ciertos alimentos como las carnes, vegetales y hasta el té verde.

Funciones de las proteínas

Nuestro cuerpo necesita de las proteínas para que este se pueda reparar de manera constante, bien sea a nivel de los órganos, musculatura y tejidos conjuntivos. Por ejemplo, cuando te adentras al mundo del ejercicio, deberá de consumir una buena cantidad de estos nutrientes para asegurar que tus músculos puedan reponerse rápidamente luego de haber realizado intensas sesiones.

También existen ciertas proteínas que son igualmente necesarias. Un ejemplo claro de ello, son las que permiten la formación del cabello y la formación de las uñas o piel. En el caso de los tejidos, la proteína llamada queratina es esencial para los mismos.

Las mejores fuentes de proteínas que podemos encontrar en los alimentos que ingerimos, provienen directamente de la carne o derivados de los animales. Tanto el pescado como la carne, leche y huevos, son por excelencia la mejor fuente de estos nutrientes.

Beneficios de las proteínas

Existen varios beneficios importantes que podemos tener si consumimos alimentos ricos en proteínas. Entre ellos, tenemos los siguientes:

  • Son de gran ayuda para la reparación de los tejidos de la piel, músculos, pelo, huesos, uñas y órganos.
  • Gracias a las proteínas las células que se encuentran en nuestro cuerpo pueden cumplir sus funciones de la manera más eficiente posible.
  • Ayudan a generar los anticuerpos para mejorar el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico. Gracias a esto gozaremos de buena salud y aumentarán nuestras defensas contra posibles infecciones o enfermedades.
  • Facilitan la buena digestión de cualquier alimento que comamos.
  • Son una gran fuente de energía.
  • Ayudan a la correcta distribución del oxígeno en la sangre.
  • Con la ausencia de las proteínas, los nutrientes que son esenciales para nuestro organismo no se asimilan de la manera correcta.
  • Conforman la estructura de nuestro ADN.
  • Mantienen los niveles de azúcar en la sangre.

¿Qué pasa si no consumo la cantidad suficiente de proteínas?

Uno de los mayores daños que le podemos hacer a nuestro organismo, es no consumir la cantidad de proteínas necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Como consecuencia de ello, puede afectar nuestra salud, debilitando el corazón, los músculos, la función de los órganos y el sistema inmunológico.

Por ende, nos convertimos en un blanco fácil para el ataque de cualquier virus o enfermedad, sin contar que no tendremos la cantidad suficiente de energías para nuestro día a día.

Si tienes dudas o problemas con respecto al consumo de proteínas, puedes acudir a un experto en nutrición. Este puede recomendarte la cantidad necesaria de proteínas que pueden ingerir cada día, lo cual dependerá de ciertos factores como la edad o peso.

En el caso de las mujeres embarazadas o personas con sobrepeso, la cantidad de proteínas que se puede ingerir puede variar dependiendo de lo que el médico decida, por lo que se deberá de crear una dieta especial.

Los mejores alimentos ricos en proteínas que puedes comer

Si bien, las proteínas se encuentran presentes en una gran cantidad de alimentos de origen vegetal o animal, existen algunos de ellos que aportan una mayor cantidad de este nutriente.

Yogurt griego

El yogurt griego se caracteriza por tener hasta el doble de proteínas que los yogures convencionales. Su poder proteico es de 23 gramos por onzas. Adicionalmente, también mejora el sistema digestivo y ayuda en el fortalecimiento de los huesos.

Queso cottage

En tan solo media taza de queso cottage podemos ingerir hasta 14 gramos de proteínas. Este tipo de queso está cargado con caseína, que es una proteína de lenta digestión muy útil para el crecimiento muscular. Por esta razón, también es utilizado mucho como un snack.

Huevos

El valor nutricional de los huevos es mucho más alto que casi cualquier otro alimento. Además de ello, obtendrás seis gramos de proteínas por cada huevo grande.

Leche

Esta bebida siempre ha representado una de las fuentes proteínicas mas viables de todas. Su valor proteico, es de ocho gramos por cada taza. En el caso de que seas intolerante a la lactosa, también puedes optar por la leche de soya, cuyo valor proteico es igual.

Bistec

Para aprovechar todas las propiedades del bistec, lo mejor es consumirlo a término medio. De esta manera, podremos aprovechar al máximo su valor proteico de 23 gramos por cada 85 gramos.

Pechuga de pavo

La pechuga de pavo supera ligeramente al bistec. La razón de ello, se debe a que su poder proteico es de 24 gramos por cada 85 gramos que ingerimos.

Atún claro

Además de ser fácil de ingerir, provee una excelente cantidad de proteínas, las cuales son de 25 gramos por cada tres onzas. El atún claro también nos beneficio por su alto contenido en vitaminas B, además de los potentes antioxidantes que contiene.

Salmón rojo

Tiene un poder proteico de 23 gramos por cada tres onzas. Además de ser un pescado mucho mejor que el salmón rojo salvaje, también tiene mejores nutrientes.

Sardinas enlatadas

Este alimento no solo nos brinda un gran valor proteico (21 gramos por cada tres onzas), sino que también es muy fácil de preparar. Si bien puede ser consumido tal cual, y como viene en su lata, también podemos añadirles otros ingredientes extras para mejorar sus propiedades.

Frijoles enlatados

Cada taza de frijoles enlatados, nos aportará un poder proteico de 20 gramos. Además de ser un alimento bastante económico, también es una excelente fuente de proteínas que ha sido apreciada en varias partes del mundo por mucho tiempo.

Mantequilla de maní

Si buscas un aperitivo que brinde las proteínas necesarias o faltantes, la mantequilla de maní es una gran solución, ya que nos aporta un valor proteico de 8 gramos por dos cucharadas.

Tofu

¿No consumes carne? A pesar de que los alimentos de origen animal son por excelencia las mejores fuentes de proteínas, si eres vegetariano puedes sustituirla por el tofu, cuyo poder proteico es de 12 gramos por cada tres onzas.

Puedes cocinar las rebanadas de tofu en la plancha o ponerlas al grill para obtener un sabor ahumado.

Nueces mixtas

Si no cubres la cantidad de proteínas suficientes en tus comidas, puedes añadir las que falten con la ayuda de algunos aperitivos, tales como las nueces mixtas. El valor proteico de estas, es de 6 gramos por cada dos onzas.

Independientemente de los gustos alimenticios que tengas, las proteínas siempre deben de estar presentes en tus comidas. Llenar la cantidad suficiente de estos nutrientes al día, es la mejor manera de asegurar un correcto funcionamiento de tu organismo, por lo que obtendrás más energía y serás menos propenso a contraer enfermedades.

Si crees que no estás ingiriendo la cantidad suficiente de proteínas, puedes acudir a un nutricionista para que este te recete un plan alimenticio que puedas seguir para obtener los mejores resultados.

Quinoa

Es un grano con increíble potencial, debido a que contiene una gran cantidad de aminoácidos esenciales. Su poder proteico es de 8 gramos por taza.

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.