¿Para Qué Sirve la Vitamina K?

Las vitaminas contienen propiedades vitales para el funcionamiento del cuerpo humano, brindando nutrientes para los cuidados del día a día. Estas pueden ser reconocidas mediante nombres curiosos como: Vitamina A, B, C, D, E y así como muchas otras. En este caso, nos enfocaremos en la Vitamina K.

La Vitamina K puede ser encontrada en vegetales de coloración verde, como el brócoli, la espinaca, entre muchos otros, y en algunos como el té verde, los cereales, los huevos y carnes magras. Su nombre proviene del alemán “Koagulation”, dado que durante su descubrimiento inicial fue publicado en una revista alemana.

Beneficios de la Vitamina K

El principal beneficio de la Vitamina K es el mantenimiento de los procesos de coagulación de la sangre en el cuerpo, así como también, promueve la formación ósea de los huesos y su cuidado. Aunado a esto, puede ser usada para prevenir el endurecimiento de las arterias, el sangrado menstrual excesivo en mujeres, enfermedades hemorrágicas en niños recién nacidos, entre otros.

Podemos encontrar, que los efectos de sus nutrientes son beneficiosos para la eliminación de ciertas anomalías en la piel como: cicatrices, estrías, hematomas y hasta para quemaduras. Existen productos altos en Vitamina K, los cuales pueden ser usados mediante vía tópica para esta clase de casos, por lo que, no solo podemos ingerirla en alimentos.

Propiedades de la Vitamina K

Para poder hablar sobre las propiedades de la Vitamina K, debemos tener en cuenta las diferentes fuentes en donde podemos encontrar este compuesto químico. Dado a esto, se encuentra divida en 3 tipos:

  • Vitamina K1: catalogada científicamente filoquinona, es la que se encuentra de forma natural, como hemos antes mencionado, está presente en legumbres y verduras de pigmentación verde.
  • Vitamina K2: llamada menaquinona, se encuentra alojada en el tracto gastrointestinal del estómago y es generada por bacterias. Desde aquí, se distribuye a distintas partes del cuerpo, como los vasos sanguíneos o tejidos del hígado.
  • Vitamina K3: finalmente la menadiona, encontrada en compuestos sintéticos y por lo general es usada como suplemento cuando se tiene deficiencia de la misma.

Cabe destacar que, entre las antes mencionadas, la mayor fuente dietaria de Vitamina K es la K1, debido a que la concentración de vitaminas en los alimentos naturales es más fuerte. Tener una alimentación balanceada ayuda a mantener nuestro cuerpo fuerte y saludable.

Sin embargo, la mejor manera de aumentar los niveles de Vitamina K en el organismo es a través de la Vitamina K2, siendo esta una forma natural y no tóxica y es la misma que produce el nuestro cuerpo. Consumir alimentos fermentados es otra forma conveniente de elevar dichos nutrientes.

Dos propiedades importantes acerca de la Vitamina K es mejorar la sensibilidad a la insulina, lo cual ayuda a las personas prevenir riesgo de diabetes y el presentar una deficiencia de K2 en el organismo puede resultar en contribuir al Alzheimer, por lo que tener una ingesta apropiada de nutrientes de este tipo proviene dicha enfermedad.

Vitamina K en la dieta diaria

La comida es lo más importante del día y mantener nuestro cuerpo nutrido y saludable representa un punto fuerte en el ajetreo cotidiano. Diariamente es necesario consumir al menos 200 microgramos de Vitamina K. Los asiáticos acostumbran a comer Natto, una especie de soya fermentada, la cual constituye una fuerte fuente de K2.

Aunque, naturalmente, no todas las personas están acostumbradas a consumir comidas fermentadas en su dieta diaria. Los suplementos alimenticios también tienen peso para ayudar al progreso de esto, pero deben consumirse con alimentos grasos, dado que es soluble en el cuerpo, de lo contrario, podría no surtir efecto deseado.

Vitamina K en el cáncer

Anteriormente, se ha realizado mención de los beneficios de la Vitamina K en diferentes enfermedades y condiciones que pueden presentarse en el organismo, pero para tener una idea de lo importante que resulta ser este compuesto químico, es necesario hablar de su eficacia contra el cáncer.

Se ha comprobado científicamente y mediante pruebas, que las Vitaminas K1 y K2, ayudan a prevenir el cáncer de pulmón, así como también, desacelerar el crecimiento de las células cancerígenas. Pero no es el único al cual se puede tratar, así como este, podemos nombrar la leucemia, el cáncer de hígado, de colón, de estómago.

El tener en cuenta las facultades regenerativas de este componente es importante para mantenernos saludables, y poder disfrutar de una buena y alegre vida por largos años. Debemos tener más en cuenta el hecho de consumir más vitaminas y no dejar de lado todos los pros que nos ofrecen estos nutrientes.

Detalles a tener en cuenta de la Vitamina K

Aunque todo parece ser color rosa con la Vitamina K, no es así, debido a que no todos pueden consumir estos compuestos químicos. Las mujeres embarazadas o en periodos de lactancia deben evitar en lo posible estas vitaminas en grandes dosis, y abstenerse a las recomendaciones y supervisiones de sus médicos encargados.

Para personas que han sufrido paros cardíacos, derrames cerebrales o aquellos que presentan problemas con la coagulación sanguínea, también deben consultar a especialistas antes de poder tomar alguno de estos tipos de vitaminas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *