Para qué sirven los glóbulos rojos

Conocidos también con el nombre de hematíes o eritrocitos, los glóbulos rojos son células abultadas y con una tonalidad rojiza. Junto con los glóbulos blancos y las plaquetas, estos forman el conjunto de los elementos formes de la sangre.

Los glóbulos rojos son los más numerosos, y cumplen la función principal de trasladar el oxígeno. Para ello, estas células recorren el torrente sanguíneo, empezando primero desde los pulmones para obtener el oxigeno que respiramos. De allí se trasladas hasta el corazón en donde este órgano bombea la sangre, liberándolo en todo el organismo el oxígeno.

La cantidad de hematíes que tienen las personas en su sangre, dependen de ciertos factores, como el sexo. Mientras que un hombre puede presentar unos cinco millones de glóbulos rojos por milímetro cubo, el de las mujeres es de cuatro millones y medios.

A pesar de no ser una cifra exacta de los glóbulos rojos que se encuentran en nuestro cuerpo, si estos no se mantienen un margen cercano a los números que dimos anteriormente, es probable que se produzcan algunas anormalidades que se verán reflejadas en ciertos problemas para la salud.

¿Qué factores pueden llegar a alterar el número de glóbulos rojos en nuestro cuerpo?

Existen varios factores que fácilmente pueden alterar la cantidad de glóbulos rojos que se encuentran en nuestro cuerpo. Entre algunos de ellos, tenemos la anemia, leucemia, desnutrición, sangrado, ingesta de ciertos medicamentos o cuando una mujer se encuentra en estado de embarazo.

Por otro lado, también existen casos en donde los valores de los glóbulos rojos pueden estar por encima del valor. En la mayoría de los casos, esto se puede deber a una cardiopatía congénita o el consumo del tabaco.

Características de los glóbulos rojos

La característica que nos permite reconocer a estas células a simple vista, es la coloración roja que poseen. Esto se debe a la hemoglobina que le sirve de pigmento, diferenciando a los glóbulos rojos de los blancos y las plaquetas. Además de ello, tenemos otras como:

  • La morfología de los glóbulos rojos puedes ser variado, lo cual dependerá de la especie. En la mayoría de los casos, suelen ser de forma circular, elípticos, bicóncavos o discoidales.
  • Gracias a su elasticidad, los glóbulos rojos pueden moldearse para pasar por los vasos capilares.
  • Los glóbulos rojos carecen de núcleos en la parte interna de su estructura.

Beneficios de los glóbulos rojos

Los glóbulos rojos son células imprescindibles para nuestro organismo, puesto que se mueven por todo el torrente sanguíneo para llevar el oxígeno que respiramos a otras partes de nuestro cuerpo, como los órganos y tejidos.

Ese no es el único beneficio que nos ofrecen los glóbulos rojos, ya que también nos ayuda en otros factores como:

  • Mantienen nuestros niveles de energías altos
  • Recogen el dióxido de carbono para eliminar los residuos tóxicos
  • Le dan el característico color rojo a la sangre
  • Trabajan para la defensa de nuestro organismo
  • Brindan nutrientes que son primordiales para la alimentación de todas las células humanas

Formas de aumentar la producción de los glóbulos rojos

Si tienes una cantidad de glóbulos rojos por debajo de lo normal, lo más recomendable sería que tomes las medidas necesarias para aumentar su producción. Para ello, puedes hacer algunas cosas como:

Añade a tu menú alimentos que sean ricos en hierro

Si consumes alimentos ricos en hierro, tu cuerpo tendrá una mayor capacidad para reconstruir o reemplazar aquellos glóbulos rojos perdidos o que se encuentren dañados. Algunos de los alimentos que te ayudarán con esto son:

  • Lentejas
  • Espinacas
  • Ciruelas
  • Uvas
  • Yemas de huevo
  • Carne roja

Consume más cobre y ácido fólico

Al estar presentes también en la hemoglobina, estos dos nutrientes también contribuyen con la formación de los glóbulos rojos. La cantidad de cobre al día para los hombres es de 18 mg, mientras que para las mujeres basta con 8 mg. Algunos de los alimentos que debes de tener en cuenta, son los siguientes:

  • Aves de corral
  • Granos enteros
  • Moluscos
  • Chocolate
  • Nueces
  • Frijoles

Para aumentar el ácido fólico, conocido también como vitamina B9, puedes consumir estos alimentos:

  • Cereales integrales
  • Nueces
  • Verduras de color verde
  • Legumbres

Añade a tu cuerpo la vitamina A y C

La vitamina A se caracteriza por contribuir con el desarrollo de las células madre en la médula ósea, lo que significa que se puede obtener una mayor producción de los glóbulos rojos. Los alimentos que puedes ingerir para adquirir esta vitamina, son algunos como:

  • Zanahoria
  • Pimiento
  • Ciruela
  • Espinaca
  • Albaricoque

Por otro lado, la vitamina C también ayuda con la producción de los glóbulos rojos, siendo recomendable consumir alimentos como tomates, kiwis y otros cítricos.

Haz ejercicios

Cuando una persona sufre de anemia, la razón se debe a que su número de glóbulos rojos es inferior al debido. Por esta razón, se recomienda realizar actividades físicas para aumentar la producción de los mismos.

A pesar de poder llegar a representar una dificultad debido a los síntomas de la anemia, se puede comenzar la primera semana con rutinas leves, como salir a caminar, nadar o andar en bicicleta. Posteriormente, se puede intensificar la actividad física.

Evita el cigarrillo

Tener malos hábitos suele ser una de las razones principales de que nuestro estado de salud se deteriore poco a poco, incluyendo a los glóbulos rojos. Al fumar o beber alcohol en exceso, los vasos sanguíneos se van tornando menos elásticos, mientras que la sangre adquiere una apariencia viscosa, por lo que no podrá circular de la manera más apropiada.

Teniendo en cuenta que los glóbulos rojos recorren el torrente sanguíneo para transportar el oxígeno, esto puede ocasionar graves problemas a la salud, por lo que hay que disminuir considerablemente o eliminar por completo el habito de fumar o ingerir bebidas alcohólicas.

Remedios caseros que te ayudarán a aumentar la producción de glóbulos rojos

Si presentas síntomas como dolores de cabeza, frio en las extremidades, debilidad y otros más que indiquen la presencia de la anemia, lo mejor es que acudas a un médico. En todo caso, también puedes prevenir todo esto con la ayuda de algunos remedios naturales que puedes preparar fácilmente y desde la comodidad de tu hogar.

Toronja roja y remolacha

Este remedio es muy utilizado en Europa, y es por excelencia uno de los mejores métodos para el aumento de los glóbulos rojos en la sangre. Para su preparación, solo requieres de tres remolachas y el jugo de una toronja roja.

Infusión de nogal y polen

Si padecemos de anemia o nuestros glóbulos rojos no se encuentran en los niveles adecuados, basta con realizar una infusión de nogal y polen, cuyos ingredientes necesarios para su preparación son dos cucharadas de hojas de nogal, dos tazas de agua, una cucharadita de aceite de hígado de bacalao y una cucharadita de polen de abejas.

Sopa de ajo

Los ajos se caracterizan por tener varias propiedades medicinales. Si prepararas una sopa con este ingrediente, puedes combatir la anemia y aumentar el conteo de glóbulos rojos.

Los ingredientes requeridos para la sopa de ajo son:

  • 6 dientes de ajo
  • Taza y media de aceite
  • 2 rebanadas de pan
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 8 tazas de agua

Con estos remedios naturales de fácil preparación, podrás aumentar la producción de globos rojos y evitar la anemia.

tags:

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *