Para qué sirven las ventosas

China es muy famosa por su medicina tradicional, debido a que utilizan métodos que son muy pocos vistos para nosotros. Sin embargo, uno de los que se ha vuelto altamente popular, son las ventosas.

Estos instrumentos redondeados y fabricados con materiales como el cristal, arcilla, cerámica, plástico o bambú, se utilizan como un método terapéutico de la medicina tradicional china, y provocan en el cuerpo ciertos estímulos cutáneos o tisulares gracias a la producción del vacío.

Con la ayuda de las ventosas chinas, se puede tratar el asma, tos, mordeduras de serpiente, problemas musculares, resfriados, parálisis facial, eliminación de toxinas, entre otras más.

Esta terapia probablemente sea una de las más antiguas de todas, y se utiliza con fines médicos y terapéuticos. Además de ello, antiguamente se utilizaba en Egipto, Mesopotamia y hasta Grecia, en donde el mismo Hipócrates mostró gran respeto y defendió este método.

Tipos de ventosas

Las ventosas pueden ser fabricadas con distintos materiales, siendo los más comunes los que se presentarán a continuación:

Ventosas de bambú

Son hechas con segmentos delgados de bambú, en donde se utiliza uno de los extremos como fondo y el otro como abertura. A pesar de tener la ventaja de ser bastante livianas en comparación a otros materiales, las ventosas de bambú pueden llegar a romperse cuando están muy secas, por lo que dejan pasar el aire.

Al no ser transparentes, se dificulta un poco el hecho de poder ver lo que sucede en el interior. Cuando la piel del paciente se torna violeta o roja, lo normal es remover las ventosas, por lo que es difícil determinar el momento en que esto suceda.

Ventosas de vidrio

Es uno de los materiales más apropiados para fabricar las ventosas. El hecho de ser transparentes, facilitan el control del procedimiento especial de la succión. Además de ello, no dejan que el aire se escape, por lo que el calor se conserva y hace la sesión mucho más eficiente.

Ventosas de arcilla blanca

Una de las ventajas principales de este tipo de ventosas, es que son bastante económicas, representando una gran ventaja para aquel que quiera comenzar a aplicar esta medicina tradicional. Además de ello, también se adhieren a la piel con gran facilidad.

La principal desventaja de la arcilla blanca, es que es un material muy frágil, por lo que las ventosas correrán el riesgo de romperse con facilidad.

Ventosas de plástico

También es un material económico y más resistente que la arcilla o el vidrio. Sin embargo, no cuentan con la misma capacidad de aspiración que las ventosas de cristal.

Funcionamiento de las ventosas

Los acupuntores y terapéuticos, son quienes tienen el conocimiento de colocar las ventosas en las áreas indicadas. Estas pueden ser la espalda y los puntos que corresponden a aquellos órganos que quieren ser tratados.

Por otro lado, también se movilizan en las zonas a lo largo de los meridianos energéticos, para que las ventosas se puedan adherir al cuerpo, además de succionar la piel y parte del músculo, logrando que los poros se abran y estimulando la circulación linfática sanguínea. Todo esto se logra gracias al efecto de vacío que se aplica con la técnica.

Para aplicar las ventosas, primero hay que esterilizarlas con agua hirviendo, para luego proceder con el proceso de vacía con la ayuda de una bomba de aspiración.

Debido a la succión de las ventosas en la piel, las zonas en donde se colocan se tornan de color violeta o rojo muy intenso. Ambos factores indicarán que es momento de retirarlas.

Las sesiones con ventosas suelen ser bastante rápidas. Lo más común, es que tenga una duración de 5 a 20 minutos, lo cual dependerá de algunos factores como la reacción al tratamiento, edad, intensidad de la enfermedad o complicación que se requiere tratar.

A pesar de existir varios métodos para aplicar las ventosas, la técnica tradicional consiste en quemar una bola de algodón (mojada con alcohol) en el interior de la ventosa.

Beneficios de las ventosas

Quizás la medicina tradicional no genere en ti esa confianza, aunque no por eso el uso de las ventosas sea algo descartable. De hecho, se ha logrado determinar que la aplicación de este método, puede generar ciertos beneficios como:

  • Da a tus músculos un efecto relajante y mejora los tendones.
  • Estimula el metabolismo y brinda efectos analgésicos, por lo que funciona como un excelente relajante.
  • Resulta muy eficaz para el tratamiento de ciertos males como la migraña, asma, alergias por congestiones bronquiales, acné, eccema, problemas ginecológicos, infertilidad, anemia, artritis, ansiedad, depresión, hipertensión, parálisis, estreñimiento y muchos otros más.
  • Ayuda a la liberación de toxinas por parte de nuestro organismo, y aumenta las defensas.
  • Son un gran complemento para limitar la cantidad de medicamentos que consumimos.
  • Eliminan factores patógenos externos, tales como el frio o la humedad.
  • Activa la circulación y regula el sistema nervioso.

Contradicciones de las ventosas

A pesar de ser un método de la medicina tradicional y que es completamente natural, cabe destacar que el uso de las ventosas puede traer algunas complicaciones si se aplican en una persona que presenta ciertos factores.

  • La ventosaterapia no se debe de aplicar en áreas como el cuello o cerca de las glándulas tiroides, así como tampoco en el área de los senos y riñones.
  • No es recomendable aplicar este tratamiento en aquellas personas que tengan piernas varicosas.
  • Su aplicación para los pacientes con diabetes puede generar grandes problemas.
  • Evitar aplicar esta técnica en dermatofibriomas.
  • Si la persona presenta tumores malignos o benignos, lo mejor es no utilizar las ventosas.
  • Si hay alteraciones del ritmo cardiaco o fiebre, lo mejor es evitar el uso de las ventosas.

Efectos secundarios del masaje con ventosas

Unos de los principales efectos secundarios que se pueden presentar luego de recibir el masaje con ventosas, es la aparición o chupones, lo cual se produce como consecuencia del daño de células sanguíneas. A pesar de ello, estos efectos suelen desaparecer en poco tiempo.

Como se hizo mención anteriormente, el uso de las ventosas consiste en encender un algodón mojado en alcohol y meterlo sobre el recipiente. A medida que se genera la combustión del alcohol, también se forma un efecto de vacíoque succiona la piel, lo cual forma algunas áreas con eritema, equimosis o ampollas con sangre.

Si se colocan ventosas en varias zonas de manera simultánea, es posible que esto genere un poco dolor. A pesar de ser aplicadas por manos expertas, pueden surgir algunos acontecimientos, como el riesgo de quemadura si se aplica sobre la piel de la manera incorrecta.

A pesar de no parecer una técnica tan compleja, el masaje con ventosas siempre debe de ser aplicado por un experto, ya que este tendrá conocimiento pleno de las áreas en donde debe de colocarlas, además de que tendrá en mente las contradicciones del uso de las ventosas sobre ciertas personas que presentan alguna de las condiciones que ya explicamos anteriormente.

Todos los beneficios que ofrecen las ventosas, son cien por ciento reales, ya que es una técnica bastante útil y que ha logrado perdurar a lo largo de los siglos. Según los registros, este tratamiento ancestral se remonta al año 300 o 400 Antes de Cristo, siendo en China donde se cree que fue inventada.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *