Para qué sirven los frijoles

El frijol es una semilla que pertenece al grupo de las leguminosas, y se le conoce en diferentes países con distintos nombres tales como: habichuela, judía, alubia, poroto y otros más que varían dependiendo de la zona en donde nos encontremos.

Esta leguminosa no se consume solo en la actualidad. De hecho, fue un alimento de gran importancia dentro de los pueblos precolombinos del imperio azteca e inca, en donde se han logrado encontrar restos que datan de 4.975 años A.C.

Se cree que el frijol es originario de México, aunque en la actualidad es una semilla que se produce en todo el mundo, siendo de gran popularidad para los amantes de las leguminosas.

Beneficios de los frijoles

Una buena taza o preparación de frijoles, no solo es delicioso. Estos granos también aportan una gran cantidad de beneficios a nuestro cuerpo, entre los cuales se destacan los siguientes:

Tienen una gran riqueza nutritiva

Los frijoles se caracterizan por tener un elevado contenido y aporte nutricional. Esta semilla cuenta con una gran cantidad de proteínas de buena calidad, además de vitaminas, minerales y fibra.

Además de ello, su nivel de grasa es bajo, por lo que tiende a ser un alimento que hay que tomar en cuenta en las dietas de adelgazamiento.

Su contenido de fibra es alto

Como otras legumbres, el frijol también logra destacarse entre los alimentos ricos en fibra. Si los consumes de manera regular, podrás aportar a tu organismo la cantidad de fibra que necesita.

Con la ayuda de la fibra, se pueden prevenir algunos males como el estreñimiento y mejorar el tránsito intestinal.

Ayuda a bajar el colesterol y los triglicéridos

Debido a su contenido en antioxidantes y fibra, consumir frijoles de manera regular nos ayuda a reducir el colesterol alto, además de los triglicéridos.

Reducen la acción de los radicales libres

Consumir antioxidantes naturales, siendo el caso de los frijoles, es de gran utilidad a la hora de disminuir la acción negativa de los radicales libres, sustancias que influyen en el envejecimiento prematuro de las células.

Propiedades de los frijoles

  • El frijol es una de las legumbres que menos grasas tiene. Por ende, su consumo es ideal para todas aquellas personas que siguen una dieta de adelgazamiento.
  • Aportan una cantidad diminuta de azucares, siendo una gran fuente de alimentación para los que sufren de diabetes.
  • Resalta entre las demás legumbres debido a que contiene un alto nivel de fibra, favoreciendo la digestión y disminuyendo ciertos males como el estreñimiento.
  • Tienen un valor alto de potasio, por lo que se recomienda en personas hipertensas o que sufran de problemas de retención de líquidos.
  • Su nivel de calcio es tan alto, que tan solo una solo una ración de frijoles tiene la capacidad de aportar el mismo nivel de calcio que una ración de arroz con leche.
  • Cuenta con un alto contenido en isoflavonas y antocianinas.

Principales desventajas de comer frijoles

Problemas gastrointestinales

Una de las ventajas principales, siendo esta las que más se conocen de los frijoles sin tener que ser un experto, es que pueden causar problemas gastrointestinales. Para reducir dicho malestar, se recomienda cambiarles el agua mientras se encuentran en remojo.

En caso de que sigas experimentando algunos efectos secundarios luego del consumo de frijoles, como los gases o calambres abdominales, puedes tomar un suplemento de enzimas digestivas.

La absorción del hierro

Los diferentes tipos de frijoles contienen altos niveles de hierro, siendo el caso de las habas, habichuelas y judías blancas. A pesar de ello, este hierro no hemo resulta ser más difícil de absorber que el hemo o fuentes de carne que poseen hierro.

La manera de contrarrestar esta desventaja, es la de acompañar a los frijoles con otros alimentos de origen animal, tales como la carne, marisco o aves de corral. Por otro lado, también se puede optar por fuente de vitamina C.

Proteína incompleta

A pesar de ser una fuente de proteínas, hay que destacar que los frijoles no la proporcionan de manera completa, por lo que no obtendrás los aminoácidos necesarios que tu cuerpo necesita.

Por esta razón, no se puede depender solo del frijol como una fuente de proteínas, ya que otras legumbres y granos como el arroz, aportan una cantidad mayor de proteínas.

Tiempo de preparación

Aunque no es una desventaja que tenga que ver con nuestro organismo, igual puede ser tomada en cuenta. Quienes han preparado frijoles, de seguro conocen el largo proceso por el cual deben de pasar.

Primero que nada, hay que dejarlos en remojo antes de cocinarlo, por lo que se debe de tener una planificación con antelación. Cabe mencionar que el paso de tener que dejarlos en remojo, a pesar de llegar a ser frustrante, es totalmente necesario, debido a que esto ayuda a disolver los almidones que causan problemas gastrointestinales.

tags:

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *