Para qué sirven las verduras

La carne es una de las principales fuentes de alimentación. Sin embargo, no hay que olvidar que las verduras también deben de formar parte de nuestra alimentación diaria, ya que cuentan con propiedades que aportan grandes beneficios a nuestra salid.

Una de las ventajas principales de comer las verduras, es que pueden servir de acompañantes o de plato principal. Si preparamos alimentos como arroz y carnes, lo más sensato sería acompañarlos con las verduras, ya que estas no solo le aportan un mejor sabor, sino que también podemos tener un mejor equilibrio de lo que ingerimos.

Beneficios de comer verduras

Tener a las verduras dentro de cada menú, es sumamente importante, puesto a que estas nos aportan grandes beneficios como:

  • Contienen minerales y vitaminas en específico, que resultan ser una amplia fuente de los mismos para el organismo.
  • En comparación a diversas frutas, las verduras son alimentos capaces de aportar una cantidad moderada de agua al cuerpo.
  • El consumo de verduras durante el crecimiento de infantes sirve de gran apoyo en el desarrollo de sus organismos.
  • Poseen altos niveles de fibra, lo que la mayoría de las veces facilita la digestión.
  • Son ricas en antioxidantes, los cuales son capaces de protegernos de un determinado número de enfermedades cardiovasculares y algunas otras que guardan relación con la degeneración de nuestro sistema nervioso.
  • Gracias al alto contenido de potasio que tienen, podemos eliminar el exceso de líquido con mayor facilidad
  • Son una excelente fuente de vitamina C
  • No contienen grasas, por lo que le restaremos colesterol y triglicéridos a nuestra sangre, lo que implica que la salud cardiovascular mejora
  • Podemos incluirlas en casi cualquier comida, ya que sirven como un grana acompañante de otros platillos o como plato principal

¿Qué pasa si no consumo verduras?

Son muchas las consecuencias que implican el error de no consumir verduras, ya que son alimentos que nos aportan una gran cantidad de vitaminas y minerales. Si no añades a tu menú estos alimentos de origen vegetal, es probable que debas de enfrentarte con ciertos problemas como:

  • Cuando no consumes verduras, las defensas del organismo se reduce, puesto a que estas nos transmiten una gran cantidad de antioxidantes en nuestro cuerpo, cuya función es la de luchar contra los radicales libres que estresan las células de nuestro cuerpo.
  • La vitamina C se encuentra disponible en varias verduras. Si tenemos un déficit de dicha vitamina, nos traerá como consecuencia una baja de las defensas, así como también problemas de coagulación y hasta anemia.
  • El surgimiento de problemas intestinales y digestivos. Como hicimos mención anteriormente, las verduras contienen altas cantidades de fibra, lo cual ayuda a la buena digestión.
  • Un déficit de verduras también puede llegar a afectar nuestra estética. Las verduras ofrecen altos niveles de carotenos y concentración de diversos grupos de vitáminas (A y C principalmentel), y mucha agua, por lo que logran incidir en nuestra apariencia.
  • Surgimiento de problemas y de enfermedades cardiovasculares. Esto se debe a que el organismo no posee una dieta rica en contenido acuoso y potasio.

Propiedades y nutrientes de algunos vegetales importantes para el consumo

Cebolla

La cebolla es un vegetal que se destaca por contener vitamina C y zinc. Para aprovechar todas sus propiedades, lo mejor es consumirla cruda. Este alimento se recomienda para aquellos que sufran de problemas circulatorios, puesto que ayuda a la eliminación del colesterol y regula el nivel de grasa en la sangre.

Brécol, coliflor, lombarda y repollo

Contienen altos niveles de concentración en un determinado número de vitáminas (tales cómo la A, B1, B2 y C) lo que ayuda a una mejor asimilación del hierro. Cuando los niveles de este mineral son bajos en la sangre, ocasiona fatiga constante y falta de energía.

Espárragos

Su composición de agua es de 95%, representando un refrescante natural del organismo. Además, los espárragos poseen muchos minerales esenciales para el organismo, tales como el potasio, el calcio, el magnesio, junto al fósforo, el cobre y algunas vitaminas (A, B1, C y E).

Espinacas

Tienen un alto contenido en hierro y magnesio, aportando también calcio. Además de ello, las espinacas son ricas en ácido fólico, una vitamina que es anti-anémica, lo cual resulta ser imprescindible durante el embarazo para asegurar el buen desarrollo del feto.

Judías verdes

Son una excelente fuente en minerales como el hierro, además del potasio, fósforo, y el vital ácido fólico, sin olvidar que posee vitamina C. Debido a estas propiedades, son las indicadas para las personas con anemia, ya que ayudan a ciertos procesos como la regeneración de la sangre y la regulación de los niveles de azúcar/colesterol en la sangre.

Lechuga

Resulta ser una beneficiosa fuente de minerales como el hierro y también de ácido láctico. Además, esta ofrece una especie de efecto, que por así decirlo, resulta ser como un sedante sobre nuestro sistema nervioso, por lo que ha llegado a ser considerado como un relajante natural.

Tomate

El color rojo intenso que se hace presente en los tomates, es una clara muestra de su altos niveles nutritivos en licopeno, el cual es un tipo de caroteno, que se caracteriza básicamente por ser un excelente antioxidante. Adicionalmente, también es rico en vitamina C y E.

Zanahoria

Esta hortaliza resulta ser una gran fuente de vitamina A, la cual la hace ideal para beneficio de nuestra piel y además del fortalecimiento de las defensas de nuestro organismo.

Pimientos

Cuentan con una ampla variedad de nutrientes con un potente efecto antioxidante, lo cual evita el envejecimiento prematuro. También son una fuente rica en vitamina C, B2 y E.

tags:

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *