Para qué sirve el Café

Introducción

Es importante que las personas sepan para qué sirve el café, no solo porque es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo, sino porque tiene mucho más que su sabor y su atractivo aroma que ofrecerle, aunque es importante aclarar que, esos dos factores, el sabor y el aroma, son las principales razones por las que el café es tan consumido.

Qué es el café

Principalmente, si tanto les gusta el café o, si está pensando en comenzar a consumir esta bebida, deben saber lo que realmente es este cotizado producto.

El café es una bebida que se obtiene al mezclar agua caliente con los granos tostados y molidos de la planta del café, esta planta se llama cafeto, cabe destacar que, no solo se puede beber caliente, muchas personas disfrutan del café frio o con hielo, pero, por lo general, suele servirse en cualquier parte del mundo caliente.

Se dice que la planta del café es originaria de la zona donde ahora se encuentra Etiopía, algunos otros expertos piensan que su verdadero origen es el sur de la península arábiga, actualmente esta zona es Yemen.

El tamaño de la planta de café suele variar entre 3 o 4 metros, aunque algunos dicen que tiene la capacidad de mediar hasta 10 metros. Los frutos que son extraídos de esta planta tienen un color rojizo, su pulpa tiene un olor bastante particular y tiene un sabor dulce, de estos frutos se toman las semillas, las cuales son conocidas como semillas de café.

Los frutos de la planta del café también pueden tener un color morado y en muy pocos casos amarillo.

Existen varias especies del mismo género que la planta del café, pero, solo dos de estas especies son las usadas para preparar la tan popular bebida, estas especies son Coffea arábica y Coffea canephora.

En el caso del Coffea arábica, es conocido por ser el más cultivado desde tiempos remotos, en la actualidad, esta especie representa aproximadamente el 75% de la producción mundial de café y, es comúnmente cultivado en países de Centro América, América del Sur y también en México.

Mientras que el Coffea canephora, es conocido por ser usado en la fabricación de café instantáneo, tiene un sabor mucho más fuerte que el anterior, y se dice que es originario del Congo Belga, actualmente conocido como República Democrática del Congo, hoy en día, este país sigue produciendo este tipo de café.

El Coffea canephora también se produce en países como Brasil, India, Angola, Filipinas, Madagascar, Indonesia y Costa de Marfil.

Historia del café

Ya se mencionó que, muchos aseguran que la planta del café proviene de Etiopía, por supuesto que, esto no se encuentra del todo aclarado, aunque se conoce una leyenda difundida por un pastor de Abisinia llamado Kaldi, en su leyenda contaba como una cabras habían sufrido unos efectos tonificantes después de consumir unos pequeños frutos de color rojizo.

Este pastor llevo unas muestras a un monasterio de las hojas y frutos de la planta que consumieron estas cabras, con el fin de comprobar los efectos que observo, de esta forma, los monjes que se encontraban en el monasterio probaron una bebida preparada con los frutos, con el fin de evitar quedarse dormidos durante sus oficios nocturnos, este experimento al parecer tuvo resultados positivos.

Se conoce que, la primera referencia escrita del café fue hecha por Abd Al-Qadir al-Jaziri, en esta referencia se habla del traslado del café desde Etiopía hasta Yemen, evento que ocurrió en el sigue XV, aquí se habla de que los sufíes lo utilizaban para evitar quedarse dormidos mientras realizaban sus oraciones.

En la misma referencia antes mencionada, se dice que el café luego fue llevado a Arabia.

La expansión del café se produjo en el mismo siglo XV, porque una vez se encontraba en la tierra de los árabes, estos decidieron llevarlo a Turquía, Persia, Egipto y África Septentrional. Curiosamente, para el año 1630, se podrían encontrar una gran cantidad de cafeterías en las zonas del Cairo.

En el caso de Europa, el café llego a estas tierras con ayuda de los mercaderes venecianos aproximadamente en el año 1600, claro que no fue tan bien recibido por todos, en esta zona el café paso por una serie de grandes controversias antes de ser aceptado.

Hubo incluso movimientos que querían prohibir el consumo de café, hasta el punto de que algunos sacerdotes católicos llamaron a esta bebida como “una marga invención de satanás”, un nombre bastante dramático, pero, según ellos, el café representaba una amenaza al ser un posible sustituto del vino, el cual, se dice fue santificado por Cristo.

Mientas que ha tierras americanas, el café llego para el año 1689, en los Estados Unidos tuvo un recibimiento increíble, hasta el punto de que la declararon como una bebida nacional.

El café obtuvo una mayor aceptación en el siglo XVIII, pero, en las colonias estadounidenses siguió existiendo cierta resistencia al consumo de café, solo porque no pensaban que esta bebida era mejor que el alcohol, aunque este pensamiento cambio durante la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, porque durante esa época, la demanda de café subió de forma considerable.

Para el siglo XIX, el café se convirtió en un producto de consumo diario para los estadounidenses, esto ocurrió por varios factores importantes.

Comenzando porque la guerra evito que se siguiera importando té, una de las bebidas más cotizadas de ese momento, también influyo el crecimiento de la demanda durante la Guerra de Independencia, y algunos avances tecnológicos que surgieron para elaborar el café.

Para la zona de América del Sur, las primeras plantaciones de café se dieron en el año 1808 en Colombia, en este país las plantaciones se fueron expandiendo poco a poco, hasta que en 1890 se volvió parte de la economía regional.

Nutrientes del café

Esta popular bebida les brinda más que un gusto a las personas que lo consumen, porque se encuentra llena de vitaminas y minerales, los cuales le traen beneficios importantes al organismo de las personas.

Los nutrientes que posee el café son los siguientes:

  • Vitaminas. Este producto posee una gran variedad de vitaminas, tales como: Vitamina A, Vitamina B1, B2, B3, B5,B6, B7, B9 y B12, así como también Vitamina C, Vitamina D, Vitamina E y vitamina K.
  • Minerales. Los minerales que posee este producto son: Potasio, Calcio, Hierro, Fósforo y Sodio.
  • Antioxidantes.Los antioxidantes que posee el café son: el ácido cloro génico, ácidos fenólicos y melanoidinas.
  • Otras sustancias.Es importante destacar que el café también posee: Alfa caroteno, Alta tocoferol, Beta caroteno, Beta criptoxantina, Delta tocoferol, Niacina preformada, Retinol, entre otras.

Además de todo lo ya mencionado, tenemos una sustancia en particular que posee el café, esta puede que sea la más conocida por las personas, esta sustancia es la cafeína.

La cafeína es la sustancia del café que tiene la capacidad de actuar como estimulante del sistema nervioso, esta puede producir en las personas un estado de alerta, además de que disminuye la somnolencia, es decir, ayuda a las personas a no quedarse dormidas, este efecto puede varias dependiendo de la persona que lo consuma.

Usos del café

El café es un producto bastante versátil, pero, su principal uso es en el área alimenticia, y por supuesto que, la forma más común de consumirlo es a través de infusiones, estas infusiones pueden ser preparadas de muchas formas diferentes.

Algunas de estas formas son: una simple bebida caliente, mezclándolo con otros productos como la leche, preparando bebidas frías, entre otras.

En la misma área alimenticia, el café es usado para la repostería e incluso para la confitería, en estas dos practicas el café es muy popular, porque su sabor le agrega al producto final un toque interesante, el café es usado para agregarle aroma a los helados, como complemento en la elaboración de bombones, en la elaboración de muchas tortas o ponqués, entre muchos otros usos, en esta área.

Otra área donde el café es cotizado es en el área de los fármacos, una cantidad importante de medicamentos son creados utilizando la cafeína que contiene el café, esto se debe a que sus propiedades son capaces de estimular el sistema nervioso.

Es importante destacar que, la cafeína también es usada en otros productos como el refresco, así como también, una vez los granos pasan por varios procesos, también son usados para crear cremas o incluso licores.

Adicionalmente, el café tiene un uso bastante particular, ya que puede ser usado como fertilizante, o más específicamente, los restos del café se pueden usar como fertilizante, esto es posible porque estos restos contienen un alto contenido de nitrógeno, potasio, fósforo, entre otros minerales que ayudan al desarrollo de las plantas.

Beneficios de consumir café

Al consumir café puede brindarle varios beneficios a su organismo, por supuesto, debe consumirlo de forma moderada, porque todo en exceso es dañino.

Estos beneficios son los siguientes:

  • Influye en el estado de alerta de las personas.
  • Ayuda a reducir la fatiga y a combatir el asma.
  • Puede elevar el estado de ánimo.
  • Ayuda a reducir el riesgo de sufrir de cirrosis.
  • Al ser un producto rico en antioxidantes, contribuye en la prevención de varios tipos de cáncer, como el cáncer de vejiga o hígado.
  • Reduce el riesgo de sufrir diabetes de tipo 2.
  • Puede aliviar el dolor de cabeza e incluso algunos tipos de migraña.
  • Contribuye en la memoria a corto plazo, además de tener la capacidad de retrasas e incluso evitar el alzhéimer.

Si desea disfrutar de todos los beneficios que ofrece el café, debe evitar consumirlo en exceso, porque de lo contrario, puede comenzar a sufrir efectos que le pueden causar varios trastornos a su salud.

Algunos de estos trastornos pueden ser insomnio, nerviosismo, varios problemas gastrointestinales como la gastritis, taquicardia provocada por la sobre estimulación del corazón, deshidratación, aumento considerable de las veces que orina al día, y excitación.

Otro problema importante con respecto al exceso de café, se trata de que la cafeína, puede causar vasoconstricción y elevar la presiona arterial, si esto ocurre, el sistema circulatorio puede verse comprometido, trayendo como consecuencia problemas en el corazón.

Sugerencias para disfrutar el café

Ya se le ha comentado lo versátil que puede ser el café a la hora de usarlo en la cocina, además de ser preparado como una infusión, el sabor que le brindan todos los aceites naturales y las azucares que posee cada grano, permiten agregarlo en diversas preparaciones.

Teniendo lo anterior en cuenta, se le presentaran algunas sugerencias que puede tomar, para disfrutar de este producto de la mejor forma posible.

  • No debe permitir que el café hierva a la hora de prepararlo, esto arruinaría su sabor.
  • Si usted mismo va a moler los granos, debe usarlos de inmediato, para conservar su sabor, es decir, solo muela lo necesario.
  • Si pide en alguna cafetería un café expreso, debe observar que la espuma tenga un color acaramelado, esto confirmara que fue preparado correctamente.
  • Es mejor tomar el café en tazas pequeñas, para disfrutarlo caliente, si usa una taza muy grande, para el final estará tomando un café fría que no será muy agradable. Recomiendan usar tazas de porcelana, vidrio, loza o barro.
  • No es nada favorable servir el café en vasos de plástico o metal, porque este tipo de material suele alterar el sabor original del café.
  • Si tiene la necesidad de volver a calentar el café, lo mejor es hacerlo a baño maría.
  • Puede preparar el café usando agua mineral, la cual, se encuentre a una temperatura de entre 85 y 95 grados, si deja que hierva, debe esperar a que se enfrié un poco para usarla.
  • El mejor acompañante para el café es el chocolate amargo, porque este producto tiene la capacidad de realzar el sabor del café.

Con estas sugerencias, es probable que tenga una mejor experiencia a la hora de consumir café.

Algunos mitos del café

La realidad es que existen varios mitos alrededor del café, algunos de estos han llevado a las personas a dudar de los beneficios que le ofrece el café, por lo tanto, a continuación se le mencionaran algunos de estos mitos, para que los tenga presente.

Comenzando por la cantidad de café que debe consumir una persona, esto depende de la persona, lo normal es consumir 2 o 3 tazas diarias, ya tomar 4 o 5 si se puede considerar como algo exagerado. Si es una persona que no está acostumbrada a tomar café, si desea hacerlo, puede tomar 1 o 2 máximo, en este caso influye la sensibilidad de la persona al producto.

Otro gran mito es la adicción al café, muchos lo consideran como otra droga más, a pesar de la sensación de alivio que le puede dar el café, esta bebida no es una droga.

Es importante destacar otros mitos, tales como:

  • Tomar café produce cálculos renales. No existen relación entre el consumo de café y la generación de cálculos renales, ni tampoco cálculos biliares.
  • Disminuye la concentración de azúcar en la sangre. Esto no es del todo cierto, si se descubrió que el café tiene el beneficio de aumentar la sensibilidad a la insulina en el cuerpo, es decir, al consumir de forma habitual y moderada el café, la insulina puede trabajar mejor, por lo tanto, existe un mayor control en la cantidad de azúcar que hay en la sangre.
  • El café puede descalcificar. Es totalmente falso que el café causa osteoporosis, consumir café no ocasiona ningún tipo de daño a los huesos.

Claro que existen algunos otros mitos, estos solo son algunos de ellos, pero, lo importante es que tenga claro que, el café es una deliciosa bebida, ideal para acompañar su desayuno, para acompañar un delicioso postre, también como parte de una rica merienda, y mucho más.

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.