Para qué sirven los estrógenos

Los estrógenos son hormonas que principalmente se hacen responsables de las características sexuales femeninas. Estas también se encuentran presentes en los hombres, aunque en cantidades bajas si las comparamos con las de la mujer, cuyo nivel de estrógeno puede aumentar de manera considerable durante los periodos menstruales a partir de la pubertad.

Cuando una joven pasa por la pubertad, la producción de estrógeno empieza a elevarse, estimulando otros aspectos como la maduración del útero, el endometrio, las trompas de Falopio y la vagina.

Beneficio de los estrógenos

Protege los huesos

Una de las ventajas principales del estrógeno, es que este promueve la producción de osteoblastos o células que producen los huesos. Algunos estudios, incluso revelaron que el estrógeno producido en los ovarios, previene la pérdida ósea mediante el trabajo en conjunto con hormonas y vitaminas D.

Protege el corazón y cerebro

El estrógeno también logra beneficiar al corazón, debido a que aumenta las lipoproteínas de alta densidad (colesterol bueno), mientras que también disminuye las lipoproteínas de baja densidad o el colesterol malo. Por esta razón, se puede prevenir enfermedades cardiovasculares.

Por otro lado, también ayuda a los vasos sanguíneos dilatados, promoviendo un mejor flujo de sangre.

Hablando del cerebro, el estrógeno también beneficia al de las mujeres premenopáusicas que han tenido una remoción de los ovarios, siendo esta necesaria en el caso de que existe un riesgo de cáncer.

Alivia los síntomas de la menopausia

Cuando una mujer está pasando por la menopausia, es muy común que experimente sensación de calor intenso. A este fenómeno se le conoce como sofocos. Adicionalmente, esto también viene acompañado con otros síntomas, tales como los famosos cambios de humor y trastornos del sueño.

Para estos casos, el reemplazo de estrógeno puede ser la solución definitiva para ayudar a aliviar estos síntomas.

Promueve el crecimiento del cabello

Una de las razones principales de la pérdida de cabello, son los niveles majos de estrógeno. Esto suele suceder mayormente cuando la mujer se encuentra en sus años pre-menopáusicos o después del embarazo.

Una vez que la mujer concibe, el nivel de esta hormona se intensifica, ocasionando que el cabello se vuelva mucho más fuerte, por lo que su caída cesará. Por supuesto, esto se debe a una mayor cantidad de estrógeno en la sangre.

En el caso de los hombres, el estrógeno es recomendable en aquellos tratamientos o terapias que se aplican cuando sufren de problemas de calvicie.

Tiene grandes beneficios para la piel

Si se recibe una terapia de estrógeno, lo más probable es que el resultado que mayor se haga notar, sea a nivel de la piel. Esta hormona cumple una gran función, ya que previene el proceso de envejecimiento prematuro en hombres y mujeres.

Además de ello, previene la aparición de arrugas y manchas de la edad efectiva. Si deseas lucir más joven, la mejor solución es el estrógeno.

Estimulan el deseo sexual

Otra de las tantas facultades que posee el estrógeno, es que también se encarga de favorecer o disminuir el deseo sexual.

Efectos secundarios del estrógeno

Es muy común el hecho de que esta hormona sea recetada por algunos médicos, debido a todos los beneficios que nos traen, siendo estos los que se expusieron anteriormente. Sin embargo, el paciente también puede estar propenso a pasar por una serie de efectos secundarios, los cuales pueden llegar a desaparecer en tan solo unos pocos días o mantenerse:

  • Dolor o sensibilidad en los senos
  • Vomito
  • Pirosis
  • Malestar estomacal
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Gases
  • Calambres en las piernas
  • Aumento o pérdida de peso
  • Nerviosismo
  • Depresión
  • Mareos
  • Contracturas en los músculos
  • Ardor o cosquilleo en los brazos o piernas
  • Crecimiento del vello
  • Pérdida del cabello
  • Hinchazón, enrojecimiento, ardor, o irritación en la vagina
  • Dificultad para usar lentes de contacto
  • Oscurecimiento de la piel clara
  • Síntomas de resfríos
  • Cambios en el dese sexual

Dichos síntomas, vendrían siendo los más leves y que no representan un peligro considerable para la salud. En caso de que presentes los siguientes efectos secundarios, entonces se recomienda llamar o acudir a un doctor lo más pronto posible:

  • Dolor de garganta, fiebre, escalofríos y otros signos de infección
  • Pérdida del apetito, ojos protuberantes
  • Dolor, hinchazón o sensibilidad en el abdomen
  • Debilidad
  • Dificultad para controlar los movimientos del cuerpo
  • Coloración amarillenta de la piel y ojos
  • Urticaria
  • Sarpullido
  • Hinchazón en el rostro, los ojos, lengua manos, brazos y pies
  • Dificultad para tragar o respirar
  • Ronquera

En el peor de los casos, el uso del estrógeno puede ser peligroso para algunas, debido a que aumenta el riesgo en desarrollar cáncer de ovarios y otras enfermedades de la vesícula, siendo necesaria una intervención quirúrgica para estos casos.

Si se aplica en niñas, existe también el riesgo de desaceleración o retención inicial de su crecimiento. Esto puede ocasionarse si se toman dosis grandes durante mucho tiempo.

tags:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *