Para qué sirven los carbohidratos

Los carbohidratos pueden llegar a ser en cierto modo polémicos dentro del campo de la nutrición. Cuando buscamos bajar de peso, lo más probable es que decidamos reducir o eliminar por completo la cantidad de alimentos que sean ricos en hidratos de carbono, siendo esto una decisión completamente errónea, debido a que estos son necesarios para nuestro organismo, aunque su consumo debe de ser consciente.

La combinación de hidrogeno, oxígeno y carbono, dan como resultado a los carbohidratos, los cuales pueden ser obtenidos de ciertos alimentos como la leche, plantas, legumbres, frutas, verduras y cereales.

Tipos de carbohidratos

Los carbohidratos se pueden clasificar en dos tipos, siendo estos de rápida o lenta asimilación:

Carbohidratos de rápida asimilación

Están conformados por los carbohidratos complejos y simples. En el caso del primero, estos están compuestos por largas cadena de moléculas, las cuales hacen que alimentos como la papa, arroz, pan, elote y otros, no tengan un sabor dulce.

Por su parte, los carbohidratos simples se componen de una o varias moléculas que le dan un sabor más dulce. Debido al tamaño de este tipo de carbohidratos, se pueden ingerir con gran facilidad y por medio de la saliva, ya que tenemos algunos como las mieles, jalea, azúcar de mesa, chocolate, frutas y verduras.

Una de las características principales de los carbohidratos simples, es que aportan energía de manera acelerada, por lo que deben de ser ingeridas con moderación, debido a que esta acumulación puede ocasionar el incremente de peso corporal.

Carbohidratos de asimilación lenta

En ocasiones también pueden ser considerados como complejos, debido a que se forman por el enlace de diferentes monosacáridos. Entre aquellos alimentos que contiene carbohidratos de asimilación lenta, tenemos diferentes grupos como el almidón, patatas, glucógeno, cereales, entre otros más.

Beneficios de los carbohidratos

Si bien, los alimentos que contienen carbohidratos son la razón del aumento de peso, cabe destacar que es un elemento de gran importancia para nuestro organismo, por lo que no puede ser eliminado en su totalidad. Si lo haces, te perderás de grandes beneficios como los siguientes:

Te permite levantarte con más animo

Los carbohidratos juegan un papel de gran importancia para las emociones positivas, siendo la base principal de las mismas. Por esta razón, es necesario disponer de una cantidad importante de energía.

Por esta razón, es necesario acompañar a alimentos como el huevo, queso pollo y otros más, con una buena dosis de otros alimentos que sean ricos en carbohidratos, para que así puedas sentirte mucho mejor.

Mejora la digestión

Una buena digestión, es algo que debe de experimentar cualquier persona. Los carbohidratos pueden ayudar en esta área, debido a que son ricos en fibras, aunque algunos lo son más que otros.

Si añades a tu menú una buena dosis de alimentos ricos en carbohidratos, entonces mejorarás la buena digestión. Por otro lado, son una gran medida para combatir la fatiga, el estreñimiento y hasta el mal aliento.

Estabiliza los niveles de azúcar

Con la ayuda de los carbohidratos complejos, se puede controlar el exceso de azúcar en la sangre, por lo que se puede evitar la diabetes por deficiencia de insulina.

Aumentan la resistencia de tu cuerpo

Si eres de las personas que practica algún deporte o se ejercita diariamente, los carbohidratos son un elemento que no pueden faltar en tu menú de alimentación. Esto se debe a que necesitarás de una buena cantidad de calorías para lograr sentir energía, logrando que los músculos puedan ejecutar sus trabajos de la manera más productiva posible.

En caso de que realices rutinas intensas, se recomienda consumir como mínimo menos de 50 gramos de carbohidratos durante cada hora.

Ayudan a la recuperación rápida de los músculos

Cuando entrenas, se consumen las reservas de líquidos, energía y nutrientes, siendo la razón principal por la que puede llegar a agotar en exceso. Para estos casos, se recomienda consumir un batido con carbohidratos complejos y proteínas, siendo esta la mejor manera para que tus músculos puedan recuperarse a mayor velocidad.

Sentirás una mejor irrigación sanguínea

Como se hizo mención anteriormente, existen varios vegetales que son ricos en carbohidratos, por lo que pueden aportare las energías necesarias para mantener tu cuerpo activo. Además de ello, estos vegetales también favorecen al sistema cardiaco.

En cuanto a las fibras de los cereales, estar pueden ayudar a reducir la hipertensión en un 19%. Al consumir alimentos como las semillas de girasol, plátanos, espinacas y otros más, podrás conocer todos los beneficios que tienen los carbohidratos.

Tendrás mayor resistencia contra las infecciones

Aunque los carbohidratos no ayudan a erradicar microbios e infecciones del ambiente, si son una gran manera de aumentar la resistencia de nuestro organismo, por lo que las consecuencias serán mucho más leves si llegamos a infectarnos.

Otro beneficio importante de los carbohidratos, es que evitan la presencia de la hormona del estrés, alejando del peligro a tu sistema inmunológico. Como resultado, las barreras naturales contra infecciones serán mucho más fuertes.

Tu cabello se mantendrá sano

Debido a la herencia o ciertas enfermedades, el ser humano está propenso a perder grandes cantidades de cabello, siendo la calvicie el peor de estos casos. Sin embargo, si consumes la cantidad adecuada de carbohidratos, le aportarás a tu cabello toda la energía y salud, por lo que no podrá ser atacado por ninguna enfermedad que provoque su caída.

Consideraciones sobre los carbohidratos

  • Para aportar mejores beneficios a nuestro organismo, se recomienda el consumo de todos aquellos carbohidratos que procedan de alimentos integrales, siendo estos los que aportan también minerales, vitamina y fibra.
  • Si administras de manera inteligente tus comidas, consiguiendo una dieta alimenticia adecuada, le darás a tu organismo las herramientas necesarias para que se mantenga sano.
  • Opta por aquellos alimentos que no sean procesados, siendo las frutas, verduras, legumbres y frijoles los productos más adecuados.
  • Se recomienda que el 50% de las porciones diarias que ingieran, se encuentren presente granos integrales.
  • Limita el consumo de bebidas endulzadas con alcohol, azúcar o golosinas. No te estamos diciendo que elimines el consumo de azúcares, pero se recomienda que este no sobrepase el 10% de las calorías que se consumen diariamente.
  • Puedes encontrar la fibra en alimentos como las frutas, legumbres, vegetales, frutos secos y cereales.
  • Prefiere aquellos jugos que no contengan azúcar añadida, además de las frutas enteras.
  • En el caso de que ingieras granos refinados, verifica que estos se encuentren fortificados.

tags:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *