Para qué sirve el cartílago de tiburón

Introducción

Hoy en día, la medicina natural es considerada completamente importante y llena de efectos y resultados positivos en todo momento. Si bien existen algunos que no resultan efectivos y sus resultados no son del todo satisfactorios, cada día los especialistas en la materia realizan cambios y generan diferencias en las dosis a tomar, con el fin de modificar cada propiedad a favor. Sin embargo, lamentablemente no es prioridad recurrir a la medicina natural a la hora de tratar enfermedades comunes, ya que se recurre a la farmacia local de forma directa y se adquiere un tratamiento farmacológico que si bien ofrece efectos inmediatos, también generan un daño en otras zonas del organismo, que con el tiempo comienzan a salir a la luz.

El cartílago de tiburón es uno de esos elementos que se han descubierto gracias a sus efectos positivos en el organismo humano, y es un tejido que ofrece apoyo y fortaleza a nuestros huesos. Lamentablemente, este se obtiene tras capturar tiburones en el Océano Pacífico, y si bien no estamos de acuerdo con el maltrato animal, ni con el abuso en su hábitat natural, podemos disfrutar de los efectos de este medicamento gracias a ello y ya verás las razones.

De forma muy común, desde que se descubrieron las propiedades curativas y regeneradoras de este tejido, se ha visto luz en cuanto al cáncer se refiere, sobretodo en aquel que se denomina sarcoma de Kaposi, el cual tiende a ser sumamente común en aquellas personas con VIH. Sin embargo, no sólo se utiliza para combatir células malignas del organismo, sino también enfermedades más comunes, como la artritis, la psoriasis y la enteritis. En ocasiones menores, suele utilizarse para cicatrizar heridas y para tratar daños que hayan sido incurridos en la retina.

Propiedades del cartílago de tiburón

Existen ocasiones en donde a muchas personas les ha prestado el hecho de utilizar el cartílago de tiburón en forma de pomada, de modo que se colocan este tejido directamente sobre la piel, tratando enfermedades cutáneas, alergias, artritis y psoriasis, dependiendo de los síntomas que se estén llevando a cabo.

Este tejido se ha estado estudiando desde hace mucho tiempo atrás, incluyendo siglos y épocas anteriores, sobre todo desde que se descubrió que sus células actúan en nuestro organismo de modo positivo, además de que contiene nutrientes como el calcio y el fósforo. En años anteriores, el cartílago de tiburón solía ser utilizado como un gel y se añadía en platillos, por lo que era consumido; especialmente en sopas. Sin embargo, con el pasar de los años se han estado realizando estudios hacia este grandioso tejido y los resultas han sido fascinantes, por lo que dejó de considerarse un ingrediente más en una sopa corriente.

Tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias, por lo que ayuda de forma directa a disminuir inflamaciones y a reducir dolores, dependiendo del tipo de dolor que sea. Por otro lado, se llegó a descubrir también que este tejido fortalece el sistema inmune y previene la aparición de tumores. Partiendo de este hecho, se han tomado estas propiedades como positivas y se ha recomendado añadir en dietas. Pese a ello, no todas las personas están dispuestas a consumir tiburón, por lo que esto se vuelve difícil, por lo que se crearon pastillas y cremas especiales que se basan directa y principalmente en el cartílago del tiburón, con el fin de no perder todas sus propiedades y características.

Este tejido se caracteriza por estar rico en cuanto a colágeno y sulfato de condroitina se refiere, pero no sólo esto, sino que también cuenta con un grupo grandioso de carbohidratos complejos que se conocen como mucopolisacáridos, que actúan en nuestra piel combatiendo bacterias, por lo que entonces se habla de ciertas propiedades terapéuticas. Al contar con todo este gran número de propiedades, es común que se vuelva un tejido que muchos quisieran poseer, sobre todo por sus propiedades en cuanto al refuerzo del sistema inmune se refiere. Además, se ha comprobado científicamente que en cualquier presentación, este tiende a ayudar en la recuperación de los tejidos del organismo humano, por lo que se utiliza de forma común en el tratamiento de la artritis.

Por otra parte, el cartílago de tiburón suele utilizarse de forma común en las dietas, sobretodo porque genera una fuente de proteínas magnífica, y siempre que sepa cocinarse y consumirse, ayudará en la salud del individuo de forma directa. En épocas anteriores solían realizarse platillos de sopa de con este tejido con el fin de ayudar con el dolor de las lesiones adquiridas. Hoy por hoy, se sigue consumiendo, sobre todo para prevenir el cáncer.

Pese a ello, como ya habíamos comentado, no todas las personas están dispuestas a consumir este alimento poco común, por lo que se puede conseguir en tiendas naturistas y herbolarías, en cápsulas, comúnmente. Ahora bien, la gran pregunta tras esto es:¿resulta realmente es efectivo? Y la respuesta viene dada gracias a diferentes estudios que han calificado el producto y han observado todos sus beneficios en diferentes organismos, por lo que es aprobado. Sin embargo, como cualquier medicamento común o natural, el cartílago de tiburón también es capaz de fallar o de no ser suficiente, dependiendo de la forma en la cual se esté tomando y dependiendo de cada organismo y su respuesta ante el fármaco natural.

Beneficios del cartílago de tiburón

Tras un sinfín de estudios realizados y de observar cómo actúa este tejido sobre el organismo humano, en su gran mayoría, se ha llegado a la conclusión de que, en definitiva, el cartílago de tiburón cuenta con una gran cantidad de beneficios que se basan en los usos que se le otorga.

Los principales beneficios del cartílago de tiburón, son los siguientes:

Lubricador articular

Este tiende a ser uno de los principales beneficios del cartílago de tiburón, sobretodo porque cuenta con efectos regeneradores y antiinflamatorios, además de ayudar con el dolor. En cada una de nuestras articulaciones se cuenta con cierta cantidad de líquido sinovial que amortigua el choque de huesos siempre que se realicen movimientos. Este líquido comienza a disminuir conforme va pasando el tiempo y más uso se le otorgue, y es cuando el cartílago de tiburón comienza a actuar, regenerándolo y evitando así molestias. Además, si a esto se le suma una práctica de ejercicios habituales, los resultados son maravillosos.

Efecto anticancerígeno

Si bien no estamos hablando sobre curar el cáncer o eliminarlo por completo del sistema, así como tampoco se trata de confiar plenamente en este medicamento sin buscar ayuda médica, un gran número de aportes científicos han llegado a la conclusión de que el cartílago de tiburón es capaz de evitar el desarrollo de células cancerígenas. Esto se ha logrado comprobar tras utilizar el tejido en personas con un riesgo sumamente alto de padecer de cualquier tipo de cáncer. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esto no quiere decir que el cáncer se vaya a detener si ya se encuentra en el organismo en estado avanzado, por lo que es importante entender esto.

Es, en mayoría, una excelente prevención con la cual se puede evitar la aparición de células cancerígenas en el organismo, protegiendo entonces tejidos y reduciendo en gran medida la aparición de tumores.

Ayuda a disminuir la psoriasis

Si bien la psoriasis es una enfermedad inmunológica que se observa en la piel, y no cuenta con una cura, el cartílago de tiburón ofrece sus beneficios a todas aquellas personas que la padezcan, sobretodo porque este tejido ayuda a normalizar el crecimiento de los vasos sanguíneos en la piel, lo que fomenta el desarrollo excesivo de capilares. Se han observado un gran número de casos de psoriasis controlados a base de este tejido natural.

Refuerza el sistema inmune

Gracias a sus propiedades y a todos los minerales y nutrientes con los que cuenta, el cartílago de tiburón es capaz de reforzar considerablemente el sistema inmune de cualquier personas, además de que afecta de forma positiva lo que es el sistema óseo del cuerpo. Partiendo de este hecho, se utiliza el cartílago de tiburón para tratar problemas inmunes y óseos, incluso si estos son graves. De aquí que se utilice en el tratamiento contra la artritis. Por otro lado, al reforzar el sistema inmune, se evitan enfermedades virales que se encuentran en el ambiente de forma común.

Ayuda en la pérdida de visión

Al comienzo del artículo hemos dejado claro que el cartílago de tiburón también ayuda con los ojos, especialmente en aquellas personas que van perdiendo la visión por la vejez, por lo que actúa en personas mayores. En sí, el tratamiento para obtener este beneficio es consumir cartílago de tiburón durante veinticuatro semanas, gracias a su gran aporte de vitamina A.

Alivia problemas cutáneos

Por último, se observan cremas tópicas que ayudan de forma considerable a tratar problemas cutáneos, y no sólo la psoriasis, sino también síntomas como ardor, picazón y enrojecimiento. Sin embargo, su función es muy corta, por lo que brinda beneficios en un periodo de tiempo limitado.

Es importante destacar que la mayoría de los beneficios que ofrece el cartílago de tiburón tiene que ver directamente con enfermedades conocidas y en su mayoría graves, por lo que es necesario tener en cuenta que se debe consultar con un médico antes de realizar cualquier tipo de ingesta medicinal de este tipo. Además, es importante señalar que el cartílago de tiburón se considera seguro para un 90% de la población, sobre todo por sus efectos positivos y el mínimo de efectos secundarios que es capaz de generar.

Sin embargo, es importante tener presente que este medicamento, en la presentación que sea, debe ser ingerido de la forma correcta y no sobrepasar el límite. No obstante, esto no quiere decir que no cuenta con efectos secundarios o efectos comunes tras y durante su uso. Los más comunes tienden a ser un sabor extraño en la boca, como amargo, además de náuseas y vómitos. De forma común puede ocurrir malestar estomacal y ciertos cuadros de fatiga.

Advertencias sobre el cartílago de tiburón

Por otro lado, además de los efectos secundarios mencionados, y a pesar de que este producto es natural, puede llegar a tener ciertos efectos desfavorables en algunos casos, en donde destacan el embarazo/lactancia y los niveles de calcio.

En sí, lo que ocurre es que durante el embarazo existen muchos cambios tanto físicos, como emocionales y hormonales, por lo que hay que tener mucho cuidado con las dosis de este medicamento. Incluso, es importante tener en cuenta que debería evitarse su utilización, ya que si bien no se han establecido efectos negativos comprobados, es preferible evitar problemas mayores.

Por otro lado, se encuentra la hipercalcemia, la cual es una patología que hace referencia sobre los niveles altos de calcio, los cuales pueden aumentarse aún más al utilizar el cartílago de tiburón. Partiendo de este hecho, se recomienda evitar su uso durante esta patología.

Además de estas dos situaciones, existen una serie de medicamentos que fomentan la debilidad del sistema inmune y que interfieren con el procedimiento del cartílago de tiburón. En sí, lo que ocurre es que ambos medicamentos tienden a interferir en los efectos del otro, por lo que hay que recurrir a un médico que ayude con la receta de ambas dosis o con algún cambio que deba realizarse con el fin de solucionar este choque de propiedades.

Del mismo modo ocurre con algunos alimentos, aunque en menor medida suelen ser los efectos. Peculiarmente, los alimentos capaces de interferir con el cartílago de tiburón suelen ser frutas, en donde destacan aquellas que son ácidas (naranjas, manzanas y uvas), además de los tomates. Ocurre que estos disminuyen los efectos del medicamento, sobre todo si se ingieren al mismo tiempo.

Por último, es importante tener en cuenta que se debe administrar una dosis adecuada del cartílago de tiburón con el fin de que el mismo genere los efectos deseados y no cause efectos secundarios. Sin embargo, establecer la dosis adecuada depende de diferentes factores, como la edad del paciente, su estado de salud y otras condiciones, así como también las razones por las cuales se quieren utilizar. Es importante tener en cuenta que se debe seguir al pie de la letra la dosis que un médico establezca en cada caso.

Fuente| Wikipedia

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.