Para qué sirven los pulmones

Además del corazón y otros órganos, el pulmón es uno de los más importantes que hay en nuestro cuerpo. Su función principal, es la de tomar el oxigeno del aire y llevarlo al torrente sanguíneo. Además de ello, también nos da la capacidad de expirar el dióxido de carbono que para por dicho aire.

Estos órganos los podemos encontrar en los espacios internos donde se encuentran las vértebras dorsales y el esternón. Al ser órganos sensibles, estos se encuentran protegidos por las costillas, las cuales conforman la caja torácica.

En tan solo un día, podemos respirar un promedio de 25.000 veces. Lo que inhalamos, es una mezcla de gases, entre los cuales se encuentra el más importante de todos: el oxígeno. Dicho componente, es vital para el funcionamiento de nuestras células y el resto del organismo.

Características de los pulmones

Las características de los pulmones pueden variar dependiendo del estado en que se encuentren. En el caso de los niños, tienen un color rosado, mientras que en el de los adultos se pueden observar algunas zonas oscuras que se encuentran distribuidas en forma irregular.

El peso del pulmón también depende de ciertos factores, como el hemitórax que ocupen, el sexo o la edad. Una de las características más particulares de los pulmones, es que estos ambos pueden tener pesos diferentes. Por ejemplo, el pulmón promedio de un adulto puede pesar 600 gramos, mientras que el izquierdo llega a los 500 gramos.

Partes de los pulmones

Pleura

Es una membrana mucosa que recubre los pulmones para evitar que estos tengan algún tipo de roce con la parte interna del tórax.

Bronquios

Son dos pequeños conductos en forma de tubo que se derivan de la tráquea. Estos llegan al lado izquierdo y derecho de cada pulmón, además de que se van ramificando y haciéndose más pequeños hasta que finalmente llenan por completo los pulmones.

Bronquiolos

Estas ramificaciones son mucho más pequeñas que las de los bronquios, y se encuentran ubicadas hacia los extremos.

Alveolos

Son sacos de aire que se encuentran al final de los bronquios. En ellos se llevan a cabo los intercambios gaseosos entre el aire que inhalamos y la sangre. Cada uno de estos alveolos tienen una cobertura que es bastante parecida a una malla de vasossanguíneos pequeña.

Funciones que cumplen los pulmones en nuestro organismo

Como hicimos mención en un principio, los pulmones son órganos indispensables para nuestro organismo, ya que cumplen funciones como:

  • Purifican el oxigeno del aire que inhalamos para luego devolverlo como dióxido de carbono al exhalar.
  • Al producir moco y células caliciformes, los pulmones actúan como un filtro externo que nos sirve para contrarrestar la contaminación aérea.
  • Suelen participar en la eliminación de fármacos y medicamentos.

Funcionamiento de los pulmones

Los pulmones forman parte del sistema respiratorio, y funcionan mediante dos procesos: la inhalación y exhalación. En el primero de ellos, el diafragma se contrae para permitir el recibimiento de una mayor cantidad de oxigeno del aire. Por otro lado, en la exhalación es donde se produce la salida del aire desde los pulmones por medio de los bronquiolos, para luego ir a la tráquea y finalmente, a las fosas nasales.

¿Qué puede causar el daño en los pulmones?

El cáncer de pulmón, es la tercera causa de muerte a nivel mundial. Sin embargo, también existen algunos factores que pueden traer como consecuencia el desarrollo de una enfermedad pulmonar, generando problemas de funcionamiento en nuestros pulmones. Entre dichos elementos, tenemos los siguientes:

  • Exposición frecuente al humo o leña
  • Fumar constantemente
  • La contaminación urbana
  • Vapores químicos
  • Polvo del medio ambiente o del trabajo
  • Bajas concentraciones de una proteína llamada alfa-1-antitrispina, la cual se genera en el hígado
  • Estar expuesto al asbesto, siendo esto una fibra de origen natural que se puede encontrar en el aire

En el caso de la mayor parte de las enfermedades que se producen a nivel pulmonar, siempre existe una obstrucción del flujo de aire en los pulmones y la inflamación en las vías respiratorias. Los síntomas más comunes de una persona que padece de este tipo de enfermedad, es la tos crónica y falta de aire.

Cuando hay daños en los pulmones, es muy común que se presenten algunos síntomas como:

  • Falta de aire al llevar a cabo ejercicios
  • Cansancio
  • Tos seca
  • Falta de aliento

¿Cómo se trata el daño en los pulmones?

Desafortunadamente no existe un tratamiento especifico que ayude a revertir el daño que se ha ocasionado en los pulmones. A pesar de ello, un médico puede recetar algunos medicamentos o tratamientos que puedan controlar los síntomas que se presentan en la toxicidad pulmonar:

  • Corticosteroides:Los esteroides ayudan a reducir la inflamación, aliviando algunos síntomas como la tos y el dolor que pudiera estar asociado a la toxicidad pulmonar.
  • Oxigenoterapia:Dependiendo de la intensidad de los síntomas que presente la persona, el médico puede utilizar suplementos de oxígeno, el cual es generado por una máquina que administra dicho oxigeno a la persona por medio de un tubo que se puede llevar alrededor del cuello o la cara.
  • Narcóticos:Estos potentes medicamentos pueden calmar al centro respiratorio de su cerebro, lo cual alivia la falta de aliento. Uno de los narcóticos más conocidos para estos casos, es la morfina.
  • Rehabilitación pulmonar:Ciertos céntricos médicos u hospitales cuentan con la ventaja de ofrecer varios tratamientos para el daño pulmonar. En dichos programas, se pueden incluir recetas médicas, reentrenamiento en la respiración y consejos nutricionales para ayudar a la persona a obtener el control de su respiración.

Consejos para mantener los pulmones en su mejor estado posible

No hay nada más importante que la salud de nuestros pulmones. Muchos no tienen en consideración que existen factores que pueden afectar el funcionamiento de los mismos, por lo que te mostraremos algunos consejos que puedes tener en cuenta para evitar la toxicidad pulmonar:

  • Con la ayuda del yoga o los ejercicios de la respiración profunda, podrás controlar tu respiración.
  • Realiza actividades físicas para promover la oxigenación por los pulmones. Esto te ayudará a prevenir infecciones y la neumonía.
  • Utiliza un espirómetro incentivo. La función que cumple dicho dispositivo, es la de hacerte respirar de forma lenta y profunda, lo cual ayuda a mantener la oxigenación.
  • Encuentra algún ejercicio que puedas tolerar, e intenta hacerlo de manera diaria.
  • Evita fumar, ya que es uno de los principales causantes del cáncer de pulmón. Además de ello, también debes de alejarte de aquellas personas que lo hacen debido a que el humo del tabaco también puede hacerte daño.
  • Mantente alejado de los ambientes en donde exista mucho humo.
  • Reduce la ansiedad y controla el estrés.
  • Consume mucha vitamina C. Los alimentos que cuentan con esta vitamina, ayudan a prevenir el daño que producen los radicales libres que pueden desencadenar una infección pulmonar.

Con la ayuda de estos consejos, tus pulmones podrán estar en óptimas condiciones para que puedan llevar a cabo sus tareas sin ningún tipo de inconvenientes. Recuerda que estos dos órganos son uno de los más importantes del cuerpo humano, y es la razón principal por lo que debes de cuidarlos para evitar las enfermedades respiratorias o el cáncer de pulmón, siendo este uno de los principales factores que puede causar la muerte.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *