Para qué sirven los antioxidantes

Los antioxidantes son sustancias que previenen el desgaste y envejecimiento celular excesivo ante situaciones de gran demanda energética, siendo el caso del estrés, grandes esfuerzos físicos o mentales y enfermedades crónicas. Todas estas situaciones, es a las que siempre estaremos presentes en algún momento, y es la razón por la cual los antioxidantes son de gran importancia para cualquier persona.

Las cantidades de antioxidantes que necesita nuestro organismo, pueden variar dependiendo de ciertos factores como la edad, actividad física, hábitos alimentarios o condiciones de salud.

Funcionamiento de los antioxidantes

El mecanismo de acción de los antioxidantes es bastante sencillo. La oxidación se define como una reacción química en donde se ve implicada la transferencia de electrones, los cuales van desde una sustancia hasta un agente oxidante.

Por esta razón, las reacciones de oxidación producen radicales libres, los cuales inician reacciones en cadena para así dañar a las células. Debido a que son agentes reductores, los antioxidantes frenan las reacciones ya antes mencionadas.

Alimentos en donde podemos encontrar antioxidantes

Para evitar el envejecimiento o desgaste, debemos de añadir a nuestro menú una serie de alimentos que sean ricos en antioxidantes. Si desconoces cuales son, aquí te mostraremos algunos:

  • Antioxidantes naturales como la pro-vitamina A, lo podemos encontrar presente en ciertos alimentos como la zanahoria, tomates, melón, espinaca y mango.
  • La vitamina E también entra en la categoría de los antioxidantes, pudiéndose encontrar en una gran cantidad de frutas y vegetales, entre los cuales tenemos al aguacate, espárragos, espinacas, tomates, moras, zanahorias y brócoli.
  • La vitamina C es una fuente rica en antioxidantes, por lo que se recomienda ingerir alimentos como el pimiento verde, kiwi, limón, fresas, coles de bruselas, nabo, melón, tomates y coliflor.
  • Si buscas alimentos ricos en selenio, los pueden encontrar en el pescado, carne, cereales integrales y productos lácteos. En caso de tratarse de verduras, entonces sus propiedades dependerán de la tierra en que son cultivadas.
  • Tanto el té verde como el vino y otras frutas/vegetales, cuentan con flavonoides, un compuesto polifenólico que también actúa como antioxidante en nuestro organismo.

Beneficios de los antioxidantes

Diversos estudios han demostrado que los antioxidantes nos brindas grandes beneficios para nuestro organismo, siendo estos los siguientes:

Refuerzan el sistema inmunológico

Los resfriados pueden llegar a ser bastante molestos si no contamos con la suficiente vitamina C, la cual se encarga de prevenir o reducir el nivel de severidad de los mismos.

La mayoría de las frutas y verduras, por no decir todas, tienen cierta cantidad de vitamina C. Sin embargo, las fuentes que más lo contienen, son el kiwi, fresas y pimientos.

Por otro lado, aquellas frutas de color amarillo, naranja o rojo; y vegetales como la calabaza, patata, zanahoria, melón, sandía y tomates, con considerados como excelentes fuentes de vitamina A, siendo estas de gran ayuda para tener un sistema inmunológico saludable.

Protegen de enfermedades cardiacas

Ingerir frutas, vegetales y otros alimentos que contengan antioxidantes, es más que beneficiosos para nuestro cuerpo. Un claro ejemplo de ello, es que ayudan a combatir las enfermedades cardiovasculares.

Aunque no lo creas, el vino tinto de uvas, también puede llegar a ser un grandioso antioxidante, teniendo la capacidad de incluso reducir el riesgo de muerto que podría ser ocasionado por las enfermedades del corazón.

Adicionalmente, los ácidos grasos Omega-3, reducen el riesgo de padecer arritmia cardiaca, además de que disminuyen los niveles de triglicéridos y el crecimiento de placa en las arterias. Las mejores fuentes de Omega-3, las puedes encontrar en los pescados de coloración azul, tales como las sardinas, trucha, caballa, salmón, arenques y atún blanco.

Protegen del cáncer

El cáncer es una de las enfermedades de las que más debemos de cuidarnos, debido a que existe un alto riesgo de muerte si la padecemos. Para disminuir el riesgo de contraerlo, se deben de consumir vitaminas como el betacaroteno. Este posee un efecto protector contra el cáncer de pulmón.

Por otro lado, si añades tomates a tus platillos, también estarás reduciendo de manera considerable el riesgo de padecer cáncer de próstata, y todo gracias al licopeno.

En cuanto al cáncer de mamá, este suele ser uno de los más comunes que se producen. Por suerte, las mujeres que consumen alimentos ricos en luteína, pueden reducir el riesgo de padecer cáncer de mama. Los alimentos indicados para este caso, son aquellos vegetales que tengan hoja verde.

Finalmente, el selenio cuenta con el poder de reducir el crecimiento de los tumores, estando vinculado a una menor tasa de muerte por algunos tipos de cánceres como el de pulmón, colon y próstata.

Luchan contra el envejecimiento

Con la ayuda de los antioxidantes, se pueden prevenir los efectos degenerativos que producen las enfermedades que se encuentran relacionadas con la edad, las cuales pueden llegar al punto de llevarnos a la muerte temprana.

Consumiendo alimentos como los arándanos, fresas, espinacas, entre otros más, puedes combatir la pérdida de la función cerebral asociada con el envejecimiento. Por otro lado, también se encargan de darle a nuestra piel un buen mantenimiento.

Precauciones que debes de tener en cuenta para consumir antioxidantes

No siempre las personas pueden asimilar cierto tipo de alimentos tan bien como otras. Por esta razón, es necesario destacar algunas precauciones que debes de tener en cuenta si deseas ingerir los alimentos que son ricos en antioxidantes:

  • Como se hizo mención, las frutas son una excelente fuente de vitaminas y antioxidantes. Sin embargo, algunas personas presentan un nivel de alergia ante todo lo que sea cítrico, por lo que deben de tomar las precauciones necesarias.
  • En cuando a las personas que sufren de gastritis, estas deben de evitar a toda costa todos aquellos antioxidantes que provengan de los alimentos cítricos.
  • Para aquellos casos de diverticulitis, es recomendable evitar el consumo de frutas con semillas. En caso de ser así, se puede optar por colar las semillas para que no causen problemas.
  • Los diabéticos deben de tener un gran control sobre el nivel de azúcar en la sangre. Teniendo en cuenta que las frutas cuentan con ciertos niveles de azucares, es necesario que las personas que padezcan de esta enfermedad, deban de estar alerta en todo momento para no descontrolarse.

tags:

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *