Para qué sirven las vitaminas

Las vitaminas se encuentran presentes en los alimentos, y son sustancias inorgánicas que son indispensables para la vida. Existen trece tipos de vitaminas, las cuales cumplen una función especifica que ayuda al correcto funcionamiento del cuerpo. Por esta razón, son necesarias dentro de la alimentación de cada persona, ya que ayudan a combatir enfermedades, mejorar el estado de salud, entre otras cosas más.

¿Qué ocurriría si no consumimos las vitaminas necesarias?

La falta de vitaminas en el organismo de cualquier persona, puede llegar a traer como consecuencia problemas en la salud. Debido a que no somos capaces de sintetizarlas a partir de reacciones químicas, la mejor opción para agregar las vitaminas a nuestro cuerpo, es por medio de elementos exteriores, siendo el caso de los alimentos.

Actualmente se conocen la existencia de 13 vitaminas distintas, aunque cabe destacar que estas no son las definitivas. Muchas de ellas, se encuentran presentes en los alimentos, aunque es imposible que solo uno de ellos las posea a todas.

Por esta razón, debemos de consumir varios alimentos ricos en diferentes proteínas, siendo la única opción para poder añadirlas a nuestro organismo y así evitar que se desaten las enfermedades.

¿Para qué sirven las vitaminas?

Cada una de las vitaminas existentes, son esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, debido a que poseen funciones concretas que son irremplazables. Si se llega a producir un desajuste en el nivel vitamínico, es posible que se produzcan alteraciones que vitarán que el organismo funciones dela manera apropiada.

Las vitaminas son las fuentes principales de energía, además de que también mejoran el funcionamiento del sistema defensivo, por lo que seremos menos propensos a contraer enfermedades o afecciones. En el caso de que no se pueda evitar esto, entonces no presentaríamos síntomas tan graves como el de una persona que no ingiere alimentos ricos en vitamina.

Clasificación de las vitaminas

Debido a que son muchas las vitaminas que existen, estas suelen clasificarse en dos grandes grupos que se encuentran divididos por la solubilidad que estas poseen:

Vitaminas hidrosolubles

En este grupo podemos encontrar nueve vitaminas. Las vitaminas hidrosolubles se caracterizan por ser solubles en elementos acuosos, siendo muy sencillo eliminar su exceso por medio de la orina. Debido a que no se almacenan en el organismo, su ingesta debe de ser lo más estable posibles.

Las vitaminas hidrosolubles son la vitamina C o ácido ascórbico y las vitaminas del grupo B. Este último está compuesto por ocho vitaminas que tienen un denominador común, además de que participan en reacciones de obtención de energía.

Vitaminas liposolubles

Dentro de la categoría de vitaminas liposolubles, nos encontramos con cuatro distintas, pero que comparten una misma característica: no se solubilizan en agua, pero sí en grasa.

A diferencia de la anterior, las vitaminas liposolubles si logran almacenarse en el cuerpo, específicamente en los tejidos grados del organismo. Sin embargo, cabe destacar que las eliminaciones de estas vitaminas son mucho más dificultosas, por lo que se recomienda no exceder su consumo. Entre ellas tenemos las siguientes:

  • Vitamina A o retinol
  • Vitamina D o calciferol
  • Vitamina E o tocoferol
  • Vitamina K

Tipos de vitaminas y sus beneficios

Como hemos dicho en un par de ocasiones, existen trece tipos de vitaminas que nos aportan valores únicos a nuestro organismo. Entre ellas, tenemos a la siguientes:

Vitamina A

También conocida como retinol, esta vitamina se caracteriza por ser liposoluble, lo que implica que se puede acumular en los tejidos. Las funciones que cumplen esta vitamina son variadas, pero podemos destacar las siguientes:

  • Tiene una gran participación en el desarrollo y queratinización epitelial, colaborando con el crecimiento óseo y celular. Esto implica que podemos gozar de varios beneficios, como el mantenimiento de los dientes, tejidos óseos y blandos.
  • Producen pigmentos que son importantes para el correcto funcionamiento de la retina, dando una mejor visión.
  • Interviene en procesos de reproducción y de inmunidad.

Cuando existe un déficit de vitamina A, se puede producir algunas consecuencias como el debilitamiento del sistema inmune, además de que seremos más propensos al contraer infecciones.

Vitamina B

Pertenece al grupo de las vitaminas hidrosolubles, y se encuentra presente en alimentos como la carne, el hígado, pescado, productos lácteos, frutas y verduras. Si consumes dichos alimentos de manera frecuente, gozarás de todas las funciones que tiene para ofrecernos la vitamina B:

  • Participa en reacciones químicas de respiración celular, además de que es la encargada en transformar los hidratos de carbono en energía.
  • Colabora en la síntesis de ácidos grasos.
  • Interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono.
  • Ayuda al transporte de sodio.

Vitamina B2

Este tipo de vitaminas lo podemos encontrar en las carnes de ternera, cerdo, cordero y los pescados. Además de ello, el la leche y todos sus derivados. También existen otros alimentos de origen vegetal que son ricos en riboflavina, como los aguacates, espárragos, espinacas y otros más.

Las funciones que cumple la vitamina B2 en nuestro organismo, son las siguientes:

  • Ayuda en las reacciones químicas de obtención de energía.
  • Es el causante de la activación de otras vitaminas del tipo B, como lo es el caso de la vitamina B6 y el ácido fólico.
  • Es una vitamina esencial para el crecimiento del cuerpo.
  • Se encarga de la formación de glucógeno, cuya función es la de almacenar la glucosa.

Vitamina B3

Las principales fuentes alimenticia ricas en vitamina B3 son el pollo, huevo, productos lácteos, cereales, pan y alimentos proteicos. Al consumir estos alimentos, tendremos un mayor nivel de vitamina B3, lo que implica que disfrutaremos de ventajas como:

  • Mejor mantenimiento de los nervios y piel mucho más saludable.
  • Efecto reductivo sobre el colesterol.
  • Mayor participación en reacciones de obtención de energía.
  • Colaboración en la síntesis de glucógeno.

Vitamina B5

A pesar de que existe un cierto grado de síntesis de vitamina B5 a nivel intestinal, este no es suficiente como para cubrir todos los requerimientos diarios. Por esta razón, es necesario el consumo de alimentos como el huevo, pescado, productos lácteos, patata, brócoli y repollo.

Funciones de la vitamina B5:

  • Juega un papel de gran importancia con respecto al metabolismo de los alimentos.
  • Participa en reacciones químicas a nivel celular de obtención de energía.
  • Ayuda en la síntesis de colesterol y de hormonas.

Vitamina B6

Alimentos como el hígado de pescado, yema de huevo, lácteos, hígado de cerdo y mariscos, son los más adecuados si queremos aumentar los niveles de vitamina B6 en nuestro organismo, puesto a que cumple funciones como:

  • Participa en la formación de glóbulos rojos y el mantenimiento de la función cerebral.
  • Colabora con la formación de glucógeno.
  • Participa en la formación de anticuerpos.
  • Interviene en el metabolismo de hidratos de carbono, proteínas y grasas.

Vitamina B8

También se denomina como vitamina H, y cumple ciertas funciones como las que mostraremos a continuación:

  • Tiene una gran intervención en la formación de la piel.
  • Participa en la síntesis y oxidación de las grasas.
  • Interviene en reacciones enzimáticas, además de que es esencial para la producción de hormonas y colesterol.

Vitamina B9

También se le conoce con el nombre de folato, y es una vitamina indispensable para nuestro organismo. Cuando carecemos de la vitamina B9, puede surgir la aparición de la anemia megaloblástica.

Por esta razón, es necesario consumir alimentos como la carne, frutos secos, hortalizas de hojas verdes, legumbres y cereales integrales.

Funciones de la vitamina B9:

  • Es necesaria para la formación de ácidos nucleicos, los cuales se encargan de transportar la información genética hasta las células.
  • Junto con la vitamina B12, juega un papel de gran importancia para la formación de glóbulos rojos.
  • Participa en la transferencia de moléculas de carbono.
  • Tiene una gran intervención en el desarrollo del sistema nervioso.

Vitamina B12

Una de las peores dietas que se pueden recomendar, son aquellas que carecen de alimentos de origen animal. Cuando solo se consumen frutas y verduras, se puede producir una deficiencia de vitamina B12, la cual se obtiene de los huevos, la carne, el pollo, los mariscos y la leche.

Funciones de la vitamina B12:

  • Facilita la síntesis de glóbulos rojos.
  • Interviene con la maduración y desarrollo de las células en general.
  • Colabora con la integridad celular.
  • Ayuda en la creación del tejido nervioso.
  • Es necesaria para el crecimiento

Vitamina C

También se le conoce como ácido ascórbico, y es una de las vitaminas que más se conoces. La vitamina C puede destruirse con gran facilidad debido a ciertos factores, como la luz y el calor. Debido a ello, se recomienda consumo alimentos crudos de manera inmediata, como las frutas y ensaladas.

Funciones de la vitamina C

  • Es un excelente antioxidante.
  • Colabora con la formación de colágeno.
  • Mejora la cicatrización de la piel.
  • Participa en reacciones neurologías.
  • Colabora en el correcto mantenimiento de las mucosas.

Vitamina D

Este tipo de vitamina tiene un elemento particular: se puede adquirir a través de la radiación solar. Para ello, basta con exponerse al menos unos 10 o 15 minutos ante el sol y tres veces por semana.

Adicionalmente, también la podemos obtener por medio del hígado, huevos, queso, pescado, ostras, nata y ostras.

Funciones de la vitamina D:

  • Ayuda a la formación y mantenimiento óseo y dental.
  • Interviene en el crecimiento celular.
  • Tiene una gran participación en la coagulación sanguínea.
  • Mantiene el nivel de calcio en la sangre.
  • Aumenta la capacidad de absorción intestinal de calcio y fósforo.

Vitamina E

La vitamina E no tiene muy buena absorción. Cuando consumimos esta vitamina, tan solo el 20% o 40 % atraviesa la barrera intestinal. Por esta razón debemos de aumentar la ingesta de alimentos como el germen de trigo, maíz, vegetales, mantequilla, hortalizas de hojas verdes y espárragos.

Funciones de la vitamina E:

  • Ayuda al cuerpo a utilizar la vitamina K y participa en la formación de los glóbulos rojos.
  • Actúa como antioxidante.
  • Evita la degeneración muscular.
  • Participa en el proceso de reproducción.
  • Mejora el sistema inmunitario.

Vitamina K

La vitamina K tiene una gran participación en los procesos de coagulación. Una porción de la que inferimos, es sintetizada a nivel endógeno en el intestino humano.

Funciones de la vitamina K:

  • A pesar de no pertenecer a la lista de vitaminas esenciales, la vitamina K ayuda a la coagulación d la sangre.
  • Colabora con la síntesis ósea.
  • Ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares.

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.