Para qué sirven los minerales

La buena alimentación es indispensable para la salud de cualquier persona. Al ser esta variada, podemos gozar de varios beneficios y propiedades que nos ofrecen los minerales, sustancias inorgánicas que son sólidas y cuyo origen se ha llevado a cabo de manera completamente original.

La composición química de los minerales se encuentra muy bien definida, además de que también cuenta con una estructura ordenada en su interior. Este componente lo podemos encontrar en el tejido vivo, aunque son pocos lo que se consideran esenciales para poder vivir.

Funciones de los minerales

Los minerales ayudan a regular ciertas funciones, como lo es el caso de los impulsos nerviosos, el intercambio continuo de iones que se originado en membranas de las células, las contracciones de los músculos, además del equilibrio que se da en el medio interno, es decir; del espacio en dónde se encuentran ubicadas las células y el organismo en general, para propiciar un conjunto base apto para el intercambio y relación de los mismos.

Por otro lado, también intervienen en otros factores de gran importancia para nuestro cuerpo, como las enzimas, las cuales ayudan a la regulación del metabolismo. Dentro del cuerpo humano se encuentran presentes varios minerales, en donde los más importantes o conocidos son el hierro, calcio, fósforo, zinc, azufre, cobre y carbono.

Al nivel del tejido de nuestro cuerpo, también se encuentran otros minerales como el potasio y magnesio, estando estos disponibles en varios de los fluidos del cuerpo y líquidos celulares.

El calcio también es considerado como uno de los minerales más importantes para nuestro cuerpo. La razón de ello se debe a que interviene en la formación de los huesos y su desarrollo. Además de ello, este mineral es el que más abunda en nuestro organismo.

Los minerales más importantes de nuestro cuerpo y sus beneficios

  • Sodio:El sodio lo podemos encontrar en una gran variedad de alimentos, somo la sal. Este mineral es necesario para nuestro organismo, debido a que ayuda a mantener el balance de los sistemas de fluidos físicos. Además de ello, también es requerido para el funcionamiento de nervios y músculos.
  • Calcio: Tanto los huesos como los dientes, tienen una proporción de calcio del 99%, por lo que no está de más decir que es el mineral más abundante en nuestro cuerpo. El consumo de calcio está directamente vinculado a los procesos de crecimiento y mantenimiento de nuestro cuerpo, así como la reproducción del mismo. También ayuda al fortalecimiento de los huesos y dientes.
  • Potasio:Este mineral se encuentra en la tercera posición de los que más abundan en nuestro cuerpo. Cumple algunas funciones básicas en nuestro organismo: primeramente el de regular el balance de agua presente en el cuerpo, además de ser parte vital en el mecanismo de contracción de músculos, así como también en el proceso de relajación de estos útimos.
  • Hierro:Ayuda a la formación de los glóbulos rojos sanguíneos, aunque este mineral se caracteriza por tener ciertas complicaciones al momento de ser absorbido por nuestro organismo. Por ende, se recomienda ingerir varios alimentos ricos en hierro, como las frutas, vegetales y legumbres.
  • Zinc: Cumple una función de gran importancia en nuestro organismo, ya que es un mineral necesario en el proceso de síntesis del ácido desoxirribonucleico y la regeneración continua de tejidos. El zinc también se asocia con la producción de energía y el fortalecimiento del sistema inmunológico.
  • Flúor: Ayuda a prevenir la aparición de caries, y es un mineral fundamental para tener un esmalte fuerte, además de que favorece también a los huesos.
  • Selenio: Cuando consumimos alimentos ricos en selenio, la elasticidad de nuestros tejidos se conservará de manera significativa. Además de ello, también reduciremos el riesgo de cáncer y el envejecimiento celular.
  • Yodo: Este mineral forma parte de las hormonas tiroideas, siendo estas las que controlan el desarrollo y crecimiento. Por otro lado, también en la producción de energía dentro de las células.
  • Cobre: Interviene en una cantidad muy diversa de reacciones enzimáticas en el organismo.

Propiedades de los minerales

La razón por la que los minerales son indispensables para nuestro organismo, se debe a que intervienen en varios procesos que se dan en nuestro cuerpo. Las propiedades más importantes de los minerales, son las siguientes:

  • Se encargan de regular el equilibrio de los líquidos corporales.
  • Contribuyen al proceso digestivo.
  • Participan en el crecimiento celular.
  • Intervienen en reacciones enzimáticas.
  • Protegen nuestros huesos, membranas y órganos.
  • Participan en la transmisión de impulsos nerviosos.
  • Aumentan la inmunidad.
  • Mejora la eficiencia del transporte de oxígeno.
  • Estimula la resistencia física.
  • Actúan contra el estrés y la depresión.

Consecuencias de una sobredosis de minerales

A pesar de ser componentes que juegan papeles importantes dentro de nuestro organismo, el exceso de los minerales también puede resultar tóxico o producir enfermedades. En el caso del yodo, si tenemos altos niveles de este mineral en nuestro cuerpo, puede llegar a producir tiroiditis, conocida también como sobredosis de hierro.

Por otro lado, si tenemos una sobredosis de zinc, esto puede ocasionar en la gran mayoría de los casos que nuestro sistema inmunológico no trabaje de la forma más apropiada, llegando hasta el punto de la producción de vómitos, migraña y hasta síntomas de fatiga en el organismo.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *